Saturday, March 19, 2011

Topotepuy


Caminar por el jardín produce una sensación de tranquilidad espiritual indescriptible, una especie de gasolina corporal que necesitaba.


Veo la casa enorme con techo de paja, y si a este hecho le sumas la fría brisa del momento y la altura a la que me encuentro, me termino imaginando en otras latitudes.


Todo es verde alrededor, y tiene una vista impresionante de Caracas, que a esa altura luce como un gigante en hibernación.


Las bromelias están en todas partes. Son hermosas. Están en su ambiente natural. Me gustan mucho.


Mientras camino, observo las flores y la cantidad impresionante de colibríes y abejas. Las alas de los colibríes zumban y se mueven vertiginosamente. Al contacto con los rayos solares, su cuerpo muestra una gama de verdes y azules que no puedo describir con exactitud en medio de mi asombro.


Paseamos un poco por el bosque tropical húmedo, cuya atmósfera nos envuelve eliminando del todo los pocos ruidos ambientales y recreándonos con los propios, los siempre misteriosos ruidos del bosque. Arriba, el cielo está oculto por las copas de los árboles de gran altura, procurándonos la sombra y el frescor propios.


Al salir del bosque te reencuentras con los rayos de un sol bonito, que destaca con mayor brillo los colores de las flores y los múltiples verdes de las hojas.


No sé cuánto tiempo estuve en este maravilloso lugar porque allí, simplemente, el tiempo parece detenerse. Como no había mucha afluencia de visitantes nos han dejado estar más tiempo, sin presiones, a nuestro paso, qué delicia.


Y el tiempo, en su detención, te permite flotar mientras admiras la belleza de la naturaleza en pequeña escala. La vibra del lugar es única. Cuando sales te da la impresión de que fuiste al masajista y que te encuentras renovado. Eres otra persona. Los sentidos te lo agradecen enormemente. Las fotografías hablan por sí solas. Que las disfruten.


Es Topotepuy, en Caracas, increíblemente paradisíaco.


10 comments:

La Hija de Zeus said...

Es hermoso!! Desde mi blog se puede acceder a Flickr donde están mis fotos de Topotepuy.

Un besototote!

Benedetto said...

¡ M a g n i f i q u e !

Pd : ¿ cuànto cuesta la entrada ?




Saludos ! / Beny

Mariale divagando said...

Qué bellas fotos!

Oswaldo Aiffil said...

Hola Zeucita! Tus fotografías datan del 2009, y fueron uno de los detonantes de la motivación para visitar este sitio maravilloso, y te agradezco que las hayas compartido en su momento. Un beso grande mi bella!

Guaglione, come va? La palabra lo define, magnifique, no hay duda. La entrada cuesta actualmente 85 BsF y tienes que acceder con un grupo de 20 personas. Entra al link que dejé al final del post y busca la pestaña "compra de entradas". Allí puedes reservar y comprar online. It is a must! Un abrazo Guaglione!

Hola Mariale! Gracias. En Topotepuy hay muchísimos "spots" porque a donde quiera que mires hay belleza natural. El lugar es paradisíaco. Como le digo a Beny, it´s a must! Un beso mi flaca linda!

Silvia said...

Bellisimos los jardines...y las fotos querido Oswaldo preciosas!! Lo sorprendente es que ese sitio este aquí mismo en Caracas,Mil gracias por compartirlo!!

Un abrazo de oso!! TQM

Silvia.

Oswaldo Aiffil said...

Hola mi querida Silvia! Gracias, gracias. Y si, está en Caracas sorprendentemente. Un beso enorme! TQM!!

RosaMaría said...

Qué maravilla y relatado así aún más. Eres un poeta! Las fotos magníficas, me llevo alguna por si decido ponerme a pintar. Beso.

Oswaldo Aiffil said...

Hola Rosa María bella! Muchas gracias por tus conceptos hacia mi. Llévate la que gustes, ésta es tú casa mi linda! Un besazo!

Teresa said...

UUUUUUUUUUUUUAAUUUUUUUUUU.... Cuanta exuberancia , me encanta.

Oswaldo Aiffil said...

Hola Teresa! Deberías acercarte. Hay visitas guiadas. El link con la web de ellos está en el post. Te invito a vivir esa experiencia. Un beso!