Wednesday, December 13, 2006

La felicidad ¿es un deber?


“Voy a reclamar mi derecho humano inalienable a estar triste y no ser un bicho raro en esta Navidad. En estos tiempos ser feliz es una obligación social y hasta política”. Esta frase la acaba de decir Marianella Salazar, periodista venezolana, y me llegó hasta los huesos.
Uno piensa tantas cosas en profundidad. ¿Será que a veces impera la superficialidad en las cosas? ¿Será que los demás ven cosas que uno no vislumbra? ¿Qué será? Las empresas hacen sus fiestas de Navidad y el acontecimiento se convierte en un “must”, es decir, en un deber asistir, no importa tu estado de ánimo, no importan los cambios fundamentales que podrían ocurrir en materia de educación e incluso de sistema político.
Se escuchan gaitas y música alegórica a la Navidad por todas partes. Las tiendas incitan al consumidor con sus ofertas de artículos para todos los gustos (cuando escribo ofertas no quiero decir rebajas ni saldos, tan solo productos que ofrecer). Los juguetes se agotaron antes de las elecciones del 3D, nadie quería quedarse sin la prioridad que engloba a los deseos de los niños.
No quiero pecar de ser un alienígena pero estas fiestas no tienen para mí el mismo sabor de otros años, y a veces siento que, como Marianella, soy mirado por esta razón como un bicho raro. Sigo pensando en profundidad sobre hacia dónde vamos como país, sin ligerezas de ningún tipo, en profundidad.

Rominita, de Santiago de Chile, me pregunta sobre que cosas me hacen feliz y, por momentos me saca de mi ejercicio mental de cara al futuro.
Yo creo que ser feliz es circunstancial. La felicidad son momentos que se confabulan con situaciones. Por ejemplo, el día de las votaciones fui a ejercer mi derecho en un sitio nuevo, diferente al anterior, es decir, fui cambiado de centro electoral. Ello me permitió pasar por una calle por donde no pasaba desde hace 33 años (tengo 44), y visitar una casa que frecuentaba en ese entonces. Fue una tormenta de emociones porque, después de una larga explicación sobre mi identidad pude abrazar a la hermana mayor de mi mejor amigo en la escuela primaria. ¡¡Me enteré que ya tenía dos nietos!! Conocí sus hijos, ya grandes y logré contactar vía telefónica a mi amigo de hace tanto tiempo. Rememoramos juntos los felices momentos que pasamos en la escuela, en dicha casa, los regaños que me daban sus padres, de quienes me enteré en el momento que recientemente habían fallecido, la olla de pasta (spaghetti) que preparaban todos los domingos, como buena familia italiana y a la cual era invitado especialmente. 33 años sin ver a una persona y repasar la distancia a través de los recuerdos, eso me hizo inmensamente feliz Romina.
Ver a un niño en el momento en que deja de llorar y sonríe cuando su madre juega con él .
Leer un e-mail extenso, escrito con cariño por alguien a quien yo quiero mucho.
Salir a almorzar afuera con mi familia y compartir en un ambiente de gran armonía.
Compartir largas conversaciones con la gente que adoras, sin presiones de ningún tipo, totalmente relajados.
Mirar de cerca al Papa Juan Pablo II, durante su primera visita a Venezuela en 1985, haciéndome la señal de la cruz y bendiciéndome me hizo supremamente feliz al punto de que nunca me ha sido posible describir lo que se siente. Había una señora a mi lado, los dos estábamos esperando el paso de la caravana papal pero jamás nos imaginamos que pasaría tan cerca de nosotros. Una vez salidos del trance, por llamarlo de algún modo, nos miramos a la cara, con los ojos húmedos y sin conocernos nos abrazamos y lloramos un rato de la emoción.
La sonrisa de satisfacción de mis hijos cuando logran algún triunfo deportivo o en el colegio, el abrazarnos y felicitarlos me hace inmensamente feliz al igual que el estar con ellos en el momento de una derrota, con lo cual me siento feliz de darles consuelo.
Escuchar villancicos, aguinaldos navideños como “Niño lindo” y “El pequeño tamborilero” con su “ro pom pom pom” me hacen feliz en Navidad.
La justicia en todas sus formas me produce felicidad.
Ver la cara de alegría de mi madre cuando la visito después de mucho tiempo me hace muy feliz.
Escuchar la buena música en estado de total relajación me transporta.
Bailar toda la noche en una fiesta me llena de emoción.
En fin, la felicidad está alrededor, es breve por lo cual cuando llega, cuando llama a nuestra puerta, hay que disfrutarla a plenitud porque como dice Tom Jobim “Tristeza não tem fim, felicidade sim”.

