Saturday, January 19, 2008

La relatividad del silencio...


¡Hola a todos! La semana pasada estuvo mi amiga virtual Kira en Venezuela. ¿Y pueden creer que no pudimos concretar un encuentro por no haber leído mi correo durante una semana? Cosas de la vida. Cuando me enteré ya se iba del país. He vuelto a la rutina de trabajo, lo cual me impide, a veces, estar en contacto con el mundo real y virtual. Todo se circunscribe a planificaciones, diseños, productos atrasados, contactos telefónicos para solucionar problemas de trabajo, el computador de la oficina está electrónicamente aislado del mundo virtual y sólo permite accesos a nivel laboral e investigativo, quedando vedadas páginas como yahoo, hotmail, gmail y enlaces parecidos.

No se si a ustedes, los que tienen rutinas similares, les pasa, pero a mi la presión de trabajo me aísla, hago mutis, mi mente entra en modo “resolución de problemas” y casi todo el tiempo está buscando la solución a algún entuerto. Apenas para al ir a comer y al final de la jornada, cuando entra en modo “descanso”, descompresión total, una cerveza fría para darme cuenta de que he parado, luego el camino a casa, vía musical de jazz o chill-out en el tráfico caraqueño, y finalmente las conversas nocturnas con mi familia y amigos, para intercambiarnos el resumen del día.

Mi vida virtual se sume en un profundo silencio que mi otro yo, el escritor lamenta y se queja amargamente. A veces, si el sueño no me vence, lo tranquilizo con una amena lectura antes de dormir. Él, el escritor, se sonríe y me entiende, disfruta de la lectura, así sea a sorbos pero lectura al fin y al cabo. Otras veces, cuando me despierto de madrugada porque el modo “resolución de problemas” no ha quedado apagado del todo, me levanto y vuelvo a la biblioteca a buscar, en medio de la noche, la lectura inconclusa, hasta que el sueño vuelve a aparecer y a hacer de las suyas, terminando en el momento en que el despertador musical decrete el comienzo de una nueva jornada, y modificar el modo “descanso” a modo “resolución de problemas” de nuevo.

Y para finalizar el post, y a propósito del silencio virtual, les regalo este viejo cuento zen, precisamente sobre la relatividad de hacer silencio…

En un remoto templo que se ubicaba en las montañas de Japón, cuatro monjes decidieron hacer un retiro que les exigía un absoluto silencio. En la noche, el frío arreció, y una fuerte brisa entró en el templo.

El monje mas joven de todos exclamó: “¡Se ha apagado la vela!”

“¿Porqué hablas?” le dijo el monje de mayor edad. “¡Se supone que estamos en un retiro de silencio!”

“¡Me pregunto porqué están hablando en lugar de mantener el silencio, tal como habíamos acordado!” gritó el tercer monje.

“¡Yo soy el único que no ha abierto la boca!” recriminó el cuarto monje.

26 comments:

Waiting for Godot said...

Eso del silencio es buenísimo, gracias por compartirlo. A mi me pasa eso con el trabajo a veces, no todos los días pero si a veces, y lo que dices luego no tienes mucho tiempo para más nada y quedas en silencio esperando que todos y hasta tu mismo lo puedan entender :) Besos Oswaldo. Muchos besos!

Gilberto said...

¿cuando cae un árbol en medio de la selva, emite algún sonido?... no conozco el silencio, pues mi mente siempre está alerta y por tanto, hay sonidos. tal vez he sentido silencio, pero no lo recuerdo, puesto que me gusta el ruido de la vida. Gracias por compartir con nosotros lo mas profundo de tu alma Ozzie. un mega abrazo.

El Peruano Dorado said...

Gracias por tu visita y elogios a nuestro Blog. De todo lo que he leído del tuyo, me quedo con esto, que me parece, es la síntesis:

"Les sugiero no perder un minuto de sus vidas cuando se trate de hacer el bien a los demás. Inviertan el tiempo que se necesite para procurar una sonrisa. No se la nieguen a nadie porque en realidad se la niegan a ustedes mismos. Piensen que cada minuto del año que está por venir es una joya, y como tal deben aprovecharlo.
Llenen su mente de buenos pensamientos, de buenos deseos, realicen buenas acciones. La humanidad se los agradecerá de alguna forma.

