Tuesday, August 05, 2008

Los 7 atributos del liderazgo.


Liderazgo. El líder siempre traza la senda que otros habrán de seguir.


La señora M.B. Herrera, cuyo blog "Life, Money and Development" se ha convertido en uno de mis favoritos, ha publicado una serie de artículos de crecimiento personal que son muy interesantes para todos. Como están escritos en inglés, he pedido su autorización para reproducir algunos, cosa que aceptó gustosamente. El de este post, sencillamente no tiene desperdicio. Disfrútenlo, se les quiere mucho por estos lares de Dios!
Cuando tengo que contratar a alguien para cualquier posición en mi compañía, siempre presto mucha atención a los 7 atributos que se tratan más adelante, porque continuamente lucho por contratar gente con rasgos de liderazgo (aún cuando el cargo no sea una posición gerencial clave). Siempre quiero la mejor gente, no importa el tamaño, complejidad o responsabilidad del trabajo. Yo se que, a medida que pase el tiempo, los grupos de trabajadores con rasgos de liderazgo se desempeñan y coordinan muchísimo mejor que la gente común y corriente, y la que hoy es una nueva asistente pudiera, muy seguramente, convertirse, en pocos años, en una directora muy importante.
Más aún, yo prefiero el estilo de liderazgo democrático (también denominado participativo): en este caso, el líder ofrece su guía al grupo, pero también participa en él, y promueve la retroalimentación con los otros miembros. Nótese que este estilo no es inconsistente con la visión de cada uno en el grupo actuando como un líder. El estilo democrático también es apropiado para los ambientes dinámicos modernos porque permite enfrentarse a circunstancias rápidamente cambiantes. Otros estilos, tales como el liderazgo autoritario o el que se basa en delegar, son muy dañinos y obsoletos.

Concretamente, estos son los 7 atributos que espero que posean mis empleados:
  1. Solidaridad: Un líder respira a través de su grupo. Un verdadero líder sabe cómo trabajar en grupos, y debería tratar de entender los problemas de los otros trabajadores. En grupos buenos, la solidaridad entre los miembros es una relación simétrica. Solidaridad es el primer paso que un líder debería dar para ganar el respeto y la atención de sus compañeros. Los líderes exhiben una fuerte confianza en la habilidad de los otros miembros del grupo para lograr las expectativas del trabajo.

  2. Modestia: Un líder ejerce su liderazgo de manera casi inconsciente, sin dar importancia al concepto de liderazgo integral. Los líderes no se muestran como tales…actúan como tales. Los líderes mantienen el ambiente de participación en el grupo, y siempre hacen su trabajo con la idea de la participación en un proyecto colectivo. Grupo y colectivo son palabras claves para los líderes. La idea de líderes aislados es una odiosa falacia. Cualquier persona designada para una posición gerencial adquiere el poder de comandar y hacerse obedecer por medio de la virtud de la autoridad de su posición. Sin embargo los líderes no se hacen obedecer…se ganan la obediencia. La modestia mantiene al líder lejos de ejercer el falso liderazgo que proviene de la autoridad del cargo. El verdadero liderazgo NO está asociado con cargos de autoridad (pero obviamente lo contrario tiene que ser cierto si la organización quiere tener éxito).

  3. Confianza en sí mismo: Los líderes se conocen a sí mismos, y exhiben un completo dominio de su conducta. Más aún, los líderes saben qué tareas están a su alcance, y no se establecen falsas expectativas. De esta forma, los líderes saben cuales son sus virtudes y sus límites, y no los esconden. La confianza en sí mismos provee la fuerza para ser persistentes en alcanzar la tarea y la visión. Hay que recordar que con más frecuencia de lo que se imagina, el liderazgo implica el desafío del orden establecido, del status quo. Por lo tanto, la confianza en sí mismos es vital para obtener el éxito.

  4. Iniciativa: Los líderes son proactivos, no reactivos. Yo tuve un gerente que sólo esperaba y actuaba luego de recibir órdenes de sus superiores, siguiendo estrictamente los (equivocados con frecuencia) lineamientos del jefe. Esta conducta es, no sólo ineficiente para el negocio, sino que daña el aspecto de los líderes como modelos a seguir. Trabajadores y compañeros de equipo tienden a identificarse con lo que son los valores de su superiores, y ninguna compañía quiere que este tipo de actitud pasiva sea aprendida por sus trabajadores.

