Saturday, November 01, 2008

Fuego...


¡Hola a todos! Me llama la atención la honestidad de los fabricantes de esta salsa picante, muy picante, extremadamente picante, que me topé por estos lares texanos.

Es una especie de advertencia a aquellos meros machos que se sientan en los restaurantes locales y piden, a vox pópuli, el picante, y luego de probarlo sonríen maliciosamente y sueltan cosas como “¿Quién dijo que esto es picante?”, o advierten a otros comensales: “Esto no pica nada”, concepto que cae por su propio peso una vez que a los novicios, como yo, en el arte de comer “hot and spicy” (como se conocen aquí a la comida preparada con ajíes y pimientos ardorosos) nos da por probarla.

Es parte de la herencia mexicana en estas tierras el aderezar muchas de las comidas con chiles y pimientos. Lo difícil es, para el común de los mortales, poder comer sin que se nos salgan las lágrimas, que no de alegría precisamente, que no nos ardan los labios, la lengua, la garganta, la faringe y el estómago no acostumbrados a este fuego que, cual lava volcánica, va arrasando todo lo que encuentra a su paso, que no descansa, y que continúa hasta el infinito, y más allá.

Por eso no dejo de agradecer la honestidad de este fabricante, así que al probar, ya uno sabe de una vez a lo que se va a exponer, al momento, y al día siguiente.

Se les quiere mucho por estos lares de Dios.

* Traducción: "Fire in the hole"= fuego en el agujero

11 comments:

El loco said...

jajaja ta muy bueno so de "fire in the hole"...aunque mejor se oye en español definitivamente...incluso eso de "picante Nulo"...ya sabes no?
Yo también soy muy "mamita" para la comida picante...estuve en Méjico una vez y rebajé como 5 kilos jejeje
un abrazo amigo

Waiting for Godot said...

Fire in the hole jajajajajaja! :) Besos.

Capochoblog said...

No soy de comer picante, aunque siempre que cocino, a todo le pongo pimienta (que no tiene nada que ver cuando de este chile mexicano se trata) porque si no, no me sabe a gusto, pero te cuento, que una vez fui a margarita con unos amigos mexicanos que llegaron a pasar navidades conmigo y estando en Puerto Cruz, no se quien demonios dijo que habían unos mexicanos en el grupo y nos obsequiaron los lugareños, dos potes de picante tipico de la zona.

Pues te cuento que mis amigos, se mofaron de que: que podía ser mejor que el chile mexicano!!!? y cuando lo probaron, salieron corriendo a meterse un buche de agua salada porque se les inflamaron hasta las encías!!!

Que risa de pana... yo lo probé y te digo, jamás he probado un picante tan sabroso como aquel, que desgraciadamente al ser casero, me ha sido imposible de encontrar en ningún otro lugar.

Besos picosos!!! (y cuidado con lo comes!)

Oswaldo Aiffil said...

Ja ja ja ja señor Loco! Picante nulo ja ja ja ja! Yo había escuchado "Picante Alida" el que quema en la entrada...ja ja ja! Hace unos años estuve en México y me pasó igual, lo peor es que me decían que no picaba, y fuegooooo!!! Un abrazo!

Así es mi querida Waiting ja ja ja ja, han sido muy honestos de su parte en advertir ja ja ja ja! Un beso tierna!

Naaaaaanyyyyyy beeeeellaaaaaa! Así con los meros machos del picante. Uno se lleva sus sorpresas. Una vez fui invitado a comer una sopa de gallina, y despues que me la sirven y antes de entrarle, vi un frasco de picante, pero como era de color blanco, y no anaranjado fuego, decidí probarlo lanzándole cinco gotitas a la sopa. Fuego en el 23! Y lo peor del caso es que, entre lágrimas, me la tuve que tomar porque allí era considerado un agravío no comérsela, Dios! Un beso Nany linda!

Mariale divagando said...

jajajajajaja cuando amplié la primera foto lo que más risa me dio fue precisamente "fire in the hole"...


Por cierto, ese picante blanquito es picante de suero, conozco a más de uno que ha caído por esas mismas razones.

Lena said...

Yo soy muy comedora de picante.

Me encanta y es un vicio....nunca hay suficiente.

Mis favoriton el ají amarillo peruano y el chile serrano.

Lindt acaba de sacar un chocolate negro con ají que es para morir de placer!

besitos, Oswaldo!

Miguel Pinto said...

Bueno, por allí dicen que cunado el picante es muy fuerte, pica dos veces... Tú sabes el resto.

Mi querido amigo Oswaldo, tengo tan poco tiempo que solo me puedo hacer un post al mes, poco mas o menos, y si escribo, no me da tiempo de leer y comentar es los blogs amigos, la verdad es que bloguear implica varias cosas además de escribir, y cuando se está como yo estoy, conjugarlo de manera apropiada se hace muy difícil.

Un gran saludo y mi aprecio.

Oswaldo Aiffil said...

Hola Mariale! El color es engañoso, es el más fuerte jejeje. Ya lo conozco muy bien jejeje.

Hola Lena! Wow, no puedo con ese vicio, me altera jajaja. Lindt? Chocolates finísimos, ya veo que para todos los paladares jejeje. Un beso mi querida escritora!

Michelaccio! Come va? Picante "Alida", a la entrada y a la salida jajaja! Ya se que estas bastante ocupado Michele pero tus historias son demasiado buenas, no dejes de escribir. Un abrazo!

IMAGINA said...

Jajajajajaja!
Me encantaría probarlo. Bueno...probarlo no más de a poquito y con un tequila a mano, por si acaso.

La verdad es que me encanta el picante, aunque a veces sufro horrores con él. Es una relación de amor/ odio o algo así como "ni contigo ni sin tí".
Un fabricante honesto es también a veces un fabricante visionario que saca partido a su propuesta de venta de una manera inusual y creativa.
Este picante equivaldría en Venezuela a un producto de fijación para el cabello que el fabricante llamó, también muy honestamente, "Moco de Gorila".....jajajajaja.

Oswaldo, yo también te quiero burda y leerte siempre es un placer.

Oswaldo Aiffil said...

Hola mon cherie Rosalie! Cómo se te extraña por estos lares de Dios. Resulta que eres también fan del picante, pues mucho cuidado jajajaja. Muchos esperamos que vuelvas con tu blog personal que tanta falta nos hace. Un beso grande mi querida Rosalie!

Oswaldo Aiffil said...

Hola mon cherie Rosalie! Cómo se te extraña por estos lares de Dios. Resulta que eres también fan del picante, pues mucho cuidado jajajaja. Muchos esperamos que vuelvas con tu blog personal que tanta falta nos hace. Un beso grande mi querida Rosalie!