Sunday, March 18, 2007

El Túnel


El viernes pasado entré en una conocida librería y una de las cosas que noté es que estaban en exhibición varios ejemplares del libro de textos zen titulado “Nada Sagrado”. Me alegró mucho pues es un libro excelente, por una parte, y por la otra, me he enterado que la gente está leyendo muchísimo los cuentos zen, que tanta enseñanza nos dejan para nuestra vida diaria. Enhorabuena, ¿verdad Delokos?

En nuestra vida nos encontramos a veces con personas que, de buenas a primera no nos caen bien. Luego al irlas conociendo nos vamos dando cuenta que nuestro prejuicio era errado. Y lo mejor del caso es que, en algunos casos por supuesto, se terminan haciendo imprescindibles en nuestro diario quehacer. No pasa un día sin que no tengamos la necesidad de saber de ellas, ¿no les ha pasado?

Y es allí donde cabe uno de los cuentos incluidos en el libro antes mencionado, titulado “El Túnel”, a continuación:

“Zenkai, el hijo de un samurai viajó a Edo (antiguo nombre de Tokio) y allí se hizo empleado de un alto funcionario. Se enamoró de la esposa de éste y fue descubierto. En defensa propia, mató al funcionario. Después huyó con la esposa.

Ambos se volvieron más tarde ladrones. Pero la mujer era tan codiciosa que Zenkai se disgustó. Finalmente, abandonándola, viajó muy lejos, a la provincia de Buzen, donde se volvió un mendicante vagabundo.

Para expiar su pasado, Zenkai resolvió hacer alguna buena obra durante su vida. Enterado de la existencia de un peligroso camino sobre un acantilado, que había causado muerte y heridas a muchas personas, resolvió hacer un túnel a través de la montaña.

Mendigando comida de día, Zenkai trabajaba de noche haciendo su túnel. Cuando habían pasado treinta años, el túnel medía 664 metros de largo, 6 metros de alto y 9 metros de ancho.
Dos años antes de terminar su trabajo, el hijo del oficial a quién había asesinado, quién era un hábil espadachín, descubrió a Zenkai, y vino a matarlo en venganza.
“Te daré mi vida de buena gana” dijo Zenkai. “Sólo permíteme terminar esta obra. El día que termine, entonces podrás matarme”.

De modo que el hijo aguardó el día. Pasaron muchos meses y Zenkai se mantenía cavando. El hijo se cansó de no hacer nada y comenzó a ayudarle a cavar. Después de haber ayudado por más de un año, llegó a admirar la fuerza de voluntad y el carácter de Zenkai.

Finalmente el túnel fue terminado, y la gente podía usarlo y viajar con seguridad.

“Córtame ahora la cabeza” dijo Zenkai. “He terminado mi trabajo”. “¿Cómo puedo cortarle la cabeza a mi propio maestro?”, preguntó el joven con lágrimas en los ojos.”
*Fotografía del post: Natural Tunnel State Park, Virginia, Estados Unidos de América.

28 comments:

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" said...

Japón y sus tantos tantos.

Uno de mis sueños es ir a ver caer sus pétalos en Kyoto. Fundirme con la última caricia del sol, sobre el monte Fuji, y quemar una varita de incienso por todos los antepasados.

Me maravilla Japón, por algo tengo una foto de un jardín Zen

Todo lo mejor para Usted.

Iroiro arigatou.

Silvia said...

Oswaldo me encanta leer este cuento en lunes porque asi me acompaña la semana entera!!!
Mi querida abuela Dolly decia que todas las personas tienen algo bueno,lo importante es descubrirlo,con algunas personas cuesta mas que con otras, pero siempre ha tenido razon.

Mis cariños

Silvia

Silvia said...

P.D.

Lei todas tus rarezas no voy a decir en que coincidimos, pero hablarle a mi carro nunca me parecio una rareza...

Silvia

pensando con el corazon said...

Si.. quizás no falte tiempo para conocer a las personas más de "cerca"...

Gracias por compartir, amigo

Sarsillo

delokos said...

Gracias, Oswaldo...

Si intentas comprender a tu enemigo, en vez de odiarlo ciegamente, el odio se dispersa, y se acaba transformando en comprensión...

Esa es una gran enseñanza... observa, comparte, comprende... todos vivimos nuestro mundo de ideas particular, y por ello todos somos diferentes...

