Friday, November 07, 2008

El viento ha cambiado...

Dios me ha permitido ser testigo presencial, en el terreno de los acontecimientos, de un hecho trascendental. Uno de los procesos electorales más importantes en la historia contemporánea, de más participación, sobre todo de la población joven, que dejó de lado la comodidad y el escepticismo y se plantó decididamente a luchar por lo que creen les corresponde. Es la elección del próximo presidente de Estados Unidos.
Cuando comenzaron los primeros escrutinios McCain partió adelante. Hablo de seis de la tarde del martes 4 de noviembre. Kentucky fue el primer estado en dar a conocer sus resultados. Luego siguió Indiana. Y así continuaron. Y comenzaron los rumores. El efecto Bradley (recordando a un candidato negro que en 1982 se postuló para gobernador de California, y a quien las encuestas daban ganador pero al final resultó derrotado por su oponente de raza blanca).

Ya a las nueve de la noche la tendencia parecía irreversible. Obama aventajaba a McCain en los colegios electorales de manera amplia. A las diez fue proclamado ganador.


Su sola elección como presidente de los Estados Unidos de América es un cambio muy grande, sobre todo en un país donde la discriminación racial no ha desaparecido de un todo. Ha quedado demostrado una vez más que Estados Unidos es un país de oportunidades. Ellas están allí, para quien quiera luchar por ellas.


Ya dijo Obama en su primer discurso como presidente electo: “Si hay alguien por allí que aún tiene dudas en que Estados Unidos es un lugar donde todo es posible, que aún se pregunta si el sueño de nuestros fundadores permanece vivo en nuestros tiempos, que aún cuestiona el poder de nuestra democracia, esta noche es su respuesta”.

Puede que sea difícil para alguna gente entender esto, pero para alguien que hace 40 años quería ir al baño de un restaurant, y tenía que buscar un letrero que dijera “Colored” so pena de ser arrestado, el acontecimiento representa un cambio abismal.

Obama ha demostrado ser un excelente orador y motivador. Es uno de esos raros políticos tipo Bill Clinton, que cautivan a la masa. Ya a estas alturas debe estar dando los toques finales a su gabinete gubernamental, con problemas por delante que no son fáciles de resolver, como las guerras en Irak y Afganistán, y la crisis financiera apenas en ciernes y esperando medidas urgentes.

Como bien le dijo un día de diciembre de 1992 Carmelo Lauría (banquero y político socialdemócrata) a Aristóbulo Istúriz, un eterno luchador sindical del magisterio, cuando alcanzó por votación popular la Alcaldía de Caracas: “ahora vas a aprender que no es lo mismo dar agua que pedir agua”. Son las dos caras de la moneda. El mensaje es claro. Estabas del lado de los que solicitan reivindicaciones y ahora estas del lado del que las tendría que dar, o negar, y para eso conocerás bien las razones que hay detrás de cada decisión.

Ahora le toca a Obama constatar la diferencia entre “dar agua” y “pedir agua”. Y detrás de si tiene el apoyo de millones de personas que le dieron su voto, y del mundo, que ha volcado toda su esperanza en el hombre que ejercerá la primera magistratura del país más poderoso del mundo.

13 comments:

Maie said...

Si, definitivamente un gran cambio que demuestra que a pesar de los problemas que en efecto si tiene ese pais, todavia hay una conciencia del colectivo y la oportunidad para reinventarse...
Me parece que Obama es un tipo preparado y que tiene buenas intenciones, ademas de un background internacional (habiendo crecido fuera de Estados Unidos). Claro que lo as importate de ese pais es tambien que no todo es Obama, seran sus decisiones la seleccion de su equipo de Gobierno (que esta increiblemente casi decidido y listo para la transicion) pero el sera solo el lider de un equipo, el que da la orientacion, no el Dios ni el el dueño del pais... pero las expectativas son tan altas que espero no le corten la cabeza antes de que pueda demostrar un poco de lo que es capaz... el mundo entero tiene sus ojos posado en el... yo creo que tiene los elementos para hacerlo bien pero heredó unos problemas tan complejos... veremos...

ClaudiaR. said...

¡¡HOLA OSWALDO!!... Hace días no pasaba por aquí, pero siempre es refrescante encontrar un blog tan bien escrito como el tuyo!!! Gracias!!

Te cuento que Obama no sólo arrasó en Estados Unidos. Aquí en Colombia tres poblaciones: Barranquilla (capital del departamento del Atlántico), Puerto Tejada y Turbaco, también celebraron sus votaciones (simuladas, claro está)... Y en esas tres ciudades OBAMA también ganó!!!!

Un abrazo,

Claudia

Yolanda Fernández said...

Saludos Oswaldo.
Me gusta Obama y creo que puede hacer un gran trabajo como presidente.
Es buena la brisa que se siente, a pesar de las dificultades económicas que tenemos encima. Es una esperanza... espero no equivocarme.
Un beso.

mia said...

