Sunday, April 06, 2008

poesía...


Sobre la gran campana
se detiene una mariposa,
y duerme.
Poesía japonesa por:
Yosa Buson (1716-1784)

11 comments:

Rita ♫ said...

¡Que campana más
hermosa la de la foto!

Los japoneses son tan sutiles
tres lineas cargadas de significado

Besos, Oswaldo!

IMAGINA said...

Me confieso enrrollada/occidental. Me quedé unos instantes detenida pensando en qué pensar, buscándole otros significados a la poesía para finalmente concluir que lo hermoso es que es simple.
TQ

Capochoblog said...

La única capaz de mantener aún, el silencio de la campana. Bonito!
Besosssssssssssss!

Oswaldo Aiffil said...

Hola Rita! La imagen fue extraída de una tienda de compras por catálogo, específicamente para este post. Si, tres lineas que captan un instante para la eternidad. Así no más, pisando tierra (Ilan Chester dixit). Un beso!

Hola mon cherie Rosalie!
La interpretación es libre, cada quién lo hace a su manera. ¿Te imaginas a la mariposa durmiendo en esa paz, y de repente tañe la campana? Un antes y un después. Un beso, yo también TQM!

Hooolaaa Naanyyyy! Equilibrio frágil, la imagen de la mariposa durmiendo sobre la campana que en algún momento habrá de tañir. Dos besos!!

Adriana Lara said...

me recordaste esas palabrs que dicen que alguien soñó que era una mariposa, y al despertar, no supo si era hombre que había soñado ser mariposa, o mariposa que había soñado ser hombre.

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" said...

Como jugar con una pompa de jabón.
Como recolectar una nube y guardarla en la casa,
como colocar semillas de sésamo en las arrugas del alma…
como sentirse poeta perdiéndose en una campana y su mariposa.

Todo lo mejor para ti.

Ps: Iroiro arigatou.
Kimi wa idaina yuujin desu.

TURKA said...

definitivamente hermosas campanas...pero mucho mas hermosas son las letras...me siento mariposa...



un placer conocer su espacio...besitos

Gilberto said...

me gusta Buson :)

Oswaldo Aiffil said...

Hola Adriana Lara! Gracias por visitar esta casa virtual que te recibe de buena gana y agradeciendo también la buena vibra que traes.
El cuento del hombre y la mariposa es, nada menos, de Chuang Tze, maestro taoísta. Un beso preciosa!

Hola Silma san! ¿Cómo dejar de agradecerle sus palabras? Dígame usted...arigato gozaimasu! Anata wa watashi no tomodachi desu yo.

Hola Turka preciosa! Muchas gracias por venir a este rincón de la blogósfera. Por aquí se le recibe con los brazos abiertos. El espacio también es suyo, venga cuando guste. Ya la visitaré con el rigor debido. Por ahora me asomé y me gustó. Un beso!

Hola Gilberto! A mi también, y Basho, que delicia! Un abrazo!

Waiting for Godot said...

Es tan hermoso, que me lo quedo. BEsos.

Oswaldo Aiffil said...

Y es todo tuyo querída Waiting! Te quiero mucho! Un beso!