Saturday, November 22, 2008

Magdalena

Ella tiene una de las sonrisas más hermosas que mis ojos han visto jamás. Una sonrisa que envuelve, que hipnotiza, que transporta, que es completamente espontánea, y que no puedo disimular lo mucho que me gusta.

Una voz, melódica, aterciopelada, que provoca quedársela para siempre y sacarla sólo en momentos de tristeza o melancolía, como un remedio celestial para curarse definitivamente.

Para completar el alud, tiene unos ojazos pardos, que “¡mare mía!”. Son grandes, vivaces, esperanzadores, revitalizadores del espíritu, y, ¿por qué no?, del cuerpo; un color de piel avasallante, como bronceada, a ver, más bien diferente, si, es acaramelada, como de arequipe, es toda dulce ella, hasta de piel.
Ya quisiera yo que se patentara la fórmula mágica que envuelve la belleza de espíritu con la belleza física, ésa que no permite que se sepa dónde termina una y dónde comienza la otra, para que todas la tuvieran, pero no, cada ser humano es único e irrepetible, así tengamos hábitos en común, siempre hay un conjunto de cualidades que nos diferencian de los demás, que nos hace únicos.

No puedo evitar preguntarle de dónde viene. Tengo que saber de dónde vienen unas mujeres tan hermosas, tan llenas de vida, cuyas sonrisas son capaces de devolverle la alegría a quien ya ha perdido toda esperanza.

Me dice que nació en Uganda, aunque su familia viene de la India. Puedo ver la diversidad en su rostro, la fórmula perfecta, de la unidad indivisible, de la mezcla única de ingredientes.

Cada vez que voy a su negocio, en el camino voy pidiendo a Dios que me permita verla una vez más. Que no lleguen más clientes en ese momento para poder disfrutar de esos instantes de alegría del espíritu, de esos pequeños flashes de felicidad. Y Dios es bueno, porque muchas veces me lo ha permitido.

Como soy algo observador, puedo ver detrás de esa mirada, que me mata, un halo de tristeza, un leve halo, difícil de distinguir, más aún cuando te encuentras envuelto en esa magia que ella misma inspira, en esos ojos, en esa sonrisa tan bonita, en ese color de piel.

Esa tristeza está allí, muy adentro, pero lo está. Quiero saber que puede causarle tristeza a un ser de luz como éste, pero no puedo ahora. No se ha establecido la confianza, no es el lugar, no es el momento, pero la duda me asalta y permanece conmigo.

Hace poco supe que está casada con un hombre malo. Que maltrata a sus empleadas, que las humilla, que las veja cada vez que puede, que tiene malos sentimientos. Y até los cabos sueltos de la tristeza, de ese halo que brilla levemente dentro de esa mirada tan hermosa y sublime.

Esa tristeza tenía que tener un origen, y ese origen está allí. Por eso cuando voy, ella despliega lo más bonito que tiene dentro de sí hacia mí, porque, sin querer evitarlo, soy su fugaz momento de felicidad.

Pienso que ella está plenamente consciente de ello. Es prisionera de su propio destino, ése que la amarra a tan detestable ser, pero sabe que dentro de ella hay cosas bonitas para compartir, que había soñado que alguien, en algún confín del mundo sería capaz de encontrarlas y valorarlas, disfrutarlas, y ese alguien, momentáneamente, fugazmente, por ráfagas, por minutos, por instantes que quizás serán interminables en su vida por cada vez que los reviva, y ese alguien soy yo.
*La fotografía es de Judi Bailey y se llama "Pretty brown eyes"

20 comments:

MM said...

Gracias por ese comentario en mi página!

Capochoblog said...

Sabes? Te he leído, como siempre con todo el gusto del mundo, pero... de pronto me asalto la interrogante a la presunción... al suponer las cosas como ciertas cuando en realidad no son más que parafernalias que la gente se inventa para si misma, para vestir de rosa su propio vacio...

Debe ser hermosa tu Magdalena, para que te expreses así de ella, con ese halo misterioso y tan sencillo que la hace más impactante al expectador que no la ha visto jamás... pero entonces pienso en eso, en esa costumbre que tenemos de tejer una historia antes de preguntar y peor, tejerla cuando no tenemos bases reales que no vayan más allá de la simple observación que hacemos, por breve que esta sea...

Si, hay muchas Magdalenas, algunas son ponderadas por vivir con ese halo de tristeza en los ojos y por ende se les ve más actractivas... y a otras, que son muy hermosas de por si; y por lo mismo se les inventa el halo triste porque no cabe en la cabeza de ciertos personajes que la tristeza que ven no sea más que el reflejo de su propio vacio... su única y muy triste manera de establecer que la belleza no exista más allá de sus propios confines...

