Thursday, January 27, 2011

Amor en tres tiempos


Navegando en internet me entero de la hermosa historia de amor entre Mark Kelly, astronauta de la NASA y Gabrielle Giffords, congresista baleada recientemente durante un atentado en Tucson, Arizona.



Gabrielle y Mark se conocieron en el año 2006 y se casaron al año siguiente.


Lo cumbre del caso es que ella vive en Tucson, Arizona y trabaja en Washington, DC mientras que el vive y trabaja en Houston, Texas, por lo que solo pueden verse los fines de semana.


Aún así se las han arreglado para mantener un amor como pocos, con una devoción tal que en el anillo de bodas que Mark le regaló a Gabrielle se lee una inscripción: “Tu eres lo más cercano que he estado del cielo”; siendo él un hombre que ha pasado gran parte de su vida tripulando vuelos espaciales, de lo cual se desprende que realmente ha estado más cerca del cielo que la mayoría de nosotros, se puede intuir lo que verdaderamente siente por Gabrielle.


Antes del infausto suceso de Arizona, ambos tenían tres semanas sin verse debido a las múltiples ocupaciones de Mark, quien tenía la misión de comandar el “Endeavour”, un transbordador espacial cuya próxima misión está pautada para abril del 2011.


Luego de los hechos acaecidos, Mark ha dejado abierta la posibilidad de renunciar a la misión para estar más tiempo con su esposa. Ella ha sido trasladada a un prestigioso centro médico de Houston para su recuperación, lo cual le viene como anillo al dedo a Mark, quien reside allí.


La recuperación ha sido milagrosa. Y la moraleja de la historia es que el amor, no importa la distancia ni el tiempo, se lleva en el corazón.


Fuente: www.univisionhouston.univision.com

5 comments:

Alleta said...

Hoy necesitaba una historia tan bonita como esta. Gracias
Besitos

Oswaldo Aiffil said...

Hoooolaaaa Alleta! Qué bueno que te ha gustado. La historia es muy inspiradora. A mi también me gustó mucho, sobre todo la parte aquella de que no hay celos ni invasiones de espacio entre ambos, en cambio hay confianza de sobra y mucho amor, que en estos momentos difíciles queda una vez más demostrado cuando Kelly abandona la Misión Espacial que tenía asignada (que lo es todo para un astronauta) por quedarse a cuidarla. Eso es lo más! Un beso linda Alleta, y gusto de volver a verte por aqui.

Lorena said...

Oswald, esa es una historia hermosa!
Lo mas importante es poder recordar que lo que tienes, es lo que vale... por eso el cuido... porque para él, ella es lo que tiene y lo mas importante.

No es fácil tener una relación, en donde el beneficio de la duda no aparezca en algún momento, entonces están los benditos celos... esos que tanto daño hacen.

Cuando uno ama, hasta los momentos difíciles, son fáciles de superar.

Yo no soy la mas acertada para comentar esto, sin embargo aunque no lo haya vivido, aunque ese amor no ha sido correspondido, aún creo en ese sentimiento... ese que nos llena el alma, que nos cambia la vida.

Un besito y tenemos que hablar para contarte que estoy haciendo oki?

Alleta said...

Oswaldo, siempre te leo, solo que muy pocas veces comento. Ya no tengo tanto tiempo como antes... Ahora un hombrecito de casi nueve meses me absorbe TODO mi tiempo, eso si ahora soy muuucho mas feliz que antes! =)

Oswaldo Aiffil said...

Hola Lore! Los celos son cosa normal en una relación, los excesos son los que la matan. El amor da para muchas horas de tertulia. Claro que si. El último encuentro, con Mariale, no pude por estar sumido en un curso pero momentos vendrán. Un beso mi linda Lore!

Alleeetaaaa! Soy feliz de saberte. Tanto tiempo. Me acerqué a tu blog y tiene restricciones de entrada. Felicitaciones por el baby, ellos nos llenan la vida de cosas bonitas y vale la pena vivir la experiencia. Gracias por permanecer mi querida Alleta! TQM, un besazo!