Tuesday, October 28, 2008

Algunas apreciaciones sobre la escritura (Segunda Parte)

Continuando con la traducción de las apreciaciones de la escritora norteamericana Elizabeth Gilbert en su página web, sin desperdicio:
"Escribir como disciplina es importante, pero está de algún modo sobrevalorado. La más importante virtud de un escritor, en mi parecer, es la autocompasión. Porque lo que escribes siempre te va a parecer insatisfactorio. Tu propia pereza no te dejará satisfecho. Te harás promesas del tipo: “Voy a escribir una hora todos los días” que luego no cumplirás. Pensarás: “Yo apesto, soy un desastre, estoy acabado”. Continuar escribiendo una vez que se ha sentido el dolor de la desilusión no solo requiere de disciplina sino también autocompasión (que proviene de un lugar de amabilidad, aliento y amor maternal). La otra cosa que hay que darse cuenta es que todos los escritores piensan que ellos mismos apestan. Cuando yo estaba escribiendo “Come, reza y ama”, tenía un fuerte mantra de YO APESTO haciendo ruido en mi cabeza, como todo el mundo lo tiene cuando está escribiendo algo. Pero tuve un momento de claridad de la verdad durante el proceso de creación de ese libro. Hubo un día en el que me encontraba agonizando mientras pensaba cuan terrible me parecía mi escritura, entonces me dije: “Ese no es ahora mi problema”. El punto del que me di cuenta es que yo nunca le prometí al universo que escribiría brillantemente; sólo le prometí que escribiría. Entonces volteé mi cabeza y continué luchando como prometí.

Tengo un amigo italiano que es un cineasta de gran sensibilidad artística. Luego de años de luchar por terminar sus películas, le envió una carta angustiosa a su héroe, el brillante (y quizás medio loco) cineasta alemán Werner Herzog. Mi amigo se quejaba sobre cuán difícil es en estos días ser un cineasta independiente, cuán difícil es encontrar subvenciones gubernamentales al arte, cómo las audiencias han sido arruinadas por Hollywood y cómo el mundo había perdido su buen gusto, etc, etc. Herzog le devolvió otra carta a mi amigo, donde le decía entre otras cosas: “Deja de quejarte. El mundo no tiene la culpa de que tu hayas querido ser un artista. No es trabajo del mundo disfrutar de las películas que tú haces, y ciertamente no es obligación del mundo pagar por tus sueños. Nadie quiere oír esto. Róbate una cámara si tienes que hacerlo, pero deja de quejarte y ponte a trabajar”. Yo me repito esas palabras cada vez que me siento ofendida, calificada, competida o poco valorada con respecto a lo que escribo: “No es culpa del mundo que quieras ser una artista…ahora, ve a trabajar”, éste es un camino para los valientes y llenos de fe. Debes encontrar otra razón para trabajar que sea diferente al deseo de éxito o reconocimiento. Esto debe venir de otro lugar.

He aquí otra cosa que considerar. Si siempre quisiste escribir, y ahora tienes cierta edad, y nunca lo hiciste, y piensas que es muy tarde, piénsalo de nuevo. Yo vi a Julia Glass ganar el Premio Nacional del Libro por su primera novela, “Los tres Junios”, la cual comenzó a escribir bien pasados sus treinta años. Yo la escuché al dar su discurso de aceptación, en el cual ella contó que acostumbraba a quedarse despierta en las noches, atormentándose mientras trabajaba en su libro, preguntándose a sí misma, “¿Quién crees que eres, tratando de escribir una novela a tu edad?”. Pero la escribió. Y mientras sostenía su Premio Nacional del Libro, dijo, “Esto es para los talentos retardados del mundo”. Escribir no es como bailar o modelar; no es algo que cuando pasas los 19 estas acabado. Nunca es tarde. Tu escritura mejorará mientras más viejo y más sabio seas. Si tú escribes algo bonito e importante, y la persona indicada de alguna forma lo descubre, esto abrirá un espacio para ti en las librerías del mundo, a cualquier edad. Al menos inténtalo." (Continuará...)