Oswaldo Aiffil"

Se me antojó copiarlo y prublicarlo en este comentario, para que tus visitantes lo recuerden. Gracias, y nos seguiremos viendo.

Patricio

Lycette Scott said...

eso pasa amigo, cuando uno está embotado con tanta cosa, su vida social queda hecha añicos

IMAGINA said...

Yo me lo sabía así:
Tres monjes en lo alto de una montaña meditan a fin de encontrar la verdad absoluta. Saben que se requiere silencio. Uno de ellos después de 48 horas meditando dice: He aquí que por fín la he encontrado.
Silencio.
A los cuatro días dice el segundo monje: He aquí que por fin la he encontrado.
Silencio.
A los seis día dice el tercer monje:
¿Se pueden callar que no me dejan concentrarme?


Oswaldo yo a veces quiero desconectarme para siempre electrónicamente. Si realmente quieres ser eficiente en el trabajo no puedes estar chateando o blogueando. En cierto modo creo que tener un blog es para gente un tanto desocupada o en todo caso, gente que dispone de bastante tiempo libre.
Por tus seguidores ni te preocupes. Aquí estaremos haya o no cosas nuevas que contar.

Waipu Carolina said...

Hola Oswaldo,
Creo que siempre hay tiempo para todo si nos organizamos, la cuestión es tener ganas de organizarse. Creo que uno tiene días que estás por tu trabajo o resolviendo temas personales y te olvidas del blog, que al final del cuentas en una diversión y a la vez una manera de cretividad, de hacer amigos y de transmitir.
Siempre hay gente que te estará esperando y que seguirá pasando como yo a ver si ya estás con nosotros de nuevo.
Me gusta el silencio para poder escucharme de vez en cuando.

Un abrazo.

Si pasas por el blog verás 2 de tus libros preferidoas...jaaaa

Nany said...

Silencio? con que se come eso? Puedo silenciar mi boca pero no así mi cabeza... esa esta pendiente de miles de cosas al mismo tiempo. El detalle para mi no seria hacer silencio, sino organizar como tu mis off y on.
Miles de Besos silenciosos.

Oswaldo Aiffil said...

Gracias Waiting! El silencio, ya decía un koan Zen, "si un aplauso es el sonido de dos manos, ¿cual es el sonido de una mano?". Muchos besos para tan dulce dama!

Hola Gilberto! Yo creo que lo que no existe es el silencio absoluto. Ya cantaban Simon y Garfunkel, precisamente, "Los Sonidos del Silencio". Da qué pensar, y mucho. Abrazo grande Gilberto!

Gracias a ustedes, gente de El Peruano Dorado, por venir y compartir su buena vibra. Agradecido también por traer a la mente uno de mis pensamientos, que son la esencia de este blog. Se les seguirá leyendo. Un abrazo!

Hola querida Liz! Nos pasa, y a veces no sabemos cómo manejarlo, pero es parte del aprendizaje que llaman vida. Un beso cosa bella!

Hola Rosalie! Hay algunas variantes, pero todas con el mismo significado, o que nos dejan la misma reflexión sobre el misterio que encubre el silencio absoluto.
Es cierto, no se puede ser eficiente en el trabajo mientras chateas o blogueas, pero se puede hacer buen uso, al menos para no desconectarte tanto tiempo de gente que también es importante para uno. En todo caso, gracias por permanecer. Un beso grande!

Hola Waipu Carolina! En cuanto a organizarse, creo que nunca se puede ser tan cuadriculado porque terminas amarrándote a un horario, cosa que tampoco es buena. Si uno es escritor o quiere serlo, debe darse cuenta que los hábitos de los escritores famosos chocan con todo lo que tenga tintes de organización. Se sabe de escritores cuya inspiración les llega de madrugada, y comienzan a escribir y allí pueden durar dos días desarrollando ideas. Nada que ver con un horario preestablecido. Allí es donde chocan el yo escritor y el yo ingeniero, que es más propenso a cuadricularse, o a organizarse. He allí el gran dilema. Da para una buena tertulia Waipu Carolína, te quiero, un beso!