  5. Creatividad: Un verdadero líder está siempre buscando maneras de desarrollar su creatividad al máximo. De aquí que la visión del líder es muy importante. Los líderes extraordinarios articulan:
    un engranaje de trabajo congruente con los valores de los otros miembros del grupo.
    eficientes y efectivas maneras de completar la tarea asignada,
    y maneras de compatibilizar las sub-actividades con los intereses y experiencia de los miembros.

  6. Pasión: El líder nunca deja de aprender, y muestra un alto nivel de conciencia. Las acciones de los líderes indican el camino a sus compañeros de equipo. Los líderes toman la responsabilidad por cada una de las escogencias y decisiones sin culpar a otros ni buscar excusas poco convincentes. Los líderes exhiben pasión por su trabajo, y son fieles a sus visiones y creencias. Ellos entablan una conducta excelente y hacen extraordinarios sacrificios propios en interés del grupo, si fuese necesario.
    Resumiendo estos 6 atributos, recurrimos a la obra maestra de Warren Bennis, “Convirtiéndose en un líder”, la cual distingue claramente entre los gerentes (una típica posición de autoridad, pero no necesariamente ocupada por un líder) y los líderes reales:
    Los gerentes administran, los líderes renuevan.
    Los gerentes preguntan cómo y cuándo, los líderes preguntan qué y porqué.
    Los gerentes se enfocan en sistemas, los líderes se enfocan en la gente.
    Los gerentes hacen las cosas bien, los líderes hacen las cosas precisas.
    Los gerentes mantienen, los líderes desarrollan.
    Los gerentes dependen del control, los líderes inspiran confianza.
    Los gerentes tienen perspectivas a corto plazo, los líderes tienen perspectivas a largo plazo.
    Los gerentes aceptan el status quo, los líderes retan el status quo.
    Los gerentes tienen la vista puesta en el resultado final, los líderes tienen la vista puesta en el horizonte.
    Los gerentes imitan, los líderes crean.
    Los gerentes emulan al clásico buen soldado, los líderes asumen su propia personalidad.
    Los gerentes copian, los líderes muestran originalidad.

  7. Simbolismo: Para mí, este es el rasgo más importante, el cual proyecta y resume todos los otros atributos. El líder es un símbolo. Este es el atributo acumulativo de los líderes. Aunque los líderes están orientados hacia su trabajo (y no hacia su autoexaltación), ellos de por sí son un símbolo en el grupo, lo cual puede fácilmente significar que son un símbolo de su compañía. De esta forma, los líderes constituyen una representación externa (¡e interna!) de su negocio. Y, como quiero la mejor representación, y los mejores resultados para mi compañía, me gusta aceptar y trabajar con líderes. Verdaderos líderes.

10 comments:

Waiting for Godot said...

Yo lo aplicaría incluso a cosas más importantes que un empleo, como la pareja, o un amigo. Besos mi Oswaldo. Todos los días se aprende algo contigo.

IMAGINA said...

Primero lo primero: disculpa mi larga ausencia. No puedo decir que ha sido involuntaria. Lo que sí ha sido involuntario es no hacerles llegar a mis amigos una señal, aunque breve, de que ellos me interesan.

Ahora, al punto.
Cuando leo estas recomendaciones siempre reflexiono acerca de qué tipo de empleada he sido y qué tipo de "jefe" soy. Tengo una personalidad un tanto autoritaria y ciertamente no soy un saquito de virtudes, sin embargo, personas que han trabajado conmigo hace muchos años, en posteriores reencuentros me han manifestado su agradecimiento o su admiración hacia mi manera de ejercer la profesión. Me siento identificada en algunos de los puntos que posteas. Y no sólo por lo que siento que soy sino también por lo que busco en mis empleados que me gusta que sean de "alto potencial que de excelente desempeño". Siempre evalúo el potencial por encima de la experiencia. Pero leyendo tu post siento que tengo una asignatura pendiente, al menos en el primer punto. No tengo ciertamente desarrollado el hábito de implicarme a fondo con el equipo.... y pensándolo bien, debería poner en revisión el rubro "modestia"...jajajajaja.

Extraño el mundo bloggero amigo Oswaldo y extraño a los panas como tú, pero mi mente necesitaba descanso y mi cuerpo una actividad más intensa que la de sentarse horas frente al monitor.
Como siempre, excelente post.
TQ.