5 comments:

Silvia said...

Que bueno que no exista vencimiento en cuanto a la edad en esto de escribir porque de otra forma se aguantarian el chaparron de está viejita escribiendo y escribiendo...Me encantó todo lo que escribe, estoy feliz de que te tomaras el tiempo de traducirlo querido Oswaldo, mil gracias!!

Espero una nueva entrega

Besos y Abrazos

Silvia

Alleta said...

Gracias amigo, no conocia a esta autora, pero por lo que has puesto en tu blog, ya me provoco leerla. Te comento luego que tal!!
Saludos

PD: ahora estoy en alletaagain.blogspot.com

Lena said...

Yo no creo en la autocompasión.

Eso no es una herramienta o una cualidad.

Yo creo en la disciplina.

En sentarse todos los días, a la misma hora a escribir durante un determinado lapso de tiempo, llueva truene o relampaguée.

La persona que está ocupada escribiendo no se autocompadece, no intenta tampoco ser perfeccionista.

No tiene tiempo para eso.

Sólo tiene tiempo para escribir.

Besos, Oswaldo!

Rita ♫ said...

Hola Oswaldo!

Coincido con Lena en que creo en la disciplina para cualquier cosa que desees alcanzar.

Me encantó éste trozo de tu post, podría cambiar de la siguiente manera y así vale para todos...

Deja de quejarte. El mundo no tiene la culpa de lo que tú hayas querido ser. No es trabajo del mundo disfrutar de las ... cosas ... que tú haces, y ciertamente no es obligación del mundo pagar por tus sueños. Nadie quiere oír esto. ... deja de quejarte y ponte a trabajar.

Es simplemente genial !!!

Gracias por tu comentario en mi blog, en realidad a pesar de que me encanta este hobbie, tengo otras prioridades en estos momentos. Sin embargo sigo leyendoles aunque muchas veces leo y no comento.

Un besote grande y gracias por éste regalo!

Oswaldo Aiffil said...

Hola querida Silvia! Falta la entrega final. No he tenido tiempo de trabajar en ella, tu sabes, tengo dos yoes, el técnico y el escritor, y eso es una sola pelea por las mismas horas, los mismos minutos, y asi es actualmente, cuando el técnico demanda mucho tiempo. Se es joven mentalmente, no importa la biología, hasta que uno decida no serlo. Y nunca es tarde, jamás, ejemplos por allí sobran, como la reciente ganadora del Nobel de Literatura, Doris Lessing, que nació en 1919 y "ahora es cuando es" como dicen en Borinquen (PR). Besos Silvia y viento en popa!

Hooola Alleta! Nuevo blog! Ya voy a por él. Es encantadora esta autora. Estoy leyendo "Comer, Rezar y Amar", una poesía de libro, te lo recomiendo! Un beso y ya te visito!

Hola Lena! Te entiendo, y la entiendo a ella también en lo de la autocompasión, porque muchas veces uno es su más feroz crítico, y muchos manuscritos extraordinarios no han visto la luz por eso mismo, o han sido publicados como legado de sus autores mas no por su voluntad de qiue hubiesen pasado por la imprenta.
A mi en particular me encanta tu forma de escribir, tan particular, tan propia. Gracias por esos textos! Un beso grande!

Hola Rita! Que gusto tenerte de nuevo por aqui. Te digo algo, yo la disciplina la aplico para el campo de la ingeniería, donde me desenvuelvo porque es mi profesión, de eso vivo. En cambio la literatura es mi pasión, mi solaz, mi entretenimiento, y no concibo escribir con esa disciplina porque soy de musas, si ellas no están presentes en un momento dado yo no escribo de la misma forma, no es una obligación, es un placer, y los mejores placeres vienen en los momentos menos esperados, y asi me viene lo literario. Hay muchas opiniones al respecto. Mientras, está pendiente la parte final de la traducción de las palabras de Elizabeth Gilbert, en mi opinión son dignas de leer en profundidad. Un beso querida Rita,ésta es tu casa!