Saturday, June 07, 2008

Limpieza de la casa mental


Cada vez que entro en etapa de vacaciones, sobre todo si sobrepasan la semana, cosa que no siempre ocurre, una de las cosas que hago para deslastrarme de la carga de presión de mi trabajo, es armar un rompecabezas (puzzle) de 1000 o más piezas.

Es una tarea que cumple varios objetivos, aparte del placer que da ver la fotografía en su verdadera dimensión y esplendor.

Uno de ellos, yo diría que el principal, es borrar de mi mente todo el esquema del proyecto en el cual estuve trabajando, que, de otro modo, permanece y continúo trabajando en él de manera inconsciente. La idea es vaciar mi mente para prepararla para entrar verdaderamente en el modo “off”. Y vaya que lo logro, porque armar el rompecabezas se convierte en el proyecto de turno, un proyecto bastante interesante, que conjuga ejercicios de memoria fotográfica, estrategia (colocar aparte las piezas de colores similares, juntar las piezas con una cara recta, que indudablemente pertenecen al marco, etc.), paciencia, dedicación, mucha dedicación para ir poniendo las piezas en su sitio, resistencia, porque cansa un poco, más cuando no puedo inmovilizar durante una o dos semanas la mesa de mi casa, y me toca armarlo en el piso (pavimento), donde igual inmovilizo una zona del apartamento (piso), pero con muchas menos quejas por parte de mi esposa.

Las dificultades varían con la imagen. Hay algunas que se hacen más fáciles de encuadrar mientras que otras tienen similitudes por todas partes lo que acentúa su dificultad, como el de éste año, que coloco en la foto del post, donde había verde y tejas por doquier.

En la etapa de finalización el cansancio se apropia de mi, sobre todo porque dedico jornadas enteras (cuando digo enteras puede ser que comience un día a las 9 am y termine a la medianoche, de manera continua). Muchos dirán “¿para qué vacaciones entonces?” y la respuesta es que, de otro modo, no tendría ni el tiempo ni la energía mental para acometerlo y por el otro lado, a pesar de cambiar el escenario donde me desplazo, continuaría con el trabajo en mi mente, pues sacarlo de la mente no es cosa de mover un interruptor o algo así, a mi modo de ver las cosas.

No se la razón pero una vez que lo terminas de armar el cansancio es reemplazado casi de inmediato por la satisfacción. Al día siguiente te sientes de un bien que no lo crees. Y vuelves a mirarlo, con una sonrisa en los labios, mientras tu mente ya se encuentra en modo “off”, lista para admirar los hermosos paisajes, dedicarse a la lectura o a cualquier otra actividad de placer.

Fuera de tópico: gran alegría me ha causado haberme topado en la calle con una blogger amiga, que ha sido capaz de reconocerme entre la multitud. Se trata de Yolanda Fernández, y ya tenemos cita para un almuerzo la semana entrante. En los blogs se encuentran verdaderos tesoros de personas, una de las cuales es Yolanda, una persona integral, maravillosa, y me tiene muy feliz haberla podido conocer en 3D. También tuve el honor de compartir con mi amiga Cereza, grata y singular conversadora, lo que adoba con su risa contagiosa y su energía ilimitada. Por eso siempre termino diciendo, a pesar de que el Facebook ha entrado cual aplanadora y drenado la creatividad y las líneas plasmadas en muchos de ellos, ¡Larga vida a los Blogs!

24 comments:

Yolanda Fernández said...

Oswaldo, fue bueno tropezarme contigo... fue una bonita casualidad.
Y como no reconocerte, si es que eres inconfundible, idéntico al que "vive" en el blog.
Un gran saludo, hasta pronto.

Alleta said...

A mi me encanta hacer rompecabezas, pero siempre tenia el problema logistico de donde armarlo. Nunca se me ocurrio hacerlo en el piso!

Que suerte la de Yolanda y la tuya de haberse encontrado. A mi me encantaria conocerlos a los 2!!!!

.:*:. Ferípula .:*:. said...