37 comments:

3rn3st0 said...

Oswaldo, estimado y apreciado Oswaldo Aiffil. Primero a lo primero. Siento la obligación de dar mis disculpas a el estimado autor de éste blog por mi larga ausencia.

Las razones son más de índole técnico - sin contar mi memoria - que cualquier otra cosa.

No es que me sienta culpable, en lo absoluto, es que considero que disculparme es muestra de respeto hacia alguien a quien no conozco personalmente pero que me ha enseñado mucho.

Ahora quisiera hablar de lo que acabo de leer. Has mencionado que la felicidad es - según algunos - una obligación. De alguna manera me siento de acuerdo contigo, pero más que eso, creo que la felicidad es una elección, una decisión. Eres tu mismo y nadie más quien decide si desea ser feliz o no.

Las cosas materiales, las metas alcanzadas, los triunfos obtenidos son sólo detonantes, pero son los momentos que no deseamos, los objetos que perdemos, las personas que nos dejan quienes nos hacen llegar a esa encrucijada de decidir si somos o no somos felices.

Es evidente que alguien que no sienta tristeza o infelicidad no tiene sentimientos. No quiero expresar extremos en ese sentido. Es sólo que nosotros somos quienes optamos por mantenernos en ese estado de infelicidad o simplemente aceptar las cosas y seguir adelante.

Cuando mencionas ese encuentro con alguien que compartió la niñez y que eso motiva tu felicidad entonces significa que sigues apreciando las cosas buenas que nos regalada la vida.

Saludos desde Guanare :-)

3rn3st0 said...

¡Hey!, veo que soy el primero. Por cierto sigo en espera de la visita que hace meses mencionaste.

Ahora si me despido, saludos desde Guanare :-)

Choche said...

una vez escuche decir, q la felicidad es un derecho y q no hay q perder ese derecho... hay q ser feliz porq uno lo decide, y q nada mas con el hecho de estar aqui, hay q ser feliz

Yolanda said...

Oswaldo, qué hermoso texto y que buena la reflexión que haces...la felicidad está allí, a la vera del camino y a veces no lo notamos. Después de todo lo vivido, hay que seguir adelante...que la tristeza no empañe la felicidad que necesitamos y merecemos. Hay que seguir adelante...¡Qué seas muy feliz!...

magicafaith said...

Al reflexionar sobre tus palabras concluyo que la felicidad es un estado, dado en su apropiado momento. Hay veces en que estar o ser feliz ofende y es incluso falso, la felicidad viene con la calma y la paz del espíritu.
un besote inmenso!!!!!!

Roberto said...

La felicidad para mi es algo del momento y generalmente siempre es un momento corto

Por alli hay una frase con la que estoy de acuerdo "fuimos felices, pero es que no nos dimos cuenta"

Saludos

Dr. Bob

Eli said...

Querido amigo:

Estas Navidades indiscutiblemente no seran las mismas, (yo creo que ni el año del paro) y a medida que leia tus letras fui reflexionando acerca de lo que comentas... Cada quien tiene derecho a rebelarse ante las costumbres fiesteras navideñas, se hace dificil cuando hay chamos en casa pues, de normal ellos no se contagian de la tristeza y depresion ... Te cuento que en casa ni siquiera hemos tenido ganas de adornar y lo peor es que nadie ha dicho epa!! que pasa???, solo yo me siento en mi mueble a pensar y a luchar en contra ...
Yo tambien creo que ser feliz es circunstancial, por eso hay que aprovechar cuando la circunstancia llega!, por mi parte la guardo en mi memoria como parte de mi pequeño tesoro que llevo en mi alma y en mi corazon: los momentos, las personas...
Como parte de la Causalidad en el reproductor de esta pc acaba de empezar a sonar Even in the Quietest Moments de Supertramp, eso se llama conexion!!...
Bonito tu reencuentro con tu amigo que tenias años sin saber de el... Como siempre tus historias van cargadas de una intensidad sentimental que a cualquiera se le enfria el guarapo!
Perdon por este coment tan largo, pero te cuento que venia de enviar un mail que mas o menos tiene que ver con lo que escribiste aqui asi que este post "me llego" como siempre que vengo aqui
un abrazo fuerte y te tengo que decir que formas parte de mi buen balance personal de este año 2006... TQM

Eli said...