Magnífico cuento, Oswaldo... lo copio para mí...

Por cierto... quería contactar contigo personalmente, pero no tengo ningún correo tuyo... ¿me puedes enviar un correo a mundodelokos@gmail.com? ...

Un saludo...

CARMAN said...

saludos amigo.. que bueno el relato ;)
definitivamente todo tiene un proposito y una leccion en la vida...!!!
un abrazo oswaldin

Monique! said...

Gracias Oswaldo, una historia realmente hermosa.

Lo que más me gusta es que nos enseña el gran poder de enmendarnos.

En esta vida, en esta sociedad, ¡es tan difícil que acepten a alguien que quiere enmendarse!

Cometes un error y tenlo por seguro que siempre tendrás un dedo señalándote a tu espalda, aunque por delante sea fría cordialidad.

Me gustó esta manera de cambiar el mal hecho por una buena obra que beneficia a los otros, así no pueda ser al mismo al que le hiciste daño.

¡Excelente Oswaldo!

Monique! said...
This comment has been removed by the author.
Cho said...

Qué buen cuento! .. me dio escalofrio al leer el final.
Gracias por compartirlo.

Abrazos,

Oswaldo Aiffil said...

Hola Silmariat! Japón...tantos momentos gratos de mi vida...su sueño, estimado hechicero, es posible...do itashimashite! Un abrazo Silmariat!

Hola Silvia! Unas tienen más y otras tienen menos, pero todas tienen algo bueno, de verdad...veo que has buscado porque mis rarezas están publicadas en un blog de Chile...caramba!! Un beso Silvia!

Hola Sarsillo! Veo que te he puesto a reflexionar. Muy bien. Siempre a tus ordenes! Un besazo!!

Hola Delokos! Contacto realizado! Dificil a veces vencer al odio pero siempre se puede! Gran abrazo amigo!

Hola Carman! Muy ciertas tus palabras, todo tiene un propósito en esta vida. Un abrazo amigo!!

Hola Monique! También me gusto esa particular manera de enmendarse. Gracias por lo que me corresponde. Un beso grande!!

Hola Cho! Te metiste en el cuento, por lo visto, qué bueno! A la orden siempre. Un beso grande!!

Gracias a todos los que comentan y también a los que no comentan pero tienen a bien pasar de visita. Los quiero mucho! Gracias por estar alli, eso es lo que me motivaa continuar escribiendo lo que pienso y veo. Cuidense mucho y vuelvan cuando quieran, las puertas están abiertas!

Roswell Joselin said...

Una vez mas un placer y un release leerte, gracias por haber estado pendiente del nacimiento de mi nueva beba,,,,me moria por venir, ya tendre tiempo de ponerme al dia con los post que deje de leer, por ahora la tarea de mami es dura,,,,besis

Lindisima said...

Cuanta sabiduría y cuanta verdad esta llena tu post, el ser humano es maravilloso y que bueno es cuando alguien es mejor de lo que esperábamos, un beso para ti.

Oswaldo Aiffil said...

Hola Roswell!!! Que alegría tenerte de nuevo por aqui!!!! Un beso gigante para ti y para MariVe!!! :-D

Hola Lindísima!! Yo diría que el ser humano. cuando es sabio, es maravilloso. Un beso Linda!!!

Ferípula said...

Qué fuerte.

Qué honorable.

Nos encontramos ante la posibilidad de decidir sobre nuestras vidas, permanentemente. Gracias, Oswaldo... Si te gusta, te dejé un desafío para el próximo post...No es obligación...sólo para conocernos un poquitín más.

Un abrazo!

Curiosa said...

Oswaldo, la verdad no he leido ninguno, pero ya me dio curiosidad.
A mi me pasó el año pasado con una muchacha que estudiaba conmigo y que me caia malisimo porque era medio pedante y yo le gustaba a su hermano y ella queria que su hermano fuera novio de su amiga, en fin que luego de 19 años nos reencontramos varias del colegio y adivina con quien me llevo mejor, hablo varias veces a la semana y la visito...pues si, esa amiga y cuando le conté como me sentia se reia horrible y ahora que la conozco mejor me doy cuenta que mi inmadurez de aquellos años aunado a su "antiparabolismo" fue lo que hizo que no fueramos amigas en aquella epoca, pero tambien piensa que las cosas se dan cuando tienen que ser y ahora lo estoy disfrutando.
Saludos curiosos ;)

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" said...