Mirá que encontrarte en el puzzle de la vida!

Te extrañaba y vine a verte.
Estás bien, descansando, sonriendole a tu obra terminada...qué más?
Ah! Un besote!

Muák!
Larga vida al blog!
:)

Oswaldo Aiffil said...

Hola Yolanda! Fue un encuentro casualmente maravilloso. Gracias a la vida! Un beso enorme!

Hola Alleta! A veces quisiera disponer de más tiempo y armar dos de mil o más piezas, es un ejercicio alucinante, sobre todo al final, es como subir a la cumbre en el Avila. Ojalá se de ese encuentro Alleta, lo importante es el deseo de que ocurra, lo demás queda a cuenta del universo. Un beso grande!

Hoola Feri linda! Nuestras piezas encajan, y eso lo sabes hace ya tiempo. Ya el descanso terminó, las vacaciones fueron en mayo. Quedan la experiencia y los recuerdos bonitos. Un beso enorme para ti, te quiero mucho!

unocontodo said...

Buen dato el del Rompecabezas y creo que es para eso, para romperte la cabeza y volver armarla jaja.

Y que casualidad, hoy domingo en la mañana, mientras recuperaba los links que coloco el en el sidebar de mi blog, busqué el tuyo y luego el de Yolanda, después te leo... plop!.. telepatía bloguera?

Gran Saludo.

IMAGINA said...

Oswaldo:
Yo me intercambiaría ahora mismo por esa blogger con la que te tropezaste.
No estoy perdida, sólo ando en otra onda que requiere toda mi energía, pero el cariño sigue intacto.
TQ♥

Laura said...

Pues tenemos algo en común a mí también me gusta armar los rompecabezas, estar allí sentada poniendo cada pieza en su lugar, buscando las piezas que cuadren me hacen irme muy lejos en mi cabeza.

Un abrazo

Divina Cereza said...

Leerte es un gran placer.
No tengo mucha paciencia para los rompecabezas.
Odiooo facebook.
Me encantan las fajitas,ñumi ñumiiiiiiiiiii
Disfruto el bueno vino.
Adoro conocerte.
Que se repita nuestro encuentro
Te quiero mucho mi querido amigo Oswaldo.

MoniQueen said...

Oswaldo pues te entiendo perfectamente porque yo amo un rompecabezas y al igual que tu puedo pasar horas y dias enteros dedicados a el. Aqui en Camerun no he armado muchos, solo uno del Museo del Louvre que reproducia una pintura de Tintoretto con 1500 piezas. Como tengo el mismo problema de la mesa, el escoces me preparo una tabla que acondiciono con fondo blanco y yo podia moverme por todos lados con mi rompecabezas, con lo que tengo que tener mucho cuidado es con la gata porque me puede perder las piezas y nada mas decepcionante que a la hora de terminar te des cuenta que lo tienes incompleto! Abrazos!!

MoniQueen said...

Oswaldo pues te entiendo perfectamente porque yo amo un rompecabezas y al igual que tu puedo pasar horas y dias enteros dedicados a el. Aqui en Camerun no he armado muchos, solo uno del Museo del Louvre que reproducia una pintura de Tintoretto con 1500 piezas. Como tengo el mismo problema de la mesa, el escoces me preparo una tabla que acondiciono con fondo blanco y yo podia moverme por todos lados con mi rompecabezas, con lo que tengo que tener mucho cuidado es con la gata porque me puede perder las piezas y nada mas decepcionante que a la hora de terminar te des cuenta que lo tienes incompleto! Abrazos!!

Oswaldo Aiffil said...

Hola Horacio! Pues si, para romperse los esquemas cerebrales por un rato. Es un proyecto en todo el sentido de la palabra. Yolanda y yo nos veremos en unas horas, estoy contento. Un abrazo!

Hola Rosalie! Nuestro encuentro, como bien me dijo Silmariat durante su visita, será cuando tenga que ser, yo espero que pronto nos podamos ver, al fin, en 3D. Me alegra saber que estás muy bien. Yo te quiero mucho! uN BESO!

