Sunday, April 11, 2010

Pensando mucho...


Pensando, pensando mucho. Así me encuentro. Principalmente en modo ingenieril. Ya saben quién se molesta cuando eso pasa (mi yo escritor). Pero así es mi vida.


Tengo que compaginar ambos extremos, evitar la colisión. Se puede lograr porque ambas cosas me gustan. Me apasionan. Por eso me gusta mucho leer la vida de Ernesto Sábato, un físico devenido en gran escritor. Su convicción, su pasión por la literatura siempre pudo más.

Me han invitado a dar una conferencia técnica y no puedo ocultar la emoción que eso me causa. Vamos, que falta un poco para que eso suceda, pero ya la veo a la vuelta de la esquina. Y empecé a prepararme. El tema me envuelve. Creo que nunca había estudiado tanto algún aspecto de la ingeniería, y tiene que ser porque me gusta mucho, porque allí precisamente he centrado mi pasión y mi fe.

Sin embargo pienso que, el día que me inviten a hablar sobre literatura (y ojalá fuese sobre Haruki Murakami) me va a emocionar aún más. Por muchas cosas. Por el hecho de que la gente conoce mucho su literatura, y tendría que decir algo distinto a lo que ve y siente el común en su lectura, y a lo ya dicho y escrito, que es bastante. Pienso que tengo cosas que decir, porque me identifico mucho con sus personajes. Porque me encanta su prosa. Porque el escritor deja plasmada su filosofía de vida en cada una de sus obras, cómo ve él las cosas simples de la vida y las aristas tan interesantes que pueden encontrarse con tan sólo mirar un poco más allá.

Mientras eso pasa (aunque no sabemos si acontecerá algún día, creo firmemente que sí) lo sigo leyendo en sus traducciones al español, que magistralmente ha realizado Lourdes Porta Fuentes para Tusquets. Actualmente leo la última de ellas, titulada “El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas”. Hay otra traducción al español (Murakami escribe originalmente en japonés) que hizo Fernando Rodríguez-Izquierdo y Gavala para Anagrama (1992) titulada “La caza del carnero salvaje”. La comencé a leer el año pasado pero aún no la termino (por esa manía de adelantar otras lecturas y dejar lo mejor de Murakami para el mejor momento).

Tiene también (Murakami) un libro de cuentos (24 en total) titulado “Sauce ciego, mujer dormida” (Tusquets, 2008). Es maravilloso, algunas veces complementario de sus obras. Es para mí un manjar que guardo celosamente y degusto de a poquito, con un placer indescriptible. He leído nueve de ellos, todos muy buenos.

Cuando leo a Murakami, cosa que hago con total apasionamiento y concentración (si no es así no se percibe igual la prosa), siempre hay un párrafo (uno solo), a veces por capítulo (aunque en algunos no los pone) que te deja, al final del mismo, una sensación de música incidental. Que te sacude la existencia. Que trae respuestas a interrogantes que te habías hecho sin encontrar salidas. Que te hacen cerrar el libro, mirar al infinito, volver al libro, releerlo y cerrar de nuevo, y a pensar, divagar, atar cabos y, finalmente, sentir una fluidez total con el universo. Creo fielmente que allí reside la magia del escritor, vertida hacia nosotros, sus lectores, a través de los personajes de la novela.

Mientras la vida allá afuera se torna cada vez más difícil (el dinero se hace siempre insuficiente para cubrir lo básico de la existencia, mucha inseguridad en la calle, amenazas de guerra y expropiaciones, una diáspora que no acaba y que se lleva a muchos de mis amigos a otros confines de la Tierra, y un largo etcétera), la literatura y la ingeniería me abstraen, me calman y me hacen pensar que al final todo tendrá salida, que muchas cosas buenas son posibles con un ligero cambio de pensamiento, de mentalidad; que todo problema, por grave que sea, tiene una vuelta de aspa que no se ha experimentado, y por esta razón la situación permanece como problema; que todo volverá a alcanzar su fluidez, más temprano que tarde. ¿Soñador? Tal vez. "Abre tu ventana a las caricias del viento, no dejes que tus sueños se marchen con el tiempo" dice una vieja canción. Y es así...

9 comments:

Mariale divagando said...