Blogger no me dejo comentar como la chica de humo, sorry!

lallamavioletabexza said...

Hola Oswaldo, mucho gusto...te cuento q me encanto tu post, tienes un bello concepto de la felicidad...
Para mi es asi, para cada ser algo diferente le da ese felicidad q busca...en las cosas mas simples y sencillas, esta...si, la felicidad esta alli calladita a nuestro lado, solo debemos voltear para verla y disfrutarla...
Asi, pues...q tu post en este momento me hizo feliz, asi como me place conocer tu blog q tenia dias por visitar, ya q eres amigo q muchos de mis amigos jajaja
Bueno, dejo aqui mis saludos navideños, y una cordial invitacion a pasar por mi llama violeta...( tengo problemas para dejar comentarios en beta, aqui esta por si te pierdes jajaja www.bexzamileth.blogspot.com)

Rita said...

Yo también me siento algo desanimada como para estar de fiestas, ésta Navidad. Sin embargo para mi la felicidad es un estado interior que te permite estar abierto a la vida y disfrutar al máximo cada momento y detalle.
Yo vivo la Navidad como una época de revisión y renacimiento, el momento en que hago un alto y examino mi camino y me planteo o ratifico las metas del nuevo año. Dentro de este compás de tiempo incluyo el compartir con amigos y familiares (a veces no sólo se comparten risas y fiestas)...
En fin, celebro La Vida. Y La Vida, Oswaldo, trae consigo la Luz de la Esperanza por un futuro mejor.
Te deseo lo mejor del mundo, y que a pesar de las circunstancias externas tengas mucho por lo cual celebrar y agradecer en estas Navidades.
Un beso :*

pensando con el corazon said...

Me encanta el texto y también soy de la opinión que la felicidad es un deber, en el sentido de que tenemos que aprender a valorar lo que tenemos: esos seres queridos a los que deseamos hacer que sus vidas sean más agradables, sencillamente porque ellos son la fuente de nuestra alegría...

En esos encuentros con amigos, en las charlas, en sus sonrisas,.. en fin, en todos esos que describes tan acertadamente, la felicidad se nos brinda y como no,
nace la obligación de saber agradecer y "devolver" estos instantes de "buena vida" a todos los que nos rodean..

Un besazo y Feliz Navidad para ti y todos lo tuyos...

JENNY said...

Oswaldo este post es bellísimo! Has puesto todo tu corazón y tus nobles sentimientos!

Lo que refiere Marianella Salazar, es muy triste... Uno se debe sentir como quiere, como bien escribes, los momentos felices son muchos y se dan por diversas causas, no solo porque es Navidad debemos ser felices...

Yo sigo emocionándome con cosas tan bellas que pasan y son GRATIS! Un beso, saber de un viejo amigo, recibir una carta sorpresa, las carcajadas de mis hijos y sus abrazos... solo son un ejemplo y muchas cosas que aquí nombras son instantes de éxtasis que quedan marcados en nuestro corazón y nos otorgan recuerdos bonitos!

Gracias por haber compartido las cosas con las que eres feliz, entiendo que en este momento sientas incertidumbre y que no entiendas la actitud de mucha gente. Te deseo Paz y recibe un abrazo solidario!!

Angy said...

saludos y gracias por pasar por dualesblog! y feliz navidad!

Khabiria said...

Querido Oswaldo, si, la felicidad es un deber y un derecho, quizás alguien decida no ejercer ese derecho y es tan respetable como lo contrario.

A veces creo que ser feliz es tan facil, la vida es una fiesta, con lluvias y arociris...los detalles de los que está hecha esta fiesta son nuestro motor y eso, que a veces pasamos por alto, es lo que nos hace feliz.

A mi me hace feliz disfrutar mi primer café del dia, descansar mi espalda en sabanas limpias y frescas, masajear a mi perra con mis pies, ver los ojos de mi madre todos los dias, mirar el Avila y agradecerle su presencia ocn una sonrisa...son mas las razones para sentirnos felices que para llorar, pero es una decisión personal.
Un abrazo enorme
:)

Oswaldo Aiffil said...

