Wednesday, November 15, 2006

Travesía energética


Sucede a diario. Casi nadie lo nota pero ella siempre me espera allí, en el mismo sitio, impertérrita. Me observa por encima de sus modernos lentes de pasta. Yo permanezco inquieto, mirándola también, tratando de corresponder, contemplándola.

Quisiera saber qué me dicen sus ojos. Qué cosas quiere indicarme con su mirada inquisitiva. Pero nada, no me dice nada, permanece en completo silencio, sólo me mira.

El trayecto de mi casa al trabajo es de apenas 12 kilómetros, mas, debido a lo intenso del tráfico, a las largas hileras de vehículos que fluyen y se detienen a cada instante, el trayecto lo hago en no menos de una hora, todos los días.

Nada que hacer, debo aprovechar esos momentos, el tiempo es oro y la vida es corta. Escucho la mejor música que llega a mis manos, una y otra vez mientras observo el paisaje urbano, árido a veces, amigable en otras tantas, el majestuoso cerro Ávila con sus diversas tonalidades de verdes, y la dulce espera hasta encontrarme con ella.

Cuando me aproximo ya se que me está esperando. Se entretiene leyendo el diario mientras yo hago acto de presencia. Apenas me percibe, lo baja, casi hasta sus espectaculares piernas, y comienza a mirarme en directo, sin hacer uso de sus anteojos a la moda.

Allí, a un lado de la calzada, sentadita, de piernas cruzadas, levemente vestida de negro, ojos negros, mirada fulminante…

No tengo argumentos para defenderme. Mi corazón palpita fuerte mientras se acorta la distancia entre los dos, y a la vez observo a los otros conductores para verificar que no es a ellos a quienes ilumina y envuelve con su mirada radiante, pero al regresar mi vista hacia el sitio desde el cual procede la luz que me encandila, que me enciende y me hace vibrar, allí está de nuevo ella, ratificándome que soy yo el elegido…y que no tengo salida.

Y termino dejándome tentar por sus ojos azabache… y sus piernas espectaculares... Nada que hacer. Me siento como el insecto que cae inevitablemente en la telaraña. Estoy atrapado, o mejor dicho, queriendo estar atrapado, irresistiblemente, inmóvil ante el volante.

La música dentro de mi carro pasa a un segundo plano. No la alcanzo a escuchar. Estoy absorto. Soy todo ojo, escudriñando los de ella. Y ella los míos. Mi única opción es entregarme. Cedo ante la energía emanada por sus negros ojos. Me dejo llevar. Mi imaginación vuela haciendo vanos mis intentos por descubrir lo que transmiten sus ojitos azabache.

Cuando finalmente el tráfico avanza vuelvo en mí. Debo continuar la marcha. En la oficina me esperan. Me despido con la mirada. Ella me devuelve la suya, tan enigmática como el primer día. Escucho un muy dulce “hasta mañana” en el ambiente. Sonrío.

Mañana será otro día, que me llevará inexorablemente hasta una nueva “travesía energética”, tal como reza el titular del diario que siempre, y a manera de excusa ante los otros conductores, tiene sobre sus piernas, sin alcanzar a cubrirlas de un todo.

¿Qué tiene esa mirada de particular que la hace interesante y, por sobre todas las cosas, tan cautivante?

37 comments:

D.D. said...

Buenos Dias! Me encanto lo que escribistes,el trafico en esta ciudad es mortal,es necesario buscar la forma de afrontarlo lo mas agradable posible.Veo ese cartel casi a diario,pero a partir de hoy ya no sera igual,dire "Ya llegue a la chica de Oswaldo,falta menos".

Saludos
Silvia.

JENNY said...

Oswaldo, por lo menos te tomas la cola con filosofía y ánimo!!!

Eso es lo que yo llamaría un amor platónico de publicidad!!!

Qué pasará el día que te quiten esa fuente de inspiración???

Que pases un buen día!!!

3rn3st0 said...

