Saturday, July 18, 2009

¿Adónde crees que vas?

Mark Knopfler es el guitarrista más elegante del rock and roll. Nunca olvido el sonido de su guitarra en “Money for nothing”. Mark compone también, y luego acompaña esas letras sencillas y bonitas con el melodioso sonido de su guitarra excelsa.


Hay una de esas hermosas melodías que ha venido a mi mente, impulsada por no se sabe qué energía, a propósito del tiempo que he tardado en volver a esta casa virtual.

Yo siento que el blog me reclamaba la presencia. Por una lejanía que nunca había sido tanta. Una señora fantasmal, que algunos llaman Ausencia ha dejado su huella por la casa virtual. Y ello ha despertado unas olas que han venido a reventar a las costas de mi mente. Ese fantasma ha hecho sonar las alarmas, en forma de ondas marinas, ruidosas, con fuerza inusitada. Las musas se han asustado mucho. Para ellas, yo soy su médium, su libertad de expresión. Por eso estoy aquí.

Todos los días pienso en esta bitácora de vuelo e imaginación, de creación, de conocimiento e intercambio. Impulsado por la melodía y la letra de Knopfler he vuelto. Nunca pensé que pudiese existir una comunicación tan profunda entre mi bitácora y yo. Y si, ella está viva, y se hace sentir…la melodía que me ha enviado es hermosa, y tiene un mensaje. Espero que la disfruten…

¿A dónde crees que vas?

¿No sabes que está oscuro afuera?

¿A dónde crees que vas?

¿No te importa mi orgullo?

¿A dónde crees que vas?

Yo creo que no lo sabes.

No tienes forma de saberlo.

No tienes adónde ir.

Entiendo tus cambios.

Desde mucho antes que alcances la puerta.

Sé a dónde crees que te diriges.

Y sé a qué viniste.

Y estoy harto de bromas.

Sabes que quiero que seas libre.

¿A dónde crees que vas?

Creo que mejor vienes conmigo.

Dices que no hay razón para ello.

Pero aún dudas de mí cuando no estamos juntos.


Estarás sin mi.

¿Y adónde crees que irás?

¿No sabes que está oscuro afuera?

¿A dónde crees que vas?

¿No te importa mi orgullo?

Y ya estoy harto de bromas.

Sabes que quiero que seas libre.

¿A dónde crees que vas?

Creo que mejor te vienes conmigo...

5 comments:

Lena said...

I love Mark Knofler!

Desde siempre!

Voz poderosa y guitarra sexy!

Imprescindible!

Un beso, O.

Le Mosquito said...

He tenido que conformarme con la lectura, Oswaldo. A estas horas tan tempranas, aquí, no puedo conectar altavoces, pero sí con tu texto.
Un abrazo.

Oswaldo Aiffil said...

Hola Lena! Muy cierto lo que dices, el tipo se hace imprescindible. Un toque mágico en su arte. Muchos besos Lena!

Hola Mosquito! Grato verte polinizando por estos lares de Dios!
Escucha esta belleza de canción cuando esté a tu alcance hacerlo. Con ella he vuelto. Un gran abrazo!

Rafucho said...

Mas que un cantante, siempre definí a Knopfler como una especie de "storyteller". Sabes que una vez, en un restaurante en un pueblo del nordeste de Brasil, estaba un grupito animando la noche, y a petición de la audiencia se lanzaron el solo del final de "Sultans of Swing" y tuvieron que hacer una versión bastante extendida, la gente no los dejaba parar.

Oswaldo Aiffil said...

Hola Rafucho! Bienvenido eres a esta, tu casa virtual. Buena anécdota de una de las canciones del señor Knopfler, una de las más bonitas y que les pedían siempre.
Sus canciones tienen mucho feeling, ni hablar de su guitarra. Un abrazo grande!