Saturday, March 26, 2011

Resiliencia

Según el diccionario de la Real Academia Española, resiliencia es la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas.

Esa es la demostración que en estos momentos está dando Japón como reacción ante la serie de eventos trágicos sucedidos este mismo mes.

Uno de mis amigos japoneses me respondió un correo electrónico diciéndome: “Señor Aiffil, no se preocupe por las imágenes que están saliendo al mundo actualmente sobre Japón. El país se recuperará sin titubear.”

Y yo nunca he tenido la menor duda. La naturaleza les ha dado con fuerza, e incluso los escapes radiactivos traerán problemas, pero la nación está unida y decidida a recuperarse y ocupar su sitial.

La reparación de la severamente dañada Gran Autopista de Kanto, en Naka, en apenas seis días (17 de marzo al 23 de marzo) es un signo de lo que los japoneses entienden como compromiso.

ANTES 
DESPUÉS


*Imágenes tomadas de http://www.autocosmos.cl/

8 comments:

LauraHerbst said...

Han impactado en todo el mundo estas reacciones contenidas, tan sutiles, como siempre han demostrado. Japón, qué envidia, y al mismo tiempo, si lo analizo un poco, qué triste, no expresar los setimientos, y vivir con ese sentido de la comunidad llevado al límite.
Ellos y nosotros, parece que hablemos en estos términos. Nosotros y ellos.

¿En dónde está el punto medio, Oswaldo?
¿Alguno de nosotros/elos lo hemos encontrado, lo aplicamos en nuestras vidas cotidianas?

Desde la melancolía de la primavera, XXOO

Saray Shaetzler

Oswaldo Aiffil said...

Hola Saray! Interesante tu punto de vista. Hay cosas que a uno le gustan y otras que no tanto. Pero el conjunto funciona bien en algunos casos. Para ser una nación que no tiene recursos minerales de ningún tipo, lo logrado es producto de un milagro, el milagro japonés. Muchos son budistas zen, meditan mucho las cosas y admiran la naturaleza y los pequeños detalles de una forma única. Hay cosas de ellos que me las he quedado y las practico en el día a día. Es para una conversación larga este tema Saray. Un beso inmenso!

Noel, gracias por tus conceptos, me motivan a seguir escribiendo y compartiendo. Esto de bloguear es algo que me gusta hacer. El feedback, por pequeño que sea es interesante. Un beso grande!

Benedetto said...

El punto de Laura es interesantìsimo.

Parece que el precio de la "diversidad" nos condena, a ellos y nosotros, a practicar el sentido de la comunidad desde posiciones diametralmente opuestas.

En Venezuela seguimos creando "misiones", organismos burocràticos y oficinas que se encarguen de evaluar condiciones de "hàbitat" para las gentes menos favorecidas.

Y con ese esquema de papel, tinta y muchos cientos de millones de dòlares muchos avivatos se llenan los bolsillos, mientras las soluciones no se concretan en 6 dìas; sinò en 7,8 o màs años.

Creo que no habrìa nunca un punto intermedio. Los dos bandos estàn condenados (metafòricamente)a convivir con ello.

Saludos càlidos!

Silvia said...

Quede sorprendida, maravillada por las fotos, quiero pasar el enlace a todo el mundo, al menos al mío porque en mi familia solo hacen votos por la rápida reconstrucción de Japón basados no en sus riquezas sino en la percepción del ciudadano japonés común y corriente, “ellos pueden” es siempre la frase final a todos los comentarios, tu foto y lo que escribió tu amigo lo confirman…me quede pensando en la percepción que tenemos de los países, en esas características de masa que nos asocia con el territorio que ocupamos, con la historia que escribimos sobre nosotros mismos día a día… yo lucho para que desde cualquier lugar del espacio mi cabecita de alfiler haga la diferencia…algunos como los Japoneses ya nacen dentro de eso que yo quiero alcanzar…

Besos, TQM

Silvia

Pansy said...

Desde que paso lo que paso, he meditado mucho al respecto, todos dicen, ellos saldran de esto y si, ciertamente saldran, por todo lo que son, creo que lo llevan en su carga genetica!, despues nos sorprenderemos cuando Japon vuelva a ser elpaís que era y hasta mejor!
Pase a saludarte... te dejo un abrazo cariñoso

Oswaldo Aiffil said...

Hola Guaglione! ¿Que te puedo decir que tú no sepas? A veces las ideas son buenas, pero mueren en engorrosos procedimientos sin hacer seguimiento y mucho menos chequear resultados, que no los hay en la mayoría de los casos. Pero no se puede comparar, somos dos sociedades diferentes, con historias diferentes. No quiero comparar porque en algunos casos dan ganas de llorar. Un abrazo amigo!

Hola mi querida Silvia! Me gusta eso de que trates siempre de marcar una diferencia. Es una buena idea desmarcarse de la corriente y marcar hitos importantes, como sociedad y como pueblo salimos beneficiados, así sea en pequeña escala. Tema para muchas horas de buena conversa. Un beso enorme mi bella Silvia!

Hola Pansy! De eso no hay la menor duda. La determinación de ese pueblo es impresionante. Y lo lograrán. Un beso grande y gracias siempre por la buena vibra!

RosaMaría said...

Sucede lo mismo en Nueva Zelanda, es admirable la recuperación después de estas catástrofes naturales. La adaptación al medio y a la nada de los habitantes de estos dos países es admirable. Un abrazo

Oswaldo Aiffil said...

Hola Rosa María! Pues si, asombroso desde todo punto de vista lo que hacen esos pueblos. Digno de aprendizaje. Un besazo mi linda!