Tuesday, July 07, 2009

Mi día

Hoy no he ido a trabajar. Un quebranto producto de una gripe repentina me lo ha impedido. Me encuentro en casa descansando. El trabajo últimamente ha sido extenuante. Y no hay signos de cambio. El patrón parece haber cambiado luego de que muchos de mis colegas decidieran marcharse a otros países en busca de mejores oportunidades. Los que nos quedamos hemos sido testigos del aumento de la carga de trabajo generada por este fenómeno. Ahora hay que enseñar mucho de lo que se hace cuando antes se compartía el tiempo entre enseñar y aprender de los otros. Unos otros que ya no están. Y los sustitutos están para aprender.

El día de descanso me ha permitido indagar en la literatura técnica. Ya saben los que me conocen que en mi cohabitan dos seres cuyos objetivos no se comparten en lo absoluto, el de la ingeniería y el de la literatura. El uno calcula, ingenia, elabora estrategias, diseña. El otro en cambio quiere sumirse en los relatos, suyos y de otros, en la poesía, y luego quiere meditar sobre esos mismos relatos y poesías, descubrir lo que hay en esas letras, buscarle nuevos horizontes. Cuando no está en eso, va y se sumerge en el mundo de la música. Una música que no es muy comercial. Que más bien lo lleva a parajes que sólo él conoce. Y allí se ubica. Sólo. Como un navegante en un velero que surca mares hasta ese entonces desconocidos, buscando la armonía con la naturaleza, con el universo.

Hoy están aquí ambos conmigo, mientras uno busca el valor del amortiguamiento de estructuras costa afuera, el otro escucha “África Latina”, el último trabajo de Leo Blanco. Leo, pianista venezolano residenciado en Boston, se ha tomado el tiempo para investigar las raíces africanas en la música latina, o las raíces latinas de la música africana, no sabría definirlo. El producto es una obra hermosísima, bellísima, que me ha hecho placentero el día de descanso. Leo visitó Caracas hace unas semanas y tuve el placer de ir a su presentación en el Auditorio de Corp Group en Caracas. Un músico sencillo, sin poses, pero con un talento y una calidad musical universal, de esos que están para grandes cosas.

Lo acompaño con un trabajo denominado “Quartet”, de Pat Metheny, guitarrista, y Brad Mehldau, pianista, norteamericanos ambos, quienes, junto a Larry Grenadier en el bajo y Jeff Ballard en la batería, interpretan once piezas también hermosas, que me transportan, que me hacen surcar espacios que desconozco, que me hacen sentir la frescura del aire contra mi cara, en un vuelo por escenarios que ya encontraré algún día, y en ese entonces saborearé la sensación de haber estado allí antes.

Y como colofón escucho “Portraits” de Vangelis, tecladista y músico electrónico griego, de larga trayectoria. El que no lo haya escuchado aún le sale penitencia. Es verdaderamente extraordinario. Hasta un asteroide fue denominado “Vangelis” en su honor. Famosas, entre otras, son sus piezas “Chariots of fire”, ganadora del Oscar como parte de la banda sonora del film del mismo nombre, “State of Independence”, cantada por Jon Anderson, en la época del célebre dúo “Jon & Vangelis” (versionada luego por Donna Summer, quien le introdujo un coro formado por, entre otros, Michael Jackson, Kenny Loggins, Lionel Richie, Steve Wonder y Dionne Warwick), “I hear you now” y “I´ll find my way home”. Que gusto escuchar este trabajo.

Cuando vuelvo en mí, retomo la búsqueda del aspecto técnico, vuelven a mis manos los libros de ingeniería y diseño, el amortiguamiento, concepto algo complicado para quien no se dedica a las estructuras. Alguien me ha pedido investigarlo, a sabiendas de lo acucioso que soy en estas cosas, y aquí estoy, leyendo, buscando. Como mi laptop está cerca, pues me han dado ganas de escribir sobre lo que hago. Y así se va consumiendo este día tan particular, que he disfrutado junto al descanso necesario, mientras el virus de la gripe decide navegar a otros puertos. Eso espero...

9 comments:

er chepo said...

Estimado Oswaldo como estas, lamentablemente el tiempo no me rindio lo suficiente para el poco tiempo que estuve en Venezuela poder llamarte, pero esta pendiente ya que antes que se acabe el 2009 debo volver, por otro lado te recomiendo una cantante checa llamada Marta Topferova, de quien no te doy mas comentarios para que la descubras y te entusiasmes de su musica como lo hice yo

Saludos

Lena said...

Nunca había escuchado hablar de Leo Blanco...me interesa mucho...voy a mirar.

Metheny y Vangelis me encantan...el tema de amor de Blade Runner es lo más.

Cuidate esa gripe.

Que te mimen.

No sé cómo agradecer las palabras tan hermosas, tan del alma que me dejaste.

Gracias, Oswaldo.

Me has emocionado.

Perdona la contención...te juro que por dentro explotan fuegos artificiales, papelillos, serpentinas y suena una escuela de samba!

Un beso!

Nerim said...

Mi querido Oswaldo, cuanto lamento que estes con gripe pero veo que aprovechas bien el tiempo sumergiendote en los libros que tanto te gustan y disfrutas.

Hacía mucho tiempo que no venia por aqui, pero ya ves que no me olvido.

Un beso y que te repongas pronto y bien.

Waiting for Godot said...

Espero que estes mejor. Me encanta la gente que puede moverse en diferentes mundos con tanto talento. Besotes.

Oswaldo Aiffil said...

Hola Chepo! Lástima, me perdí un buena chiacchierata! Será cuando puedas. Yo se que esos viajes cortos no dan para mucho. Un abrazo y gracias por el dato de la Topferova, bella, buena voz y mucho feeling!

Hola Lena! Leo Blanco en www.leoblanco.com
Las palabras salieron del corazón. Eres inspiración para mi escritura. Por aquí resuena la samba :) Un beso grande!

Hola Mirentxu! Yo tampoco te olvido! Ya me esto reponiendo. Mañana a trabajar, ya mucho mejor. Un beso querida Nerim!

Hola tierna Waiting! Gracias, muchas gracias! Vamos poco a poco. El cielo es el límite! Un beso grande!

Benedetto said...

Signore Caro Amico,


M E J Ò R E S E !


( es una orden de TWR MIQ ! )




Saluti / Beny.

Oswaldo Aiffil said...

Hola Beny! En esas ando, con un poco de descanso este fin de semana, todo estará bien. Un abrazo!

Pansy said...

Hola!
Uff espero que la gripe se te haya ido ya, y si noes asi, que te mejores muy pronto!!!
Te dejo un abrazo fuerte y un te caliente...

Oswaldo Aiffil said...

Hola Pansy! Todo bien. Muchas gracias por la buena vibra! El te caliente, de maravillas! Un beso!