Tú lees como yo, con pasión, con vehemencia... Y luego uno termina hablando así mismo sobre lo que ha leído :-)

unocontodo said...

mm.. me gustaría leer a alguien así, con full nota... algún día.. incluso leer al amigo Murakami a ver...

..pero el tiempo, hoy día, está como el dinero, no alcanza para nada...

y justamente para aislarme un poco de esta realidad, estoy retomando la BlogTerapia..

y sí, (debe ser por el tiempo que ha pasado), estoy seguro que "esto" cambiará más pronto que tarde..

Suerte con tu conferencia y ojalá y sea en el exterior...
Gran saludo colega..

Lise said...

My little friend !!!! qué rico leer lo que escribes.... Suerte con tu presentación, besitos !!!!!!!

Lena said...

Es lo mejor que haces.

Crecer, concentrarte, buscar....no permitir que invadan ese espacio.

Todo es compatible, ingeniería y literatura...ojalá muy pronto puedas hablar de Murakami...verás como el ingeniero aplaude al escritor!!!!

(El escritor aplaudirá al ingeniero, as well!)

Besos, O!

er chepo said...

La verdad es que tengo tiemposin poder disfrutar de un libro, y disfrutar de algun autor como haces con Murakami. Me imagino que llegara el tiempo de poder hacerlo.


Suerte en la conferencia

Pansy said...

He venido a leerte hoy justo cuando entre en una suerte de "down" ... sintiendo que a veces, la falta de mis amigos cercanos me pega mucho mas de lo que creo ... En fin te leo y se afianza la idea que me cree de ti cuando empece a leer tu blog hace ya casi 4 años!... lo que me transmitiste fue pasion por lo que hace y eso es lo mejor que uno puede tener, sobretodo en tiempos como estos...
Bueno! sigo "tocada" por querer compartir mis "cuitas" con alguien, pero fue buena idea venir a leerte ... como siempre!
Dios te acompañe siempre ... Y tu sigue cultivando tus pasiones...
Abrazo de oso

Silvia said...

Yo tengo fe querido Oswaldo que todo tiene una salida y un porque,todo tiene solución,no me detengo,creo en los pequeños aportes cuando son indetenibles, ¿Soñador? bueno si es así soñamos lo mismo!!

Besos

Silvia.

La Hija de Zeus said...

Soñadora como tu también espero que todo tenga solución!!
Has logrado picar mi curiosidad con la pasión con que escribes sobre el autor, espero conseguir el libro de cuentos..

un besototote

Oswaldo Aiffil said...

Hola Mariale! Muy cierto. Con mucha pasión, y así escribo, camino, etc. etc. Mis compañeros de clase me decían que podían leer lo que escribía en mi cuaderno con sólo pasar la yema de los dedos por la hoja. Un beso flaca preciosa!

Hola Gran Horacio! Uno va encontrando el tiempo, poco a poco. La conferencia es aquí. Espero que me vaya bien.
Un gustazo saber que estas de vuelta. Un abrazo colega!

Hola Lizzy! Bienvenida a ésta, tú casita virtual. Un placer de verte por estos lares de Dios, y por allá también. Un beso grande!

Hola Lena! Falta un poco para la conferencia, pero ya estoy emocionado. No me imagino cuando hable sobre literatura. Muchas gracias por tu buena vibra de siempre. Un besazo!

Hola Chepo! Tranquilo, descuida que ese momento llega. Y lo vas a disfrutar muchísimo. Un abrazo amigo!

Hola Pansy! Pues sí, lo que hago, lo hago con pasión, y cuando no es así se me nota demasiado. Espero que hayas encontrado el equilíbrio que tanto buscas. Por aquí vienes desde hace casi 5 años, mira bien, jejeje. Un beso linda!

Hola querida Silvia! "Soñador, ¿qué le has hecho a los sueños, de aventura y de fábula que contabas, de pequeño" ¿Recuerdas esa canción? Soy un eterno soñador. A veces desfallezco pero luego retomo el camino. Y así vamos por la vida. Un beso grande mi bella!

Hola Zeucita linda! Ojalá lo encuentres pronto. Lo vas a disfrutar mucho. Escribe genial. Sigamos soñando, que no cuesta nada. Un beso enorme!