Ya ves? tenía tiempo que no me ponía a... divagar? quizás...

Lo que si me queda por cierto, más allá de toda presunción somera, es que con usted amigo mio, el día que le vea triste, me plantaré delante y se lo preguntaré sin caretas y sin falsos abrigos.

:)

Besos, cariño mio. Muchos Besos para este domingo que se nos avecina y para el resto de la semana.

Oswaldo Aiffil said...

Konnichiwa Silma san! Fijese que en cada historia encontramos muchos parecidos en la vida real, asi es la literatura a veces, un espejo de la propia realidad. Muchas gracias. Un abrazo amigo!

Hola Maruja! Yo ya tuve la dicha de disfrutar de tu primer trabajo, excelente, sobre todo la versión que hiciste de "Fly me to the moon". de antología, por lo que solo espero regresar a Venezuela para disfrutar de este nuevo CD de jazz, con tu voz tan hermosa. Un abrazo y bienvenida siempre a esta casa virtual.

Naaaanyyyy beeellaaaaaa! ¿Sabes algo? El relato pertenece en su totalidad a la ficción. No es una crónica de hechos reales en su totalidad. Hay elementos reales, como no, pero los hay también que pertenecen a la fábula. Perfectamente válido utilizarlos y las interpretaciones y comparaciones con el mundo real corren por cuenta de quien tenga a bien hacerlas. Por mi parte solo es un ejercicio literario, así, sin más. Claro que tiene parecidos con la realidad. Según lo que has vivido puedes encontrar espejos en la historia. Todo es segun el color el cristal con que lo mires. Muchos besos Nany bella!

Waiting for Godot said...

Mi Oswaldo Bello, el comentario que habia escrito se queda para ti :)

Es muy triste lo que le pasa a Magdalena, cierto que todos podemos controlar nuestro destino a mucha gente le cuesta, pero es posible. Besotes para ti mi Oswaldo!!!

Oswaldo Aiffil said...

Hola mi querida y tierna Waiting! Es una lástima que usted haya borrado el comentario porque es hermoso, tan hermoso como las letras que usted escribe en su blog y que me la dibujan como a una mujer excepcional. Sorry Pisha but I love her too. El relato, querída Waiting, es de mi propia inspiración y le pertenece a la ficción. Claro que tiene ribetes de realidad que la gente que lee puede ver reflejados, es verdad. Mucho me gustaría responder el comentario borrado, de manera personal, así que voy a ver si encuentro tu e-mail en tu web. Muchos besos Waiting, se te quiere sobremanera por estos lares de Dios!

Waiting for Godot said...

I love u too Oswaldo! :)

Oswaldo Aiffil said...

Gracias Waiting! Lo bueno de los blogs es que nos han permitido conectarnos en la distancia, conocernos y mantener una amistad, aun sin habernos encontrado la primera vez. Dios bendiga a los blogs! Muchos besos!

Oswaldo Aiffil said...

Hola a todos! Por primera vez desde que se creó esta bitácora, he tenido que remover un comentario publicado con fines inconfesables y que hirió a dos amigas blogueras muy querídas de esta casa virtual que no ha hecho otra cosa que recibir a todos con los brazos abiertos y agradecerles por la buena vibra que traen en sus visitas.
Las vibraciones que ustedes dejan son el principal motivo para continuar con esta bitácora que se mueve por temas diversos de un post a otro, sin lesionar ni dañar de ninguna forma a ustedes, los lectores, que son el activo más importante de la casa.
Por aqui estamos a la orden para quien quiera venir de buena fe, con mucho respeto para mi y para los amigos de la casa. Si lo que usted va a decir, despues de meditarlo, considera que no contribuye a plenar el ambiente de vibraciones positivas, agradecemos que por favor no perturbe el ambiente que todos disfrutamos. No quiero marcharme esta noche sin ofrecerles un regalo, zen, como todo lo que me guía:
"Una persona que no sabe, pero que sabe que no sabe, es un estudiante: enséñalo!
Una persona que sabe, pero que no sabe que sabe, está dormido: despiértalo!
Pero una persona que sabe, y que sabe que si sabe, es sabia: síguela!"
Viejo proverbio asiático

Capochoblog said...

Por esa forma de ser que tienes tan clara y directa, es que te quiero como te quiero mi viejo bello!!!

Muchos besos y buenas noches.

Lena said...

(Gracias. Mil veces.)

Waiting for Godot said...

Querido Oswaldo: lo que distingue a la gente son sus hechos, las palabras se las lleva el viento y hacer las cosas que consideramos correctas es lo que diferencia a los humanos, no todos tienen la valentía para hacerlo. Pero tu eres tu Oswaldo, así que me quito el sombrero. Besos. Muchos besos.

