Tuesday, August 15, 2006

Sin palabras


Últimamente me he quedado como que sin palabras. Ha habido mucha agitación en mi mente. Los pensamientos me consumen. Veo cosas que me gustan y otras que no tanto. Quizás antes ocurría de igual manera pero en este momento hay ciertas cosas que ocupan mis pensamientos por bastante tiempo. Me imagino que todos pasamos por etapas como esta. No soy una isla. La musa no quiere ni acercarse. Algo la espanta. Y yo la extraño. Afortunadamente puedo mantener la palabra, puedo escribir lo que siento. Dicen los que me conocen que mi cara transmite mucho sin necesidad de hablar. Estoy recordando al premio Nobel japonés Yasunari Kawabata en su novela “Primera Nieve en el Monte Fuji”, que consiste en una serie de relatos publicados por primera vez en 1958. Uno de ellos se titula “Sin Palabras” y a continuación transcribo un fragmento que, al leerlo, me hace sentir mejor, porque al menos puedo escribir, y hablar cuando llegue el momento…
“Se dice que Omiya Akifusa no volverá a decir una palabra. El novelista, que tiene sesenta años, tampoco volverá a escribir una sola letra. Es decir, que además de que no volverá a escribir novelas, no volverá a escribir ni siquiera una palabra suelta.
Su mano derecha está paralizada, tanto como su lengua. Pero parece que conserva algún movimiento en la izquierda, por lo que creo que, si quisiera, podría escribir. No tiene que ser una frase perfecta. Podría escribir con trazos gigantes de katakana cuando necesite algo. Aunque haya quedado impedido para hablar y hacer gestos podría escribir así sea con un katakana quebrado como medio para comunicar lo que siente. Así, al menos, los malentendidos serían menores.
Por muy confusas que sean las palabras siempre son más fáciles de entender que un gesto torpe. Supongamos que el viejo Akifusa quisiese mostrar, con los labios estirados para sorber, o con el ademán de una mano que se lleva una copa a la boca, que desea beber algo. Le quedaría muy difícil expresar cual de estas cuatro bebidas es la que quiere: agua, té, leche, un remedio. ¿Como distinguiríamos entre el agua y el té? Sería más claro si pudiese escribir agua o té. Aún más, con la simple letra a o t se le entendería.
Resulta extraño, ¿verdad?, que un hombre que pasó más de cuarenta años de su vida usando letras y caracteres para escribir palabras, las haya perdido por completo. Todavía conoce la fortaleza y precisión de su extraordinario poder pero se encuentra prisionero de ellas. Las simples letras a o t serían mas elocuentes que todas las palabras que estuvo escribiendo como un caudal torrencial a lo largo de su vida. Creo que poseen mas fuerza”
*katakana es un sistema silábico simple de escritura del idioma japonés.
**el simbolo en la fotografía del post significa taciturno, reticente, sumido en el silencio.

14 comments:

CARMAN said...

saludos amigo...
asi es ... hay que estar preparado para cualquier cosa que la vida nos pueda dar, buenas o malas, hay que aceptalas con humildad, sabiduria y dignidad... y por la musa....? tranquilo ella regresara, eso es que esta de vacaciones

Lycette Scott said...

Amigo, me ha llegado mucho tu post...a veces perdemos algunas cosas en el camino, pero de un modo mágico e incomprensible aparecen de nuevo en el horizonte

Pansy said...

En algun momento a todos nos sucede, unos mas otros menos, la musa se va y se rehusa a regresar... Cuando tenemos cosas en que pensar o un sentimiento encontrado menos quiere venir ...
Del texto puedo decir que a veces el silencio es otra manera de conversar con nosotros mismos, una vez que la palabra ha sido agotada.
Feliz Noche
Un abrazo...

protheus said...

Si puedes, lee On Writing, de Stephen King, y aprenderás, como yo lo aprendí, que la mejor forma de obligar a la musa a volver es sentarse a escribir obligado, como niño castigado.

Oswaldo Aiffil said...

Hola Carman! Buen consejo, lo tengo siempre en mi mente aún cuando estoy seguro de que el dia que deje de sorprenderme por las cosas estaré, como la famosa serie, six feet under, o sea bien enterrado, je, je, je.
Lizzy! Gracias por entenderme. Un beso!
Pansy, hola! Buen termómetro el que tienes, ummmm...
Doctor Prot! Saludos! Lo voy a tener en mente cuando ande de librerías, aunque le confieso, le temo a las películas y libros de terror y en eso hasta las portadas de los libros de Stephen King son aterrorizantes, pero le meteré la lupa a "On writing", gracias!!

Gracias a todos por pasarse por aqui a dejar su huella,es altamente apreciado.

Wari said...

Ehmm...buenas...permiso. Una vez màs lleguè un poco tarde (ùltimamente he perdido facultades como primer chicharron en los coments) pero bueno..heme aquì.
Oswaldo tus palabras me llegaron. Yo tambièn me quedè sin musa, sin palabras, en un vacìo abrumador...
Que cosas tiene la vida....

Cereza said...

Esta lectura fue muy oportuna y llena de sabiduría ;-)
Besos con sabor a Cereza.

JENNY said...

Hola Oswaldo, gracias por tu visita! Y ojalá pronto te vuelva la inspiración y pongas en orden tus pensamientos!
Interesante la historia del Nobel japonés, qué extraño no?
Un saludo para tí y a mi extrañada Caracas!!!

Roswell Joselin said...

Bueno señor tomese su tiempo, leerlo a uds siempre una nota!

Pansy said...

Mientras regresa la musa... paso por aqui a dejar mi saludo ... Feliz fin de semana!!!
Cuidate!!

your said...

phentermine nice :)

Oswaldo Aiffil said...

Wariii, vamos bien, volviendo a la normalidad, un beso.
Cerecita, el último huracán en la blogósfera venezolana, talento te sobra.
Jenny, saludos, ahi vamos, "haciendo camino al andar" como dijo alguien muy famoso.
Roswell! Gracias por venir como siempre y tus conceptos son apreciados mucho por mi, un beso.
Pansy, gracias por venir siempre a saludar, lo aprecio de verdad bastante.
Your: Thanks!
Un abrazo a tod@s, pronto vendré con algo escrito.

• Eroserena • said...

Es verdad a todos nos sucede, por algun tiempo nos quedamos estancados en un solo pensamiento o simplemte sin inspiracion, pero me alegra q cuando visitas mi blog encuentras esa musa inspirativa q tenias extraviada ;)

Besos y un abrazo para ti dsd Vzla!

Oswaldo Aiffil said...

Angie! Gracias por venir. es que en ese blog suyo lo que se destila es la pura sensualidad femenina, imposible no inspirarse...