Hola Laura! Armarlos es tarea de gran paciencia y de mucha satisfacción al final. Hay mucha gente que tiene ese hobby. Un beso amiga mía!

Hola Cerecita linda! Nunca se repite un encuentro. Ese es un momento único y maravilloso. Apostemos entonces por más encuentros como aquel, la pasamos muy bien en el Boston. Un beso enorme!

Hola Moniqueen! ¿Verdad que son un verdadero proyecto? A mi me gusta mucho hacerlo, aún estando consciente de que requieren mucha dedicación, razón por la cual los armo en períodos vacacionales. Es un gran placer, una tarea de lujo armarlos. Un beso grande Moniqueen! Se te quiere mucho por estos lares de Dios!

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" said...

Las vacaciones son para eso, limpiar la casa interna y esperar lo maravilloso que nos va a llegar. Es estar preparado y con la mente dispuesta. Japonés me salió el amigo.
Yo conocí a alguien maravilloso que hacía encajes de botillos. Cada vez que tenía algún problema, se iba a un rincón a marearse con su ruido de tambores entre las manos, a convertirse en araña con gruesos lentes bailando en su nariz. Al principio, la verla, no le entendía –yo era un niño mocoso con las rodillas vueltas un asco-. Horas después salía de allí con una sonrisota de película y con la mente clara, diáfana. Mi abuela “La Filósofa” era así y aún la recuerdo.
Ya la entiendo, cuestión de la edad, supongo.

Todo lo mejor para ti.

PS: La UEFA me va a matar. Y aún faltan más días.
PS1: Un te verde? Un bidón de Sake o de cerveza. Lo que tú quieras.

Waiting for Godot said...

Confieso que la de esa foto de la rosa no era yo :( es mi hermana que es muy bella y es una persona maravillosa lo que la hace perfecta, la genética ayuda y en algo me le parezco físicamente pero no sé si para WOW WOW WOW como lo que produce ella, me quieres igual?
Yolanda es una persona maravillosa. Besitos.

Silvia said...

Hola! Que tarea! pero a pesar de que pocas veces he concluido un rompecabezas de 1.000 estoy deacuerdo contigo, limpia la mente, durante las vacaciones escolares colocabamos uno sobre la mesa, y me encantaba porque todos los miembros de la familia colocabamos piezas cuando llegabamos, mientras conversabamos del día, incluso los amigos y las visitas participaban...necesito muchas manos para completarlo...

Cariños

Silvia!!!

ClaudiaR said...
This comment has been removed by the author.
ClaudiaR said...

Oswaldo: ¿Qué dices de hacer un rompecabezas de Meteoro (Speed Racer) de 100 fichas?... ¿O de uno de los Power Rangers de 160 fichas?... A esos me he dedicado últimamente!!! JAJAJAJA.... Saludo especial
P/D: Te invito a mi nuevo blog: claudiariosreyes.blogspot.com

Javier said...

Hola amigo, comparto todo lo que dices acerca de lo que es armar un rompecabezas y si la verdad es que es un gran reto el terminarlo y mucho mejor aun la satisfacción del deber cumplido.

Por otro lado que chévere que te hayas encontrado con esa blogger que tanto aprecias.

Y vaya que si ya eres famoso que te reconocen de una....jejeje

Insisto los blogger deberíamos tener una alfombra roja....jejeje

Saludos y buenas vacaciones

Yolanda Fernández said...

Javier, es que Oswaldo es tan igual a sí mismo, es tan idéntico al que "vive" en el blog que es imposible no reconocerlo... aunque creo fue un reconocimiento mutuo.
Yo lo miré y me dije "lo conozco, lo conozco, lo conozco"... el me dijo "hola" y mi mente me ubicó: "...yo te conozco, tú eres Oswaldo el del blog", fue muy grato ese encuentro, realmente muy grato.
Oswaldo es idéntico a su blog: sabio, sereno, digno, amable, trasmite paz... es una persona bella.
Saludos.
...le voy a "regalar" un post en mi blog.