Saludando.

Todo lo mejor para Usted.

Ferípula said...

Gracias!!!!

Sos muuuyyyy raro! :) Un abrazo!

JENNY said...

Qué linda historia! Esos relatos zen me conmueven mucho Oswaldo!

Ya extrañaba venir!
Un abrazo!

Oswaldo Aiffil said...

Hola Feri!! Ya fui a tu casa...y me confesé!! Eres un ángel Feri, gracias por venir aqui, TQM! Un beso!

Hola Curiooo!!! "Cosas veredes Sancho"...las cosas suceden...y la vida sigue...hay que disfrutarla en lo que se pueda. Un beso!!

Hola Silmariat! "Todo lo mejor para usted", me gusta mucho ese saludo suyo. Un abrazo y gustoso de tenerlo por aqui!!

Hooola Jenny!! Cambiaste la foto de tu perfil...no importa, en tu blog hay otras de ti :-), TQM, un beso!!

david santos said...

Halo!
Vengo para felicitar tu trabajo y desejarte un buen fin de semana

Oswaldo Aiffil said...

Hola David! Muito obrigado! Tambén tenho bons desejos para você!!! Obrigadinho!!

Lycette Scott said...

Que buen post mi amigo, me quedé encantada...auqnue confieso que al leer el título pensé que te ibas a referir al libro de Ernesto Sabato.
Un besote!!!

Oswaldo Aiffil said...

Mi hija me hizo el mismo comentario Liz! Me imagino que muchos lo han pensado también...este túnel viene del otro lado del mundo. Un beso!!!

GILBERTO said...

Devolviéndole la visita compañero. El libro nada sagrado es de verdad muy bueno por la excelente recopilación de koans que hace. Lo leí y se lo regalé a una tía muy querida, por aquello del desapego propio de la filosofía zen. He de decirle que el zen puro se transmite de maestro a discípulo o en caso tal, de palabra. Esas recopilaciones no son mas que los mejores koans o diálogos entre algunos maestros y sus discípulos, muchos de loas cuales encontraraon el SATORI y se volvieron a su vez grandes maestros. Nuevamente gracias por tu visita a mi blog, no pense que fuere interesante, lo hago para mis amigos y familiares. Saludos, un sincero abrazo.

mia said...

Y aún así, hay quienes deciden cortar la cabeza, a veces, unos segundos antes de que la obra esté finalizada, tan solo por el placer, de no permitir el logro ajeno...

Delicioso Oswaldo, he de agradecer a delokos el haber encontrado tu blog :)

Arbillas said...

Delicioso relato.

Es cierto que a veces nos equivocamos con la primera impresión que tenemos de alguien y que el tiempo nos saca del error.

Te digo lo mismo que a Delokos, estos relatos son para leer y releer y no opinar con una sola lectura.

Un abrazo.

Atlantica said...

Te he descubierto gracias a Delokos y a su magnifica entrevista, me hubiera gustado compartir con vosotros la infusión.

El cuento me ha encantado, puede que en la realidad eso suceda a veces, pero creo que para eso, una de las dos personas que se caen mal debe tener la mente abierta al cambio y a las opiniones de los demas.

Un abrazo

Atlantica

Oswaldo Aiffil said...

Hola Gilberto! Bienvenido por aqui, ven cuando gustes.
"Nada Sagrado" es extraordinario, un gran libro, y el mejor regalo que has podido hacer. Gran abrazo para ti Gilberto!!

Hola Mía, Tienes razón, de esos egoístas tambien hay bastantes. Y es una lástima. De allí la enseñanza de este koan. Yo, a la vez, tengo que agradecer a delokos por haber permitido que nos encontráramos. Un beso!!

Arbillas! Muack! Se leen, se releen, y siempre tienen algo que enseñarnos. Lo mismo pasa con los libros, cada vez tienen un mensaje nuevo, para uso personal, y por ende colectivo. Un beso!!

Hola Atlántica! Bienvenida a tu casa!! También me hubiese gustado que estuvieses. Pero en un futuro podemos reunirnos los tres y charlar de lo humano y lo divino. Delokos lo puede hacer posible, es un genio. Un beso!!