Sunday, March 06, 2011

El niño con el pijama de rayas

Acabo de terminar de leer esta obra del escritor irlandés John Boyne (Salamandra, 2008). Interesante desde todo punto de vista, es una historia narrada en primera persona por un niño llamado Bruno, quien funge de protagonista de una historia escenificada en la Alemania de la Segunda Guerra Mundial. Bruno, hijo de un oficial alemán ve con tristeza como su familia es enviada a un lugar conocido como Auchviz (sic), donde conocerá a Shmuel, un niño de su misma edad que se encontraba internado en el Campo de Concentración. Nadie nunca le dijo a Bruno que Auchviz era un campo de exterminio, pero él, con su mente de niño que lo explora todo, va descubriendo cosas que le van mostrando de qué va todo más allá de la cerca que le impide el acceso a la gente con “pijamas de rayas”.

No es la idea hacer un resumen del libro (de hecho, en la edición que poseo el editor se exime de hacerlo), pero es un libro que te llega muy profundo, que te hace abrir los ojos ante una historia real e impactante.

Es un niño el que nos guía hacia el interior de Auchviz (Campo de Concentración de Auschwitz-Birkenau) y lo que sucedía de uno y otro lado de la cerca. Los ojos de un niño, que no se pierden detalle, y la mente de un niño que se hace todas las preguntas posibles, muchas de las cuales no tenían respuesta adecuada de sus padres.

Admiro realmente la capacidad de algunos autores para expresarse y desenvolverse como niños, tal como lo hicieron Mark Haddon con Christopher Boone en “El Curioso Incidente del Perro a Medianoche” (Salamandra, 2007), Hank Ketcham en las tiras de “Daniel el Travieso” (Dennis the Menace) y Charles Schulz con Charlie Brown y sus amigos (Peanuts).

En este caso, el de Bruno, la historia, como me lo habían advertido, es muy triste y muy real al mismo tiempo. Y está allí para recordarnos que cosas como esa no deben volver a pasar jamás.

11 comments:

La Hija de Zeus said...

No leí el libro.. vi la película (tu sabes que yo leo! detesto este tipo de comentario)

En fin, vi la película que me arrancó unas cuantas lágrimas..

un besote

Oswaldo Aiffil said...

Hola Zeucita! Mucha gente que me vio leyendo me dijo: "Ese libro debe ser triste, lo digo por la película". Les pedí que no se adelantaran a la historia, y al final la conclusión es que de verdad es bastante triste. Una gran lección hay entre líneas. Un beso Zeucita!

Capochoblog said...

Mi viejo belloooooooooooooo, no ando perdida ni de parrando y a veces ya no se si ando, jajajaja, pero bueno, paso a dejarte un par de besos (que los tengo escasos), un apapacho y decirte que, de pana; despues de ver la pelí... ni por error me acerco al libro. Demasiada crueldad junta.

Otro besos de ñapa.

Nany.-

Antonieta H. said...

No recuerdo donde leí algo que decía "nunca juzgues a un libro por su película" y es cierto casi siempre que uno ve películas después de leer el libro en que están basadas terminan siendo una decepción, el caso mas reciente para mi fue never let me go, después de leer el libro la peli me pareció un asquito hicieron con la historia los que les dio la gana.¿Por qué te digo todo esto? porque el niño de pijama a rayas es una de mis películas favoritas y quiero leer el libro desde hace tiempo ,lastima que estes por caracas sino te lo pedía prestado :P.

Un abrazo negrito, por cierto le regale a mi papá margarita Infanta de cumpleaños, le gustó bastante (no lloró jajaja) yo lo empece a ayer y no lo leí corrido porque me dio cosita, pero que delicia leer cosas y sentirme identificadas con las historias que siempre nos ha contado mi papá.

Oswaldo Aiffil said...

Naaaanyyyy beeeellaaaaaaa!!! Cónchale, por fín se de tí, caramba! Tener par de besos tuyos en esta época de sequía es todo un privilegio jajaja. El libro es muy sencillo de leer, lo que yo llamo plano, sin muchos recursos, pero la historia es lo que aplasta, lo que impacta, más aún cuando es vista y contada por un niño, que es tan curioso, que todo lo ve y lo pregunta. El mensaje es elocuente y muy vigente en esta época de movimientos ultras en crecimiento. Un besazo mi Nany preciosa, no te me vuelvas a perder!

Hooola Bluesoul! Vamos por partes, que tu comentario tiene unas cuantas aristas. Te cuento, yo empecé a leer "Nunca me abandones" de Kazuo Ishiguro, pero lo dejé en ciernes esperando un momento mejor para leerlo, y ya ha pasado mucho tiempo y no lo he retomado, aún sabiendo en lo poco que leí que es una historia muy bonita.
Este libro de John Boyd tenía mucha expectativa, porque una amiga librera me dijo: "léelo, lo tienes que leer, pero es muy triste", y cuando lo compré y lo estaba leyendo, mucha gente veía la portada (en la foto del post)y me decía: "debe ser triste como la película, ¿la viste?" y yo: "Nooo, pero no me cuentes nada!", y antes de que a alguien se le fuera a salir el cuento lo leí con fruición. Me gustó, si bien no está en el top ten de mis lecturas, siento que todos tenemos que leerlo para no olvidar a lo que llevan los extremismos en la historia.
Por otra parte, "Margarita Infanta", habría que estar observando a tu papá a ver si no lloraba, o derramaba una lágrima, como cuando leyó sobre el Maestro Fiel.
Estoy leyendo "La Soledad de los Números Primos" (Salamandra, 2010), y es muy bueno, extraordinario. Ya contaré. Un beso grande mi querida Antonieta!

Antonieta H. said...

Esa parte del Maestro Fiel es lo máximo,yo disfrute un montón leyéndola porque mi papá siempre cuenta las historias del maestro fiel,mi papá era bien tremendo y por lo tanto tuvo muchos encuentros con la regla de madera del maestro Fiel jajaja, creo que mi próximo libro sera el que me regalaste que si le doy mas largas me va a pasar como a ti que te dio miedo leerlo.

Un abrazo Oswaldito

Oswaldo Aiffil said...

Jajajajaja Bluesoul! No, miedo noooo! Jajajaja. Lo que pasa es que el tema no es fácil y necesita su momento indicado, y no lo he encontrado aún, o no quiero hacerlo ahora, no se, como que si es miedo jajajajajaja...

Mariale divagando said...

Libro que no leeré y película que no veré, porque sé de qué van y sé lo que me harán sentir.

Oswaldo Aiffil said...

Hola Mariale! Pues bien, se respeta. Lo bueno del libro es que te recuerda algo que no debería volver a suceder y que a muchos se les olvida cuando apoyan a los ultras de cualquier tipo. Un beso mi flaca preciosa!

RosaMaría said...

No me impactó tanto, me pareció previsible lo sucedido, en fin, es bueno por la analogía, pero no más. Besos.

Oswaldo Aiffil said...

El libro es muy plano, la verdad, pero la historia es bueno que se sepa y se difunda, para que no vuelva a ocurrir más. Un besazo mi Rosa María bella!