¡Hola a todos! Disculpen mi ausencia. Gracias por dejar sus interesantísimos comentarios. Me encanta este debate sobre lo que significa estar feliz.
Gracias Rominita por traerme la interrogante que inmediatamente invadió mis pensamientos, y los de muchos. Cuando terminé de escribir este post le mostré el borrador a una gran amiga con la pregunta de si le parecía interesante para postear. Mi amiga lo leyo detenidamente y cuando terminó de leer tenía los ojos bañados en lágrimas y comenzó a llorar. Alli me di cuenta que estaba cargado de sentimientos. Otra amiga me envió un e-mail colmado de palabras bonitas, lo cual agradezco de corazón mi querída Wari. Hay algunas personas que me han comunicado por diferentes vias no haber podido comentar por problemas con blogger. Es importante reportar directamente a blogger los problemas que cada usuario tenga porque ellos tienen un equipo dedicado a resolver problemas (el reporte se hace en la página principal de blogger o beta-blogger).
Gracias a todos los que tienen a bien venir aqui a leerme y a compartir su pensar, de corazón los quiero mucho! El blog se llama, y no por casualidad, "Asi pienso, tú que dices?" y a lo largo de tantos post me he dado cuenta y me contenta que ustedes tengan tantas cosas por decir, tanto que he podido aprender de sus palabras. Las palabras, cuando son escritas con el corazón, describen mucho a la persona y en ellas he descubierto a personas maravillosas. El blog como medio de comunicación es una herramienta poderosísima y como tal debe ser tratada, con responsabilidad. Gracias de verdad por estar alli (qué original la frase, ja, ja, ja).
Gracias a 3rn3st0 (mis respetos estimado y gracias por la buena vibra que transmites), Wari (un beso bella, gracias por escribirme ese e-mail tan bonito), Choche (sabias tus palabras y bienvenido), Yolanda (un beso y gracias por tus deseos que te reitero), Magicafaith (Romi, estar triste también es bonito a veces, un beso inmenso para ti también), Dr. Bob ( un abrazo hermano y, si, a veces decimos: "éramos felices y no lo sabíamos"), Pansy (gracias por tu presencia belleza y tu buena vibra), Bexza (el gusto es mío y bienvenida por aqui. Gracias por la invitación, con gusto estaré por allá), Rita linda! (gracias por tus buenos deseos, besos), Sarsillo (gracias por los buenos deseos y de verdad son importantes los que estan alli, como tu misma, un besazo), Jenny (al leerte pienso en Jenny Lind, la novia de Hans Christian Andersen, gracias mil por entenderme, tus palabras son tan lindas siempre), Angy (el gusto es mio de pasar aconocerles), Khabi (querida amiga, gracias por tus palabras aqui, en e-mails,teléfono y personales, eres un amor de cosas bellas).
Oswaldo Aiffil

Dulce said...

Que ilusión me hace que quieras subir a mi tren!!!!!!

El viaje no hubiera sido el mismo sin ti...

Hacía un tiempo que no podía entrar a comentar a tu Bolg y ayer se me encendió la lucecita...


No quería, no quería pero al final ya soy BETA!!!!

Tengo varias cosas para compartir contigo luego te las mando....

Besitos de mazapán.

Trauco said...

Nos pareció interesante la reflexión, porque hemos sabido de varias personas a las que la Navidad les produce nostalgia y se ponen tristonas ¿ya? Pero como tú dices, la felicidad está alrededor. ¿Ya?

Oswaldo Aiffil said...

Hola Dulce! Gracias por lo que me corresponde. Subiré con muchísimo agrado. Me pasó igual con Beta, ya estoy, esperemos que haya progresado.
Rico el mazapán, me encanta! Un beso!!

Hola señores de Trauco. También conozco personas asi, este año yo estoy un poco triste, pero ciertamente hay que mirar a los lados, ¿ya? Un abrazo!!

Lindisima said...

Hola Oswaldo es cierto uno tiene derecho a escoger que te hace feliz y que no, pero que rico son los momentos de felicidad y más si son compartidos, cada vez más me encanta tu forma de escribir y la manera que me haces reflexionar, cuidate y te deseo lo mejor, besitos

Lindisima said...

Hola Oswaldo es cierto uno tiene derecho a escoger que te hace feliz y que no, pero que rico son los momentos de felicidad y más si son compartidos, cada vez más me encanta tu forma de escribir y la manera que me haces reflexionar, cuidate y te deseo lo mejor, besitos

Dulce said...

A mi una de las cosas que me hacen FELIZ es compartir algunas de las cosas de las que encuentro en Internet contigo!!!Espero que a ti también te guste....