Hoooola Naaany bellaaaa! ¿Será que el silencio es un concepto relativo? Pudiera ser. Habría que constatarlo en los agujeros negros del Universo, donde hay ausencia total de luz, absorben energía y otros fenómenos, ¿habrá allí el silencio absoluto? Quién sabe. Muy profundo querída Nany. Organizar los offs and ons no es cosa sencilla, por lo menos en mi caso, hay una indefinición que habrá de ser resuelta algún día, entre la ingeniería y la escritura. Mil besos Nany bella, sumamente ruidosos ;-)

Curiosa said...

El cuento...jeje demasido bueno.
A mi el blog me desestresa la verdad, llego al casa cansada, pero con ganas de ver mis comentarios y de ver quien ha escrito que.
En pocas ocasiones estoy tan cansada que solo llego, me baño y a dormir.
Leer es un placer y siempre trato de hacerlo antes de dormir, pero como dices tu...si el sueño no me vence.
La edad chico, que nos pega duro jeje

Oswaldo Aiffil said...

Hola Curio! Cuento Zen, nos deja boquiabiertos. El blog crea adicción, de eso no me queda la menor de las dudas.
Mas que la edad es el cansancio querída Curio. Un beso amiga!

venezuelallaidy said...

ESO DE QUE EL TRABAJO TE AISLA DE LA VIDA SOCIAL ES CIERTO Y MAS AUN CUANDO ERES DEMASIADO RESPONSABLE. AL PRINCIPIO ME PASABA ESO . HASTA QUE UN DIA ME SENTE A REFLEXIONAR Y DIJE NADA. YA NO SERE TAN ADICTA AL TRABAJO SINO QUE TRATARE DE LLEVAR MI VIDA PARALELA AL TRABAJO. ES DECIR, LLAIDY-FAMILIA-AMIGOS Y TRABAJO-RUTINA-DINERO.

ANTES ERA ASI: LLAIDY-TRABPERO DE ESO NO SALIO NADA BUENO PUESTO QUE HASTA EL NOVIO TERMINO BOTANDOME..

Rita ♫ said...

Hablando de gente ocupada, ésta semana estoy full. Pasaba a dejarte un beso.
Coincido con Waipu, me encanta tener ratos de silencio, me ayudan a estar conmigo misma. También con Rosalía: esto de bloggear es adictivo!

Domingo said...

Quizás debas empezar a escribir más sobre la experiencia de resolver problemas, o quizás algún pormenor interesante de tu campo de trabajo que nos ilustre un poco. Un abrazo Oswaldo.

Javier said...

Hola amigo muy bueno el cuento sobre la relatividad de hacer silencio. Saludos amigo

More Baker said...

Ahh qué buen tema este del silencio, y que bien lo ilustras conn la historia zen.
Saludos amigo. Un besote.

zel said...

Luego sucede eso, amigo, no te das cuenta y sigues lo que el entorno te procura, como en el cuento, las rutinas, ay!!!
És lo más díficil, dejar el modo trabajo para pasar al modo descanso, el estrés de la vida, deberíamos trabajar menos...
Besos!

Silvia said...

Hola Oswaldo!! Así estoy ahora en un silencio pero con alarma, tengo dos post desde el 3 de enero listos pero como repentinamente me cambie de trabajo he utilizado mi tiempo y mis energias en las cosas nuevas, con la constante lucesita verde encendida a la espera de un tiempito para transcribir y publicar, increiblemente en medio de mis auto- recrimiaciones yo sabia que la persona en todo el mundo que podia entenderme eras tu (comprobado con todo lo que lei en tu post) que tal? se siente genial saber que en la ciudad habita alguien que puede entender exactamente como te sientes!!!


Mis Cariños,


Silvia.

El Trimardito said...

Bueno a veces sucede que no tenemos tiempo, pero bueno aquí esperaremos para que nos sigas deleitando con tus posts.

Saludos!!

unocontodo said...

Somos dos.. yo ando igual, mi Blog todavía está masticando las 12 uvas del 31 de Diciembre.

Gran saludo y ya saldremos de este pico de trabajo.

Un abrazo.

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" said...

