Sunday, June 13, 2010

De libros y librerías...


Un fondo musical de Simply Red (Holding back the years) que me transporta a aquel día en que me encontraba inmerso en la librería “Borders” durante muchas, muchísimas horas, tantas que cuando salí ya era de noche.



Me quedé sorprendido de que sólo al salir fue que sentí hambre, ganas de ir al baño, solo allí pensé en las cosas que tenía pendientes para ese día, las mismas para las cuales ya no tenía tiempo. Estaba en trance.



Las librerías ejercen esa influencia sobre mí. No importa si son pequeñas o grandes. Es la magia que ejercen sobre mi mente, que hace que transcurran horas, muchas horas, en un trance que por lo general termina en un timbre telefónico, en un tropezón con algún otro fantasma de pasillo, que como yo, extasiado camina sin ver a quién tiene frente a sí.



Y siempre encuentro cosas interesantes para mirar. Buenos recuerdos de lecturas pasadas. Nuevos temas sobre los que me gustaría indagar. Títulos que no pensaba encontrar en esta época de escasez y de limitaciones de importación en Venezuela. Títulos que me recuerdan a mí mismo, y a otras personas, fielmente retratadas en ellos.



Cambia el fondo a Al Stewart y su “Year of the Cat”. Claro que también las hay espantosas, mal llevadas, peor manejadas, porque llevar una librería no es igual a llevar un restaurant ni mucho menos una tienda de zapatos. No es mercancía que se expone para vender y obtener un beneficio, aunque eso esté implícito en el negocio. Yo he salido con libros bajo el brazo por los cuales no he pagado un céntimo. Que el librero me los ha obsequiado, y que yo he leído con muchísimo placer. He mantenido unas tertulias interesantísimas sobre autores y libros que ya me gustaría haberlas grabado para escucharlas en el tiempo. Aprendo mucho de ellos, y ellos de mí. Es nutrición en ambos sentidos. Es algo hermoso y al alcance de todos. Algo que te llena el espíritu de lumbre.



Suena Dido y “Hunter”…en estos tiempos de mucha superficialidad es bueno dedicar un tiempo a leer, lo que les guste, lo que les atraiga, pero leer, abstraerse y vivir lo que se nos muestra en el papel. Oler el libro, si, ese olor a tinta y a fibra vegetal, disfrutar de las palabras y su infinito poder. Si por casualidad se les contagia este placer, yo les aseguro que van a ver la vida de un modo distinto, mucho más bonito, porque parte de la vida, una parte muy importante, implica vivir otros mundos, con personajes tan reales como ficticios, implica soñar, y como varias veces he escrito para terminar mis posts, los sueños se cumplen…



Suena ahora Tracy Chapman y su “Fast Car”, hermosísima canción, y mientras Tracy canta, yo quiero citar a Orhan Pamuk en su libro “La maleta de mi padre” (Random House/Mondadori, 2007):



“Todos los días necesito ocuparme de la literatura para ser feliz. Como esos enfermos que tienen que tomar cada día una cucharada de su medicamento para seguir vivos”. ¡Ha dicho!

16 comments:

Teresa said...

Deberias replantearte si lo tuyo en realidad es ser dueño de una libreria, lugar donde reinarias y serias de esos libreros que te cuentan los libros y no te queda otra que comprarlo.
disculpa la intromision.Teresa

Oswaldo Aiffil said...

Hola Teresa! Bienvenida eres a estas tierras virtuales que también son de tu propiedad. ¿Sabes algo? Lo he pensado muchas veces, y alguna de ellas concluyo que mi lugar está allí. Pero estando allí, en ellas temo profundamente que, estando en ellas todo el tiempo, termine por aburrirme y después quiera salir corriendo. Esa dicotomía de pensamiento me embarga a veces. Visitarla y poseerla son dos cosas diferentes, como el noviazgo y el matrimonio. Cada una tiene su encanto, pero hay que vivir la experiencia para saber. Me pusiste a pensar de nuevo...besos Teresa y gracias por la buena vibra!

The Modesto Kid said...

Oswaldo, ¿has leido "Bocas del tiempo" por Galeano? Muy fuerte sensible.

Oswaldo Aiffil said...

Hola Jeremy! No, no he leído ese libro de Galeano. Lo voy a tener en cuenta en mi próximo paseo por las librerías. Me permito recomendarte una lectura reciente, de Stefan Zweig: "Carta de una desconocida" (Editorial Acantilado, 2002). Un abrazo Jeremy!

er chepo said...

Estimado Oswaldo, esa sensacion la senti cuando me perdi por horas en las librerias del Ateneo en Buenos Aires (la luna de miel me dio para todo, jajaja). Aqui en la isla, si quieres un libro, te sale comprarlo por internet, asi que el poder disfrutar de esos espacios, es algo que no se me da con frecuencia.
Un abrazo

Silvia said...