Hace muchos, muchísimos años, tantos que ni siquiera el tiempo había empezado a correr, durante mi vida en Caracas, había una valla cuya protagonista era Aguasanta Termini, ella atraía mi mirada al igual que tu eres atraido por esa morena de mirada inquisidora, labios entreabiertos y piernas imantadas (para los ojos)...

Lamentablemente mi apreciado Oswaldo, un día como otros tantos, pasé por aquel sitio y la musa de mi inspiración matutina ya no estaba, ¡NO ESTABA!.

Lloré cual amante abandonado, lloré como aquel que pierde lo más amado. Ese día, después de derramar mi última lágrima, me prometí a mi mismo jamás volverme a enamorar de una valla.

Cumplí esa promesa... bueno, hasta que me encontré con Aguasanta esta vez en el metro. No me había abandonado, sólo se había mudado.

Me encantó ese post Oswaldo, como podrás haber leído, me hiciste retroceder en el tiempo y recordar mis tiempos post-adolescencia, cuando apenas se está entrando en la edad adulta.

Saludos desde Guanare y disculpa lo extenso, pero no pude evitarlo :-)

Pansy said...

Muy buen post ... Siempre que voy a tu ciudad disfruto de las vallas y si voy al volante mucho mas!!!
Disfruta a la chica de los lentes de pasta y escasamente vestida de negro mientras este ofreciendote su mirada!... A esto le llamo yo vivir!!!!!
Saludos cariñosos y un gran abrazo!

pensando con el corazon said...

Pero que facilidad para la escritura chico!!! Qué bonito, casi que me entran ganas de decirle a la chica, "anda, baja que Oswaldo te está esperando"

Me ha encantado

Trauco said...

Nos gustó mucho tu blog, muy refrescante, lo cual hace falta en la blogosfera. Hicimos el ensayo de leer este relato, suponiendo que no había foto, y nos pareció muy interesante. Haz la prueba y verás.

Oswaldo Aiffil said...

Hola Silvia! Gracias por recordarme cada vez que pases. Es mía, me pertenece, ja, ja, ja! Un beso!
Jenny! Hola! No es tan platónico. He llegado a escuchar cuando me dice: "hasta mañana"...hay que creer...el día que quiten la valla no pasará nada porque ella ya está en mi corazón. Un beso!

3rn3st0!! Aguasanta Erminy, ¿cómo olvidarla? Te pasó lo mismo que a mi. Hay que vivirlo para saberlo, ¿cierto? Bueno el efecto que te causó el post. Un abrazo!!
Hola Pansy!! Sólo se vive una vez! Gracias, un beso grande!
Hola Sarsillo!! Gracias, quizas algún día se decida y baje, y ya tendré decisiones por delante. Un abrazo y un beso!
Hola Trauco! Saludos amigos de Chile! Gracias por sus conceptos, son apreciados por mi. Hice el ejercicio antes de agregar la foto, especialmente porque me costó montarla por blogger, pero también quería que la conocieran. Un abrazo y esta es su casa cuando quieran!
Un abrazo a todos los que a bien tienen venir por este rincón de la blogósfera. Sus visitas, silenciosas o ruidosas, se agradecen con el corazón. Ustedes me inspiran! Saludos.

AnGe!... said...

Tiene un toque de magia, cómo si te dijera: Ahí estás de nuevo, mi moreno! Cuando podré tocarte al menos? ;P

Me imagino cuántas cosas pasan por tu cabeza mientras miras esa valla Oswaldo, me parece fascinante!!

Beshos! ^^

Jacqueline said...

Oswaldo, me nos mal que no soy la única loca que se inventa historias con las vallas publicitarias. Uf! qué alivio!...

Un beso.

Roswell Joselin said...

Jajaja, que bueno que tienes linda compania durante el trafico.

Pansy said...

Oswaldo paso por aqui para desearte un happy weekend...
Un abrazo fuerte fuerte!

Wari said...

Que bien que te tomes las colas con calma y te dediques a aprovechar ese tiempo para dejar volar tu imaginación. Yo también hago lo mismo, pero en silencio porque mi SIERRAncho no tiene repro, ni le funciona el aire acondicionado, asi que te imaginarás, yo inventando mis historias con las vallas y ese calorooooooón jajajajaja :S
Un abrazo y feliz fin de semana!!