Estoy en una de uno propone y la vida te lo pone difícil. Hace cuadritos con tus planes y uno se queda sin hacer nada pues ella se lleva hasta los pinceles.
Trato, intento planificar mi tiempo, pero nada. Él decide…, atrasos en los vuelos, mal tiempo, llamadas a deshoras, el jefe de mi jefe que sólo jode y jode –disculpa, pero no existe otra palabra que lo puede describir mejor-.
No tienes una idea de los libros que no he leído, las películas que no he visto, la música que no he escuchado, los blog que sé que no voy a escribir –las musas son orgullosas y cuando no le paras, ellas no te paran-…
Y vengo por aquí…, y me alimento de buena vibra, del zen y la sabiduría de las hojas de otoño de algún rincón del Kinkakuji…
Eso, amigo Clave de Fa, eso se agradece.

Todo lo mejor para ti.

Day said...

Buenas toc,toc..

-Hool querido Ozzie,aquí pasando a dejarte un casi-silencioso soplido a tu copito de nieve preferido..Ssss como en los buenos tiempos.

-pd:Me ha encantado tu rutina caraqueña,sobre todo porque vives! el mundo exterior un buen rato,eso es bueno.Mua!

IMAGINA said...

Hola cariño, sólo pasaba a saludar.

Pantera Rosa said...

hola!
Definitivamente el trabajo y el modo de "resolucion de problemas" absorve de tal manera, que a mi me pasa que llego a casa a dormir, sin pasar por go ni cobrar 200.
Pase a saludarte y por supuesto a deleitarme con tus letras.
Saludos!

Oswaldo Aiffil said...

Hola Venezuelallaidy! Mira que he tratado de no aislarme pero la dinámica te absorbe y no sales de ella tan fácilmente. La meditación es una buena salida. Un beso bella!

Hola querída Rita! Todos como que comenzamos el 2008 con bastante ocupación. Menos mal que siempre queda tiempo para visitarlos y decirles que uno aún está allí. Un beso Rita!

Hola Domingo! Claro que en el trabajo también se generan muchas anécdotas y habría un material inmenso para escribir unos cuantos posts, sobre todo en lo referente a las personalidades de la gente que trabaja en esta área. Lo voy a pensar muy bien. Gracias Domingo!

Hola Javier! Los cuentos Zen no tienen desperdicio. Un gran abrazo amigo!

Hola More! Seguiré pensando en esto del silencio. Por allí viene el próximo post. Un beso!

Hola Zel! Si por mi fuese, serían cuatro días de trabajo y tres de descanso. Pero cuando nací ya eso estaba así y no he podido modificarlo. Un beso Zel!

Hola Silvia! Cuando recién te cambias de trabajo viene un cúmulo de experiencias nuevas. Vívelas. Ya tendrás tiempo para postear. Un beso linda!

Hola Tri! Saludos y abrazos a mi niña bella! Gracias por la solidaridad. Eso se agradece mucho. Un abrazo amigo!

Hola colega! Yo se que tu entiendes bien este embrollo porque andas en lo mismo. Ya saldremos a la superficie, keep blogging! Un abrazo Horacio!

Konnichiwa Silma san!
El Kinkakuji! Que de historias a su alrededor. Que lugar tan bonito. Se te queda en las entrañas. Gracias por los recuerdos. Usted sabe que aquí está en su casa. Un gran abrazo amigo!

Hoooola querída Day! Directo al corazón ese soplido del copito de nieve tirolés. No se porqué pero siento que pronto estarás de visita en Caracas y yo seré feliz al verte de nuevo. Es lo que siento, lo que mi corazón me dice. Un beso, te estoy esperando...

Hola mon cherie Rosalie! Gracias por permanecer. Se le quiere mucho por estos lares de Dios! Un beso enorme!

Hola Pantera Rosa! Hay que tener cuidado con el no desconectarse del modo "resolución de problemas" antes de dormir, porque si no lo haces la mente sigue trabajando, y te levantas tan cansado como al acostarte. La vida moderna con sus bemoles. Un abrazo!

.:*:. Ferípula .:*:. said...

A ver...que no encuentro ese botón en mi sistema...cómo era?
Resolución de problemas?

:)

Oswaldo Aiffil said...

Hola Feri! Si, se llama "Resolución de Problemas", busca bien y lo encontrarás. Todos lo tenemos. Unos lo usamos más que otros, pero allí siempre está presente. Un beso linda!