Navegando, navegando encontré esta reflexión:

http://jimsy.blogspot.com/2006/12/la-felicidad-depende-de-ti.html

"La felicidad es una mariposa que sale volando cuando la persigues pero que puede posarse a tu lado, si te sientas tranquilamente a mirar".
(Nathaniel Hawthorne)

El concepto de felicidad es muy diferente de unas personas a otras y aunque hay cosas y sensaciones que pueden ser comunes, los gozos de unos pueden ser la pesadilla de otros; así, el escalador es feliz arriesgando su vida para vencer a la montaña mientras que una persona normal sentiría pánico por verse expuesta a esos riesgos.

Algunas personas son felices llevando una vida tranquila y segura mientras otras se mueren de aburrimiento si no hay en su vida cambios, novedades y fuertes excitaciones.

La felicidad depende más de lo que ocurre dentro que de lo que nos sucede fuera; de las ideas que tenemos sobre nosotros mismos y sobre la vida.

Depende de todos los misterios que viven en el Bosque Mágico de tu Mente.

Dentro de tu mente lo tienes todo.
El Sol y la Luna, Las montañas y los valles.
Los colores del amanecer y las sombras de la noche.
La alegría de las cascadas y la niebla espesa que empapa el alma de nostalgias infinitas.

Dentro de tu mente está la mano que te acaricia y la piel que tanto añoras.

Si buscas dentro de tu mente, siempre encontrarás razones para ser feliz y también para permanecer en la tristeza.

Porque tu felicidad no depende de lo que haces ni tampoco de lo que tienes.
No depende de cómo sea tu cuerpo ni de que tengas más o menos dones.
Sólo depende de lo a gusto que estés con lo que haces, con lo que tienes, con tu cuerpo
y con tus dones.

Básicamente, la Felicidad depende de que realmente quieras ser feliz y estés tan a gusto contigo mismo como para poder sentir todo el Amor de la Vida que te ha permitido existir.

******************

Si te das un paseo por el Blog...
http://jimsy.blogspot.com/
seguro que encuentras más "relexiones" interesantes.


Besitos de "polvorón"
http://es.wikipedia.org/wiki/Polvor%C3%B3n

Oswaldo Aiffil said...

Hola Lindísima!! Todas estas reflexiones que encuentras aqui las comparto y el intercambio es demasiado bueno, aprendo muchísimo contigo y con todos los que vienen a dejar su huella. Mis mejores deseos para ti y gracias por tu buena vibra! Besos grandes!

Hola Dulcita! Gracias por compartir la reflexión sobre el tema de la felicidad. Ciertamente parece que la felicidad muchas veces llega cuando menos la esperas y se va después sin avisar...quizas forma parte de un movimiento armónico alrededor de uno mismo y tenemos que aprender a descifrarlo. Me encantan los polvorones asi que eternamente agradecido. Besos grandes para ti!!

D.D. said...

Hola Oswaldo! me gusto mucho, mucho lo que escribiste, entiendo esa reunión en la cola para votar, en mi cuadra nos confesamos este año que nadie cambia su dirección electoral solo por el placer de reencontrarnos, además voto en mi liceo (que ahora esta remodelado)vuelvo a ver a los muchachos de la cuadra (hoy hombres y mujeres casados, con hijos) y me veo en sus ojos con mi franelita beige, mi bolsito de arena y agua, mis tres libros en la mano, caminando juntos a pleno sol ,riéndonos y echando broma, que increíble que siga siendo esa Silvia para ellos aunque les cuente de mis triunfos y de mis fracasos.

Esto me hizo ver, querido amigo, que Dios no nos reúne ni siquiera en Internet por casualidad ,procura siempre que tengamos cosas en común ¿no lo crees?.

Es nuestra responsabilidad particular ser felices, yo creo que la felicidad viene de adentro hacia afuera y no al revés como queremos creer, sin factores externos, somos felices porque respiramos, porque amanecimos vivos, porque amamos,...

Como dice Romi, es paz de espíritu, que nada tiene que ver con las algarabías de la navidad, ni las fiestas,...

Se feliz, amigo, por derecho propio ,por elección libre, tienes una lista bellísima para conseguirlo...
o ya la tienes?

Besos, Silvia

p.d: vuelvo a ser extensa, he recuperado mis palabras!!!!!!

Oswaldo Aiffil said...

Hola Silvia! Gusto de verte de nuevo por estos lares. Me gustó lo que escribiste. A ratos se es feliz, pero también se está triste algunas veces, y no se puede evitar, hay que vivir todos esos estados que algo nos traen para aprender. Un gran beso para ti, TQM!!