Está claro que a todos nos ha cautivado este proceso, este INCREÍBLE TROZO DE HISTORIA desde el inicio... regresé de EEUU el día 28 pasado, y era realmente una evolución, una mezcla de sentimientos...

Muchos de nosotros hemos tocado este tema... curioso, cuando Obama nació... NO TENÍA DERECHO AL VOTO... hoy, los votos le han llevado a convertirse en un MITO, hoy todos hemos recobrado una parte enorme de esperanza, y sabemos que podemos seguir creyendo, aún cuando a veces, nuestros pensamientos parezcan imposibles

Oswaldo Aiffil said...

Hola Maie! Definitivamente la situación que hereda Obama es bastante compleja. Si aplica para su solución la misma inteligencia que emplea en la oratoria la historia tendrá un antes y después de Obama. Yo si creo que estamos ante un gran lider. Besos Maie y más besos a la bella Luna!

Hola Claudia! Gracias, muchas gracias por tus palabras. Pues fijate, Latinoamérica tenía una gran expectativa ante el triunfo de Obama, y en muchas partes fue celebrado como local. Algo ven en él que los representa, ese mismo algo que ya muchos lideres locales quisieran para sí. Un beso linda Claudia!

Hola querida Yolanda! Gustoso de saludarte! Definitivamente Obama es un tío bastante carismático, pero serán los hechos los que lo dibujarán como figura exitosa en la presidencia estadounidense. Tiene que cuidarse mucho de los factores extremistas que aún subyacen en la escena americana. Dios lo cuide para que pueda demostrar lo que ha prometido. Un beso, por supuesto, de tu exclusividad!

Hola querida Mía! Encantado de volver a tenerte por estos lares de Dios! Interesantes tus datos, ciertamente no fue sino hasta 1964 que se materializó un derecho que estaba copnsagrado en la constitución americana desde 1870, y Obama nació en 1961. Esperanza es la palabra que más se liga al nombre de Obama. El tiempo dirá muchas cosas! Un beso Mía!

Ricky del Norte said...

Bueno Oswaldo, no te imaginas como fué el revuelo por aquí, salimos a tocar corneta al centro de la ciudad a medianoche..., y la verdad que todos estamos super contentos con el nuevo presidente electo..., aunque tiene un tremendo desafío, seguro lo hara muy bien y sacara al país del tremendo deficit el cual se encuentra.
Saludos.

unocontodo said...

Inolvidable esa vivencia... envidia de muchos, sobre todo por lo democrática... Gran saludo.

Oswaldo Aiffil said...

Hola Rick! Por aqui se recibió serenamente. Es que Texas es teritorio republicano, desde hace mucho tiempo. Un abrazo y está pendiente esa visita a Madison, WI.

Hola Horacio! Lo democrática que ha sido esa jornada, uno se llena como de nostalgia, jejejeje, por no llorar colega! Un abrazo!

IMAGINA said...

Ha sido muy emocionante Oswaldo.

Obviamente ahora le toca demostrar que en verdad es posible el cambio. Creo que se esforzará en lograrlo aunque el mundo anda un poco patas para arriba.
Pero más allá de su desempeño como presidente, el punto es que el simple hecho de que un hombre como Obama sea presidente de la nación más poderosa del mundo es tremendamente emocionante.
Y personalmente creo, estoy convencida de que cuando gobiernan los demócratas, EEUU es un país mejor.
Besos,

Lycette Scott said...

Yo lo comenté en mi blog, algo histórico...esperemos que lo que se venga sea bueno..mil besos

Oswaldo Aiffil said...

Hola mon cherie Rosalie! Si que lo fue, un momento histórico. Ahora, ya pasada la euforia, toca encarar unos acontecimientos nada fáciles, y en donde Obama tendría que graduarse de Estadista, porque Líder, ya sabemos que lo es. Un beso enorme Rosalie!

Hola mi querida Liz! Historico, si señor. Yo le tengo mucha fe a Obama y soy de los que piensan que el va a marcar una diferencia positiva en la visión que de los Estados Unidos tiene el mundo. Un beso grande!

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" said...

Pensaba comentarte otra cosa, pero al leerte lo de Carmelo Lauría me cambió todo, todo.
En una frase contundente, dura, terrible y, completamente, real.
Los Estados Juntos es una cosa muy seria, extremadamente seria.
No me gustaría estar en los zapatos de Obama, ni por un segundo. Lo cierto que entro, de por sí, por la puerta grande de la historia. Eso nadie se lo va a quitar.

Todo lo mejor para ti

Oswaldo Aiffil said...

Silma san, de acuerdo, la frase del señor Lauría es lapidaria. A Obama le toca fuerte, pero yo le tengo mucha fe. Un abrazo!