Sunday, July 20, 2008

Hay cosas que inspiran...





Paseaba por las orillas del río Missouri, el río más largo de Estados Unidos, admirando esos paisajes, viendo correr esas aguas que van a desembocar al Mississippi.




En la orilla, vi un café con jazz. Caramelo para este niño. La arquitectura del local me encantó, más aún la música que provenía de él, y decidí acercarme.




Las melodías sonaban a través de los parlantes y mi inspiración aumentaba exponencialmente.




De las muchachas que atendían en el local, las cuales mire de reojo al entrar, vino a atenderme la que, a primera vista me pareció más antipática. Bueno, cosas de la lotería.




La señorita de marras se acercó y tuvo a bien preguntarme si me ofrecía algo de beber. La temperatura de 38 grados centígrados, con muy poca brisa, me dibujó un líquido amarillo, burbujeante, a muy baja temperatura, una cerveza pues, en pocas palabras.




Ordené una, y me cayó de un bien… cual si fuesen las mismísimas cataratas del Niágara en mi garganta en sequía. Suspiré, y agregué otro sorbo, y otro más, hasta hacerlo corriente.




Qué sabrosa cae una cerveza cuando el calor arrecia. Era muy temprano para comer. Tres de la tarde. Sin embargo yo ya estaba inspirado. Y pedí la carta de las ensaladas.




La chica de rigor no se hizo esperar, y, contra mi pronóstico inicial, me hizo una muy buena sugerencia, “la cual acepté”.




Caramba, siento que me hubiese adivinado el pensamiento, pues yo no me fijé demasiado en los ingredientes de la ensalada solicitada.




Incluyo la fotografía. Ya me la estaba comiendo cuando decidí plasmarla para la eternidad. No admite mayores preguntas. Una ensalada tan inspirada como yo, en una tarde calurosa como el verano en los llanos de Venezuela, esta vez a orillas del Missouri. Con mucho celery, como a mi me encanta, y unos camarones de fantasía, hermosos y grandes.




No hubo necesidad alguna de verter algún aderezo. Aquello me supo a gloria. La comí con fruición. Por momentos pensé en un vino blanco, pero el calor arreciaba, y la anfitriona preguntaba si deseaba otra botella con el preciado líquido dorado, a lo cual no podía negarme.




En un momento dado, al caer la tarde, le regalé la mejor de mis sonrisas a la señorita de rigor, corresponsable en algún grado de la delicia que había comido, y ella, contra todo pronóstico, la devolvió con creces. Hay días en que uno está inspirado.

13 comments:

Rita ♫ said...

Hay momentos simplemente... perfectos!
Besos

Waiting for Godot said...

Sí, hay días de esos, me encanta que los compartas. La ensalada provoca. Besos.

Nerim said...

Con lo que a mi me gustan las ensaladas y el celery y no te digo nada de la cerveza. Todavía recuerdo aquella frase que era tan normal oír en Venezuela:"una polar como culo de foca, por favor", tu la habias oído, o mejor dicho, todavía se usa esta expresión?.

Un fuerte abrazo mi querido Oswaldo, visitar tu blog ha sido de lo más refrescante en este día de calor en Barcelona.

Un beso

Capochoblog said...

Me alegro que la atención en teoría y primera impresión, mala; haya resultado de tu grado y el festin, de dioses!

Besos mi viejo bello.

Mariale divagando said...

Esas pequeñas cosas tan agradables...

Silvia said...

Y de tanta inspiración contagias a todos...

Cariños


Silvia!!!

Ricky del Norte said...

Oswaldo, veo que pasaste un muy agradable momento,parece que estas paseando por varios lugares de Estados Unidos, si te animas a pasar por Wisconsin hazme saber.
Saludos.

zel said...

Mmmmhhhh, hambre...una ensalada tibia de verduras y langostinos? Deliciosa...pero veo que fueron tres, las cervezas.... besos, Oswaldo!

ClaudiaR said...

MMMMM... Oswaldito, veo que la estás pasando mal!!! jijijiji... Un abrazo, Claudia

Laura said...

No importa que te atendiera la antipática, igual fué un momento sin igual.

Un abrazo

Oswaldo Aiffil said...

Hola Rita! Se van creando esos momentos, poco a poco, es la vibra del momento la que los hace posibles. Un beso Rita!

Hola Waiting! Esa ensalada estaba mundial! Nunca sentí el calor tan agradable, además con esas rubias que ves en la foto :-) ¿Mejor? Imposible! Un beso querida Waiting!

Hola Nerim! Tenemos gustos parecidos en lo que a ensaladas y bebidas se refiere :-)
Si, conozco esa frase, muy de uso estudiantil ja ja ja. Hay otra, "me la traes vestida de novia", o sea, cubierta de nieve de la nevera ja ja ja. Qué de cosas! Me alegra haber refrescado ese calorón de Barcelona. Un beso querida Nerim.

Naaanyyy beeellaaaaa! Dicen que la primera impresión es la que queda, pero esta vez no fue así, gracias a Dios! Un beso, o mejor dos! TQM!

Hola Mariale! Si, esos pequeños detalles de los que está hecha la vida, los recuerdos quedan para siempre y se disfrutan con una sonrisa a flor de labios. Un beso!

Hooolaaa Silviaaa! Linda la fotografía en tu avatar :-)
Bueno que se torne contagioso. Un beso amiga linda!

Hola Rick! Bastante agradables esos instantes de mi vida, ya lo ves. Si, estoy paseando en lo que puedo, los días libres, tengo muchas ciudades relativamente cerca, y en la medida de lo posible las iré conociendo. En Nebraska estuve relativamente cerca de Wisconsin, pero en tres días no queda mucho tiempo libre, menos cuando visitas amigos y familia. Quise ir a Des Moines, Iowa, pero no se pudo, otra vez será. No dudes que si estoy cerca de Wisconsin te contactaré. Un abrazo amigo!

Hola Zel! Hambre, si señor, es lo que provoca esa ensalada tan buena. ¿Tres? Quizás más ja ja ja ja, con ese calorón ja ja ja. Un beso querida Zel!

Hola Claudia! Si, horriblemente ja ja ja. Bueno, se hace lo que se puede y Dios permite. Un beso linda!

Hoola Lauraaaa! Bueno, antipática a primera vista, después ya no más! Se disfrutaron esos momentos que la vida nos regala. Un beso Laura!!

JENNY said...

Nunca hay que dejarse arrebatar por la primera impresión... nuestra actitud hace que las personas puedan verse reflejadas.

"Una sonrisa puede ser contagiosa"

Un abrazo!

Oswaldo Aiffil said...

Hola Jenny linda! Besos a la linda de Sophi! Muy ciertas tus palabras, hay impresiones erradas. Un beso linda!