Curiosa said...

Me gusta tu estilo filosófico de tomarte las colas, yo lo hago asi, y me estresa la gente que se estresa porque algo inevitable como eso.
me gusta mucho tu sentir y como lo expresas,espero que algun dia ella se baje un rato para que se tomen un cafecito. Uhmmmm
Saludos ;)

Oswaldo Aiffil said...

Hola Ange! Infinidad de cosas me han pasado por la mente, pero por sobre todo trato de descifrar su mirada, que me dice tantas cosas. Las piernas son espectaculares, me gustan mucho, pero la mirada es lo mas llamativo, lo mas enigmático, lo mas interesante. Un abrazo Ange!

Jacqueline! Hola! No es un invento, es real, yo escucho el "hasta mañana"...tienes que vivirlo para saberlo. Un beso!

Hola Roswell! De verdad que la tengo, gracias al tráfico, el espacio de tiempo en el que nos miramos es eterno. La veo desde varias avenidas también, desde El Rosal, desde Las Mercedes, desde ambos sentidos de la autopista, y el efecto es el mismo. Un abrazo!

Gracias Pansy! Igualmente deseo un buen fin de semana para ti, gracias por venir y permanecer, muchas gracias. Un beso!

Hola Wari! El silencio es el mejor de los aliados. Eso, unido a tu pródiga imaginación...no me quiero enterar de lo que pasa por tu mente, je je je. Un beso Wari linda!

Hola Curiooo!!! Cada quién se toma la vida a su manera, pero pasar dos o mas horas diarias en ese tráfico y estresarse es morirse prematuramente. No es fácil saber que tienes un horario de entrada, sales de casa con una hora de anticipación y ver como el reloj marca la hora de entrada y aún estas a medio camino, sin poder hacer nada por evitarlo, ni rutas alternas, ni usar metro, nada. Lo mejor es tomárselo con soda, hablar con tu jefe y aspirar a que te entienda, y filosofar, y vivir, porque la vida son esos instantes. Un beso Curiosita!!!

Khabiria said...

Yo creia ser la única loca que hablaba con las vallas, jejeje, ya veo que somos varios...pero son mas mujeres que hombres en las vayas, asi que me llevas ventaja Oswaldo.
Me encantó tu narración, como siempre, excelente!
Será qué esa chica es periodista?
;-)
Un abrazote

Oswaldo Aiffil said...

Hola Khabi! Aquello quizá no es hablar, es transmisión de pensamiento a través de la mirada, a través del aire...me alegra que te haya gustado...de entre tantas mujeres en las vallas me enamoré de ella, única e irrepetible desde los tiempos de Maya Oloe, ¿la recuerdas? ¿Que si será periodista? ¿modelo de pasarela? ¿científica? ¿cirujano? no me importa, es su magia...fíjate en un pequeño detalle...sólo el amor permite verlo, ella aparece en la contraportada del diario que tiene entre manos...¿lo habían notado? Hagan click sobre la fotografía del post y luego zoom...¡sorpresa!

Consuelo said...

Mi Oswaldo que bello le ha quedado esto¡¡

Me ha encantado¡¡

anazam said...

Mirada femenina, más que suficiente ;)

Saludos
@>-->-

Lycette Scott said...

CAramba mi amigo, una miradita intimidante, así como examinadora y a quién no lo enloquece?
Un abrazo

Oswaldo Aiffil said...

Consuelito! Que bueno que te ha gustado. Eso me inspira! Gracias! Un beso!

Hola Anazam! 100% de acuerdo! Un beso!

Liz! ¿Como estas? No me intimida, me enloquece o algo asi. Un beso!

Ricky del Norte said...