Capochoblog said...

Viejo belloooooooooooo, sabes que yo amo los rompecabezas?
Siempre tengo en casa para armar. La última caja que compre trae 10, las imagenes son de Tomas Kinkade (un pintor de acá espectacular).
T y yo tenemos la costumbre de abrir uno y dejarlo en la mesa del comedor y lo vamos armando. Cada vez que alguien llega, es inmediato que se siente atraído por las piezas sueltas y se ponen a la tarea. Así hemos armado al menos unos 15 o 16 desde que estamos aquí.
:)))
Eso si, luego de armados, los admiramos un rato y vuelven a la caja, jamas los monto.

Un beso grande.

Oswaldo Aiffil said...

Hola Silma san! Su abuela era todo un personaje, a juzgar por las historias que usted cuenta. ¿Más sabe el diablo por viejo? Gracias por lo que me corresponde. Un abrazo!

Hola Waiting! La genética es familiar entonces. Belleza por partida doble. Claro que te quiero! Un beso!

Hola Silvia! La tarea puede ser de uno o de muchos, aunque las cosas saben mejor cuando son compartidas. El ejercicio de armarlo es una bendición. Un beso linda!

Hola Claudia! Ya visité tu página. Gracias por venir a esta, tu casa. Se vale todo en esa materia. Un beso!

Hola Javier! Para mi fue una agradable sorpresa conocer a Yolanda en 3D. Los blogs unen a la gente. Un gran abrazo!

Hola Yolanda! Fue grato compartir el almuerzo contigo e Ivonne. Este mundo bloggero nos une, acorta las distancias. Un abrazo y un beso para ti, no me merezco esos elogios. Muack! Gracias por la revista "Visión". Estoy leyendo tu artículo sobre los avisos, que interesante! Un beso grande!

Hoooola Naaaanyyy beeeellaaaaaa! Interesante esa tarea a cuatro manos. Es un hobby fascinante, que requiere paciencia, dedicación, mucha memoria y corazón. Un beso de 3am, de tu exclusividad!

Rita ♫ said...

Hola Oswaldo!
Gran manera de desconectarse, y qué necesario resulta.
Voy a necesitar uno grandote en poco tiempo ;)
Gracias por tus visitas a mi blog. Un beso cariñoso.
P.S. Me encantó tu aventura en Grenada, Genial!

antesdelunes said...

Hey Oswaldo, entiendo lo que dices porque a mi me pasa algo parecido pero en el día a día, por lo cual me gusta hacer sudokus (mientras más difíciles mejor) o llenar crucigramas.

Es como cuando comes sushi y te llevas a la boca trocitos de jengibre entre roll y roll... algo así ¿no?

Oswaldo Aiffil said...

Hola Rita! Es un placer visitar tu página, te ves reflejada íntegramente en ella, y me agrada muchísimo estar allá. Ahorita estoy conectadísimo, pero con mi trabajo. El reto es grande, y aquí estoy, poniendo el máximo. Un beso Rita!

Hola Domingo! Muy bueno el símil, aunque no soy tan amigo del sushi, te entiendo perfectamente. En un tiempo de mi vida solía hacer muchos crucigramas. Pero los tiempos cambian, y el entretenimiento también. Un gran abrazo amigo!

Tormenta said...

Envidia (no sé si sana, aunque prefiero pensar que es de esa) la que me da comprobar la paciencia de la que se arman para montar esos puzzles; intuyo que el número de piezas es proporcional al grado de paciencia del constructor.
¿Un sueño personal? Dejar un puzzle sobre la mesa , como alguno hace...y dejar que el mismo se vaya construyendo, verlo crecer cada día, señal de que alguien mueve las piezas, de voluntad, de momentos de paciencia.

Y respecto a esos encuentros fortuítos, el destino no trabaja en vano, éste si que tiene un trabajo bien remunerado, con sus paguitas, sus vacaciones y retenciones...

Un beso a todos los maravillosos blogueros; Oswaldo, tu destino está quizás en un momento "paga extraordinaria"? jaja