Querido Oswaldo!! un post de libros...de lectura, me encanta!! una y mil veces, lo leí como tres veces antes de escribirte, a ver, me haces sentir que soy mas común de lo que la gente a mi alrededor cree, las librerías son para mi lo que las jugueterías para los niños, se congela el tiempo cuando estoy en ellas, me paseo una, maravillada de tanta palabra escrita, embriagada de todo lo que se respira allí…Que maravilla es coincidir contigo en esto…hasta me dejas mis incógnitas musicales ¿Tracy Chapman? Hace mucho que no la escucho…y con ella me llegan tantos recuerdos…

Capochoblog said...

Que rico este post, eres tu en esencia. Te imagino en una libreria y, eres tu :)

Justo ahora me estoy leyendo el N.P de Yoshimoto, no me ha terminado de enganchar, pero apenas lo he empezado anoche, vamos a ver que tal sigue hoy ;)

Muchos besos!

Oswaldo Aiffil said...

Hola Chepo! Me han contado que las librerías en Buenos Aires son espectaculares. Con respecto a las librerías en Aruba, pasa lo mismo en otras islas del Caribe, la gente lee pero no ves las librerías ¿? Cada lugar tiene sus "pros" y sus "cons". Un abrazo Chepo!

Hola querida Silvia! Que bueno que te ha gustado! Muy buena tu comparación entre librerías y jugueterías :) La música que acompaña al post es, como ya he dicho antes en otros posts, el soundtrack de mi vida. La letra de "Fast Car" es muy sentida. La voz y la guitarra de Tracy Chapman son sublimes. Un beso grande mi querida Silvia!

Naaaanyyyy beeellaaaaa! Gracias! Si, justo así soy en la librería. En trance, así de sencillo. Banana Yoshimoto es una autora que me encanta, sobre todo por la forma en que hace lo triste algo bello. Mi favorita es "Kitchen", la cual recomiendo con los ojos cerrados. También he leído "Sueño Profundo" y una parte de "Amrita", la cual no he terminado por mi manía de adelantar otras lecturas. "Kitchen es de una belleza pocas veces vista, y todo en medio de la tristeza causada por las pérdidas familiares. No he leído N.P. aún, asignatura pendiente. Un beso enorme Nany bella!

Antonieta H. said...

Como dice Nany este post es muy tu :) el otro día te hice caso y me deje llevar por el libro que mas me llamara la atención en la librería, sin saber si era bueno, si "googlear" para leer opiniones, no lo he empezado a leer pero ya te contare la experiencia :).

Me hiciste recordar que tengo pendiente un post de "La Sombra del viento"que lo termine hace poco.

Besos y abrazos negrito

Mariale divagando said...

Las librerías están entre mis lugares favoritos!

Comparto totalmente el gusto por las conversaciones con libreros! No con empleados de Nacho que no saben quiénes son los autores de los libros, sino con libreros de verdad, que tienen la librería no para hacerse ricos sino para regalar felicidad a los lectores. Tengo muy buenos recuerdos de esas conversaciones.

Benedetto said...

Guaglione!, muy acertada la observaciòn de la amiga Teresa; tambièn imaginè el calibre de tu respuesta! jajajaja

Ciertamente hay mucho garbo en cada una de las dos posturas; la del visitante y la del propietario.

Cada una encierra un placer con densidad diferente. Menos mal que tu puedes explorar (y explorarte) en las dos vertientes; y rìes confiado en que ese juicio te ofrece la libertad de seguir entregàndote a los olores de la fibra vegetal.

Con la inocencia de los 21; con la "conoscenza" de los no tantos !


Un grosso abbraccio grande!

Oswaldo Aiffil said...

Hola Bluesoul! Ja, ja, ja, muchas gracias, ya me estás conociendo. Si ese libro te llevó hasta él es porque tiene algo que decirte, ya verás que lo vas a disfrutar. ¿La Sombra del Viento? Extraordinaria recomendación de Mariale, espero ese post. Un beso grande, grande!

Hola Mariale! Abro mis brazos y te felicito efusivamente por tu cumpleaños!!! Es cierto lo de los libreros. Nada más en el Centro Plaza hay varios de antología, uno más especial que el otro. Y por allí hay otros más. Doy gracias a Dios porque ellos existen. Un beso enorme mi flaca bella!

Guaglione! Dobbiamo parlare! Gracias por tu buena vibra de siempre. Nada que agregar. Un gran abrazo amigo!!!

The Modesto Kid said...

Gracias por la recomendación -- esa novela no conozco. Según parece hay también una pelicula, "Letter From an Unknown Woman" de 1948.

Oswaldo Aiffil said...

Hola Jeremy! Ojalá puedas encontrarla (Editorial Acantilado). Un abrazo amigo!

Silvia said...

Feliz Dia del Padre, Querido Oswaldo!

Besos,

Silvia

Oswaldo Aiffil said...

Muuuchas graciasd mi querida Silvia! Me la he pasado muy bien en casa, sin salir, leyendo literatura. No puedo pedir más. Un beso enorme!