Tengo muchos años que no me sucede eso, desde que me mude de Venezuela. Recuerdo en la autopista Prados de Este la cual pasaba todos los dias en un trafico infernal habia una valla publicitaria de una chica hermosa con un escote muy sexy!!!, creo que hasta llegue a enamorarme de la chica en la valla, era la mejor parte de la interminable cola que tenia que soportar, hasta que un dia ya no estaba mas y increiblemente me senti como si hubiese perdido o terminado con alguien. Saludos.

Oswaldo Aiffil said...

Hola Rick! Por lo visto el fenómeno es de lo mas común en Venezuela, ja, ja, ja, ja, ja, ja!! Bueno, cuando quiten la valla voy a sufrir. Desde ahora estoy deseando que le den otra publicidad a ella misma, je, je, je, je! Un abrazo!!

Bob said...

A buena valla mi hermano!

Saludos

Dr. Bob

Oswaldo Aiffil said...

Hola Dr. Bob! BUENISIMA la valla, si señor! Un abrazo!!

khayo said...

jajajajaj¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
todo queda entre ella y tu....

*las vallas son la unica manera de disimular el estres del trafico caraqueño...

saludoxxxxxx

Oswaldo Aiffil said...

Hola Khayo! Yo y mi valla, mi valla y yo. Si algún día pasas por alli y la ves, inevitablemente te vas a acordar de mi. Ojalá se mantenga por bastante tiempo. Cuando estaba recién colocada, retenía el tráfico. La chica es impactante. Saludos!

BlackLotus said...

Escribes refrescante, pacífico con humildad, con personalidad, te he leido, pero no tengo cuenta de blogger, saludos, sigue así!

Oswaldo Aiffil said...

Hola Blacklotus! Bienvenido seas y gracias por tus conceptos sobre este blog. Puedes venir cuando gustes. Un abrazo!!

Fitò...!!! said...

Qué narrativa la tuya, hermano! por cierto, me pasó con la valla de Gillete que estaba en la Fco. fajardo dirección Caricuao, a la altura del acceso de la Av. Baralt... La chica no tenía la mirada penetrante y enigmática que tiene la del Diario de Caracas, pero sí las mismas piernas imantadas para la vista!!!

seguiré leyendote a partir de hoy!

Oswaldo Aiffil said...

Hola Fito!! Bienvenido también. Gracias por venir a este rincón que es tu casa. Las vallas, aaaaayyyy las vallas, han despertado por alli a más de uno. La mía la cambiaron hace una semana y no te quiero decir lo que se siente. Es duro levantarse un día y no encontrarla. Ufffff!!! Cómo duele. Un abrazo amigo!

Rodolfo said...

Oswaldo, me he acordado esta tarde de tí! ví a tu valla en la salida del Metro de Los Cortijos! Se mudó y no te dijo! Saludos!

Oswaldo Aiffil said...

Hola Rodolfo!! Con que esas tenemos ¿eh? Pues allá voy con mis reclamos, esa mirada como que también es traviesa...mmmmmm...saludos y gracias!!

Oswaldo Aiffil said...

Rodolfo! Si llegas a leer esto: mi valla volvió a su lugar. Parece que mi chica se espantó con el ambiente electoral pero ya está en su lugar de nuevo, para felicidad mía...

JorgeKley! said...

Buenas Tarde,
Curiosamente me enviaron tu direccion por que Yo estoy Enamorado de la Vida-De mi Familia- de Mi Novia- y de paso de la mujer de esta Valla!! yo veo la valla a diario y bueno consegui alguien muy parecida Fisicamente! (thanks God)

Buen Blog! Viejo ya estas en mis Favoritos!!

Oswaldo Aiffil said...

Hola Jorgekley! Bienvenido a esta casa virtual, donde te recibo con un fuerte abrazo! Esa chica me mata, definitivamente. Saludos!!

Mauricio said...

Wow que mujer!!! alguen sabe cual es su nombre?

Oswaldo Aiffil said...

Hola Mauricio! Bienvenido a esta casa virtual, que también es tuya! La dama, desconozco su nombre, pero muchos amigos mios tienen sus fantasías con ella, quien aún puede verse en vallas de Caracas. Fantástica! Un abrazo Mauricio!