Silvia said...

Que buen post Oswaldo! totalmente deacuerdo contigo me gusta mucho el liderazgo democratico, más si es participativo sobre todo porque creo en la inovación, en los estilos y los ritmos de trabajo para concluir una tarea, y eso no cabe en ningun otro estilo de liderazgo, no me considero lider, es mas nunca me he puesto totalmente en esa posicion, pero me gusta contribuir activamente al equipo con el que trabajo, y en cuanto a mis jefes no me gustan autoritarios, ni lo que deriba de esta caracteristica pero tampoco completamente ausentes de caracter...soy exigente hasta para que me manden! jajaja ( y observadora!!)

Disfrute mucho esta lectura, asi que espero más...

Todo mi cariño

Silvia

A.J. Boadas said...

Hola, Sr. Oswaldo

Le agradezco mucho por fijarse en mi trabajo. Y lo felicito por la virtud que demuestra en su traducción. Excelente.

Además, he notado que su blog trata muchos temas interesantes, con profesionalismo. Lo he agregado a mi Blogroll.

Gracias.

Capochoblog said...

Concuerdo con Wait. El liderazgo debe salir de la oficina y aplicarse en nuestro día a día.

Besos mi viejo Lider :))))

Yo! said...

Hola Sr. Oswaldo, siempre paso por aquí y leo sus interesantes post, en mi blog hago entrega de un premio a blogs que simplemente marcan diferencia, cuando pueda pase por mi casa... Saluditos!!

Oswaldo Aiffil said...

Hola Waiting! Tienes toda la razón, el liderazgo es para la vida, no hay duda alguna. Gracias por tanto cariño mi bella. Un beso!

Rosalie! Voilá!!! Tus señales me han hecho una falta enorme, no te lo voy a negar nunca, jamás. Menos mal que has llegado. Miguel también se ha perdido, estoy esperando que deje huella por allí. Veo que has reflexionado sobre el artículo, y allí radica su importancia. Cuando lo leí por primera vez me llegó muchísimo. Le pedí permiso a la señora Mag Herrera para traducirlo y me lo dio, fue cosa de un solo día, una sola sentada, es que está demasiado bueno, en mi parecer. Rosalie, no te pierdas, tu sabes que aqui se te quiere muchísimo, lo sabes bien, Un beso!

Hola mi querida Silvia. el post le pertenece a su autora, lo que hice fue reproducirlo para que llegara a más personas. Es toda una enseñanza. Un beso inmenso querida Silvia!

Hola señora Mag! Estoy muy contento de haber hecho eco de su trabajo en esta casa virtual. Su blog es excelente, altamente recomendable. La traducción la hizo la motivación que me produjo leerla. Muy bueno de verdad. Gracias por la licencia. Un abrazo!

Hoooolaaaa Naaaaanyyy beeellaaaaaa! Claro que Waiting ha dado en el clavo, que linda! ¿Ya volviste de vacaciones? Ya voy por allá a cerciorarme y a buscar mi beso ;-)
Te quiero mucho Nany preciosa, un besazo!

Oswaldo Aiffil said...

Hola Yo! Caramba, qué sorpresa! Muchas gracias en nombre mio y en el de la personas de buena vibra que construyen el ambiente de esta casa virtual. El premio es compartido con todos ellos, que son los que me motivan a crear, a escribir, a pavimentar este camino. Un beso y ya voy para allá!

ClaudiaR said...

Gracias Oswaldo por transmitir estas importantes características, no sólo de un líder, sino de un buen ser humano. Pienso que no sólo es aplicable al trabajo, sino también a la vida familiar, a la vida con amigos, a los hijos. Muchas gracias nuevamente. No me canso de leer tu blog!!! Un abrazo... ¿Cuándo terminas Houston? Claudia

Oswaldo Aiffil said...

Hola Claudia! No hay de que. Si, como escribió antes Waiting, apliocan para la vida. Sabes que eres siempre bienvenida a estos lares de Dios. Agradezco la buena vibra que dejas. Houston finaliza en diciembre, claro que tengo una pausa en Venezuela a mediados de septiembre, luego de la cual regreso unos dias mas. Gracias por tus conceptos, son bien recibidos en esta casa, que también es tuya. Un beso!