Lena said...

Quiero agregar que el maltrato doméstico y la violencia de genero son temas muy serios.
En España en lo que va de año han muerto 56 mujeres a manos de sus parejas. Más de dos mujeres al mes.

Para aquel interesado en el tema recomiendo el blog de Sasian quien lleva una campaña para que esto acabe.

http://montedelnebro.blogspot.com/

No dejen de echarle un vistazo.

Tu post, Oswaldo, es un acierto.

Un abrazo!

Silvia said...

Hola Oswaldo!

Que bonita historia, un poco triste, por eso me gusta, en cuanto a lo que leo y lo que escribo me parece siempre un desperdicio la felicidad absoluta,me inclino hacia otros sentimientos mas ricos en descripciones y misterios!

Cariños!

Silvia

Miguel Pinto said...

Yo te entiendo, creo que tenemos con la gente percepciones muy parecidas, yo ando viendo lo que hay detrás de las miradas de la gente y de su aparente felicidad, y si es una mujer bella entonces, me dan ganas de ayudarla a ser feliz.

Un abrazo amigo, te deseo que aproveches siempre las sutiles muestras de los sentimientos de la gente, pues con esos detalles aprendemos a conocer a los demás y nutrir el espíritu.

Lindisima said...

Mi querido Oswaldo he regresado y no quería dejar de pasar por tu rinconsito y encontrarme con tan bella historia que me hizo mover mi corazón, me encanto, te dejo un beso grande para ti.

Pansy said...

Hola!, paso por aqui a saludarte y por supuesto a leerte, como siempre, tienes la capacidad de meterlo a uno en tus fascinantes historias...
Espero que estes muy bien...
Un abrazo!

Maie said...

Bellisimo escrito...que belleza de mujer debe ser esa de la sonrisa alegre y la mirdad triste... la imagino muy bien... que bella forma de describirla. Saludos

Oswaldo Aiffil said...

Buenas noches a todos! Mis disculpas por la larga ausencia, por motivos de trabajo y personales. Se les agradece muchísimo la buena vibra que dejan por estos lares de Dios!

Naaanyyyyy beeeellaaaaaa! Ni imaginas lo mucho que yo te quiero, ni imaginas. Un beso enorme!

Hola Lena! Gracias miles a ti por tus letras tan hermosas y llenas de amor. Eso, definitivamente, hay que agradecerlo. Un beso!

Mi tierna Waiting! Sin palabras. Tu lo inspiras a uno, es eso, nada más! Un beso!

Hola Lena! ¿Sabes? De veras es serio eso de la violencia de género, de veras es muy serio. A veces uno se queda impotente de no poder hacer nada que pueda perjudicar, lejos de ayudar, pero, ¿Sabes otra cosa? Jamás indiferente! Un beso!

Hola Silvia Adela. Definitivamente en ti tengo una fan :-) Gracias! Los sentimientos están explícitos en ese relato, solo hacen falta ojos para el que quiera ver. Un beso enorme!

Hola Michelaccio! Muy sabias tus palabras, y yo se que los dos tenemos ese sentido muy desarrollado, ese que nos permite ver más allá de una mirada. Un gran abrazo amigazo!

Hola Lindísima! Buenísimo volver a saber de ti. Siempre es bueno tomarse un descanso y volver con nuevos bríos. Se te quiere mucho por estos lares de Dios! Un besazo!

Hola Pansy! Y vaya que has leído mis historias, desde el mismo comienzo del blog están comentándolas. Esa permanencia, ese afecto, es algo que se siente y se agradece mucho! Un beso muy grande para ti preciosa!

Hola Maie! Antes que nada, muchos besos a mi bella Luna! Gracias por lo que me corresponde linda! A pesar de la ficción, la historia tiene un origen muy bonito y triste a la vez...Besos Maie!

EUCHY said...

Tenía que pasar por aquí.

Qué agradable eres, Oswaldo! ¿cómo fue que me perdí por tanto tiempo de esta grandeza?

Gracias por todo.

La verdad, me reí mucho y la pasé muy bien. Espero que tu también (estoy segura, con ese anfitrión que teníamos).

Un beso grande, feliz domingo ♥

Oswaldo Aiffil said...

Hola querída Euchy! Gracias, muchas gracias por tus palabras. Fue un momento inolvidable el que pasamos Beny, tú y yo. De esos momentos que no se repiten jamás. Lo disfruté muchísimo. Lo que iba a ser un café se convirtió en una tertulia de mañana y tarde, en un ambiente de full buena vibra, y vaya que lo disfrutamos, todos los presentes. Ya sabes que esta es tu casa y aquí se te quiere mucho. Un beso enorme!