Thursday, October 26, 2006

El cuento del albañil...


Lo contó el doctor Gustavo Vollmer en el acto de graduación de la especialización en finanzas y mercadeo del Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA) en el año 2000.

Es la historia de un viejo albañil que estaba listo para retirarse. Habló con su jefe-contratista y le explicó sobre sus planes personales. En realidad no era muy adinerado pero se podía defender sin sus ingresos y realmente quería tomar la vida con calma.

El jefe-contratista le pidió, como un favor personal, que se quedara para hacer una última casa. El albañil aceptó, pero realmente su voluntad y su corazón no estaban presentes en la tarea encomendada. El resultado fue un trabajo hecho sin interés, con materiales de segunda y, en fin, para salir del paso. No era esa la manera de terminar una carrera de buen trabajo.

Cuando el albañil terminó la casa, el jefe-contratista vino a inspeccionarla y al entrar le entregó las llaves de la misma diciéndole: “ésta es tu casa, mi regalo en agradecimiento por tu buen trabajo de tantos años”.

El albañil quedó perplejo y pensó “si yo hubiese sabido esto, hubiera hecho la casa muy diferente”.

Asi sucede con nosotros. Estamos construyendo nuestras vidas todos los días y muchas veces poniendo algo menos de lo debido en esa construcción. Al final vamos a vivir en la casa que hemos ido construyendo cada uno de nosotros, no en la que otro ha construído, y en este proceso no podemos retroceder, lo hecho, hecho está.

Las actitudes y las escogencias que hacemos hoy van construyendo la casa en la que viviremos mañana.

“Amigas y amigos graduandos, en este momento importante en sus vidas revisen los planos de la casa, los materiales a usar y pongan mucho cariño y talento al proceso de su construcción”.
Hay que reflexionar un poco sobre esta enseñanza, que aplica para todos nosotros. ¡¡Un abrazo amig@s!!

17 comments:

Jolly good said...

Excelente escrito. Mira que encontré tu blog por accidente. Ando de vago -por vacaciones- y me sobra tiempo para explorar la internet. Saludos. Plinio Cabrera.

Ami said...

Siempre nos haces pensar.. me entro nostalgia jajajajaja


cariños

Pansy said...

Como siempre una bonita reflexion, ciertamente muchas veces "tiramos la toalla" sin saber que es la misma toalla que usamos a diario...
Un abrazo Oswaldo, y como siempre un placer venir a leerte...

Roswell Joselin said...

Esto si esta bueno y facilito de asimilar , con su permiso sr. Oswaldo me lo copio para mandarselo a mi hijo por email...el tiene 12 años y cada y le fascina leer cada vez que encuentro una historia asi se la paso y esta me parece que le va a lelgar directico...
Carinos :-)

unocontodo said...

Muy bueno. Un trabajo diario. Saludos.

Curiosa said...

Buenisimo! Me cayó super bien hoy.
Que lindo escrito.
Saludos curiosos ;)

Oswaldo Aiffil said...

Hola Jolly Good! No te veo en la oficina y nos encontramos aqui, en el ciberespacio...se cuenta y no se cree!! Saludos!
Hola Amy Luz! Que belleza de bebé tienes! Un abrazo en la distancia!
Hola Pansy! Siempre eres bienvenida por aqui! Un beso!
Roswell!! Hola!! Esa es la idea, educar a través de las palabras. Un abrazo!
Unocontodo! Estas en lo cierto, es un trabajo diario y permanente. Un abrazo!
Cuuurioooooo! ¿que tal? Un placer saber que estuviste por aqui, y que bueno que te gustó. Un beso!

Consuelo said...

Hola amigo....ahh que buen post para reflexionar¡¡ yo por estos dia ando desanimada espero sacar fuerzas para construir mejor mi dia¡¡¡

Anonymous said...

Comparto tu idea, quien bien siembra, recoge buena cosecha!

Roswell, me lo mandó y me gustó mucho decirle a mi hijo que la leyera y que sacara sus propias conclusiones. Estos días atravesé una mini crisis existencial pensando si lo estaba haciendo bien o mal con mis hijos... creo que estoy utilizando un buen material para construir, pero pesa mucho y me cuesta... Veremos si dejo asentadas unas buenas bases a prueba de terremotos!!

Un abrazo!!

Oswaldo Aiffil said...

Hola Consue! Fuerza interior tienes, y además cuentas con las de tus amigos como yo!!! Un beso!!
Hola Jenny! Es natural que uno se haga esas preguntas. Lo mas importante son los cimientos, las bases, por lo demás cada niño tiene su propia personalidad. Un abrazo!!

Khabiria said...

Siempre es un placer venir por este rinconcito virtual para llenarse de sabiduria y regresar a la rutina con algo nuevo aprendido, y con las ganas de seguir construyendo nuestra casa futura con las mejores sonrisas....
Gracias Oswaldo, por estar siempre allí!
Un abrazote

TaMyKa'S sPot! said...

Hola oswalditoo!!!! como siempre excelente post... Y es verdad uno va construyendo su propia vida y forjando su propio destino que son las bases de nuestro futuro, que si no las hacemos con cariño y dedicación todo se nos puede venir abajo... un abrazote!!

Wari said...

Oswaldo: como siempre.... tus palabras sabias que nos hacen reflexionar. Mil Gracias!!!
Un abrazo inmenso!!

3rn3st0 said...

Oswaldo, apreciado Oswaldo... Una vez más me encuentro con esas gotas de sabiduría que compartes con tod@s aquell@s que te visitamos, no he de decir más, sería redundante :-)

Saludos desde Guanare

Oswaldo Aiffil said...

Hola Khabi!! Gracias también a ti por estar siempre presente. Se te quiere mucho por estos lares de Dios! Un beso!
Taaaaamyyyyy!!! Que bueno que estas por aqui. Gracias por tus conceptos, en verdad, la vida es una enseñanza contínua. Un beso grande!!
Wari bella!! Un placer tenerte siempre por aqui...un placer y un privilegio. Un beso!!

Hola 3rn3st0!! La idea es compartir esas gotas que van para el alma de los que las leen. Un grandísimo abrazo amigo!

FEVC said...

¡Que importante resulta entender y asimilar que somos artífices de nuestro destino!¡saludos, amigo!

Oswaldo Aiffil said...

Hola FEVC! Como dice un blog por alli: estas en lo cierto! Un abrazo amigo!