Fitò...!!! said...

La felicidad es libre, así como la tristeza, pero hay algo en la felicidad que siempre nos hace buscarla, y si es en este tiempo que el clima se presta para ello pues no nos neguemos! Venimos de La Vida para volver a Ella! Saludos!

Curiosa said...

Me fascinan tus escritos y tu manera de pensar. No sabes lo bien qu eme ha caido tu post hoy, cuando tengo la empalizá en el piso.
Gracias, que bellos sentimientos los tuyos y ahora...me hace feliz leerte.
Saludos ;)

Roswell Joselin said...

Pasaba a desearte feliz navidad y que la pasas lleno de dicha y amor junto a tus seres queridos..

Oscar y su diario de un viajero marabino said...

pues comparto mucho de lo que escribes en materia de felicidad, lo mejor de estas epocas es para sobre todo encontrarse con las personas que tenemos tiempo que no vemos, espero que lo comercial no nos aleje de lo que en escencia se deveria hacer todos los dias del aÑo, tratar de ser felices y amigables con todos los que nos rodean.
Felices dias mi estimado.

Trauco said...

Vinimos a ver cómo seguías ¿ya? Saludo prenavideño. ¿Ya?

Pansy said...

Oswaldo paso por aqui a saludarte y a dejarte un abrazo fuerte!!!!

Oswaldo Aiffil said...

Hola Fito!!! Toda la razón para ti. Hacia allá vamos. Un abrazo grande para ti!

Hola Curioooo!! Bueno que te haya servido de aliciente. Gracias por tus conceptos. Son apreciados por mi. Un beso linda!

Roswell querída!!! Feliz navidad y próspero 2007 para ti y tu familia! Un beso!!

Marabino, ¿cómo estáis? Mucha felicidad tambien para ti. Que la pases muy muy bien! Un abrazo!!

Grandes señores de Trauco, se les agradece su visita de corazón. Estoy bien. Un abrazo a todos por allá! Tambien se les quiere mucho por estos lares!

Hola Pansy! Gran abrazo para ti también. Un beso grande!

Monique! said...

Oswaldo, me encantó, me enterneció muchísimo lo que escribes de la felicidad. Creo que nunca me había llegado un retrato tan bueno de la felicidad.

Me has inspirado a reflexionar sobre eso en mi blog. Pero bueno... la verdad es que cada vez que paso por el tuyo me elevas y me inspiras.

Gracias por ser tan bella persona... y por compartirlo.

Slds

Oswaldo Aiffil said...

Hola Monique! Gracias por tu bella presencia en este blog. Todo eso que has leído lo escribí con el corazón.
Me alegra tanto saber que te ha llegado profundamente. Un beso y que pases una feliz Navidad!!

Karina said...

Creo que tanto la tristeza como la felicidad son derechos.... Pero està mal visto socialmente estar triste.

Mi cuñado està enfermo y se esta recuperando lentamente, cuando la gente lo visita, casi lo regañan y lo aleccionan sobre el hecho de que "debe" ser optimista y tener mente positiva. Mucha gente cree saber lo que el otro necesita, asi irrespetan el basico derecho de sentirse como uno se siente y punto.

Yo defiendo tanto mi tristeza como mi alegria, cuando estoy triste soy una nube negra y lo siento en profundidad, cuando estoy feliz, soy un festìn ambulante... La vida està hecha de diferentes materiales, no todos agradables. Creo que la tristeza es no sòlo inevitable, sino necesaria, nos sirve para reflexionar, para cuestionar, para contactarnos con nosotros mismos.

No creo en la gente que està feliz todo el tiempo... Me resultan sospechosos...

Tampoco creo en la gente que està triste todo el tiempo... Me resultan estùpidos.

Oswaldo Aiffil said...

Belleza de palabras Karina. Gracias por permitirte compartirlas con nosotros, el que escribe aqui y los que comentan. Estoy muy de acuerdo con lo que dices y de eso partió la idea de escribir este post. Un beso linda!

Karina said...

Gracias Oswaldo por visitar mi blog y gracias también por el comentario a mis palabras que haces en el tuyo.

Tenemos una amiga en común... Monique... A traves de su blog llegué aqui, que buena suerte!

Saludos

Oswaldo Aiffil said...

Ha sido un placer ir a verte Karina. Espero que sea sólo el comienzo de una buena amistad. La mejor de las suertes para ti en el 2007, te deseo de corazón!