Sunday, August 06, 2006

Heeey, pssssst! ¿Usted me reconoce? ¡Soy Thomas Parr!


Sii, yo soy ese viejecito que usted mira de reojo en la botella oscura cuando está en una fiesta o agasajo.


Si, si, el mismo que usted ve cuando le da vueltas a la misma buscando un sello que diga "12 años" o cuando esta verificando que no tenga la franja roja que delata que entró al país por el puerto libre (duty free), a lo que usted tanto le teme, quien sabe por que razones.


Me llamo Thomas, o Tom para los mas allegados, aunque la mayoría me conoce como "el viejo Parr" (Old Parr). Por cierto, en su país ahora les ha dado por decirme "el viejo Parra", lo cual me disgusta, sin ánimos de ofender.


Nací en 1483 o al menos eso es lo que dice mi partida de nacimiento, en el pueblito de Shrewsbury, Inglaterra.
Tuve una infancia tranquila de muchacho de pueblo, sin muchos tropiezos.
Nunca pensé que iba a vivir tanto. Imagínese, ¡152 años!
¿No me cree? Hay datos que lo comprueban y, por lo menos en mi tierra y en Escocia, nadie lo pone en duda.


Me casé por primera vez a los 80 años, relación en la cual tuve dos hijos, para que usted vea. Fueron treinta años de vida tranquila y feliz.
Cuando me preguntaban por mi longevidad yo respondía que se lo debía a mi dieta rigurosa de vegetales, a mi conducta moral y a la ingesta moderada de malta escocesa mas que todo.


Lo de la moral me jugó una mala pasada cuando eché una canita al aire y mi amante me dió un hijo que jamás pude negar de tan parecido que salió a mi, je, je, je. Todo el mundo se enteró. Tenía 105 años en ese entonces. ¡No diga que no era mio!, ¡si éramos dos gotas de agua!


Mi primera esposa murió en 1605 cuando yo apenas tenía 122 añitos. No soporté la soledad y me volví a casar ese mismo año.

Mi nueva esposa y yo tuvimos una vida relativamente tranquila hasta que en 1635 se apareció de visita por mis tierras mi tocayo Thomas Howard, Conde de Arundel.
Resulta que el hombre conoció mi historia y se emocionó tanto que se ofreció para llevarme ante la corte del Rey Carlos I, cosa que me fue dificil rechazar y fui a parar a Londres con mi tocayo el Conde de Arundel, ¡no del Guácharo chico, que broma contigo!, allá en Londres no hay pájaros de ese tipo ni parecidos.


Allá me hice famoso rapidito contándole a todo el mundo mi vida y mis anécdotas. Rubens y Van Dyck, famosos pintores de la época, me retrataron con bonitos cuadros, ¿que te parece? Yo no lo podía creer...siii, yo se que tu tampoco pero averígualo, ¡tienes tarea!
Iba de fiesta en fiesta y mi fama con las mujeres crecía y crecía.
¡Que vida me estaba dando chico! después de haber pasado toda mi vida en la austeridad del campo.
El cambio, chico, fue tan brusco que dejé este mundo en 1635, como dice la botella. Ya tenía 152 años que pudieron haber sido mas si no le hago caso a mi tocayo, pero asi es la vida.

Me encontró el mismísimo Conde (el de Arundel chico, ¡que broma contigo!) tirado en la cama, tiesito.


Tan bien que me iba chico, fíjate que el poeta John Taylor me escribió una oda titulada "El viejo, viejo hombre o la edad y larga vida de Thomas Parr", ¿que tal?


Un último datico estimado Oswaldo, ¿sabes donde me fueron a enterrar? Pues en la mismísima Abadía de Westminster, al ladito de un tal William Shakespeare, como dicen ustedes: ¡chúupate esa mandarina pues!

La autopsia me la hizo el famoso doctor William Harvey, el propio, el que descubrió la circulación de la sangre e hizo el primer tratado sobre ese tema. ¿Sabes cómo me encontró? Pues en el informe escribió que mis organos estaban todos en perfecto estado, debido en gran parte al hecho de que acostumbraba a ingerir mi whiskicito a diario, claro, moderadamente. ¿Que te parece?


Y otra cosa amigo Oswaldo, a mi nadie me ha olvidado. Mi nombre anda de boca en boca, o de paladar en paladar, a través de los tiempos. Fíjate que en tu país, a pesar de la crisis económica y política, la gente me sigue pidiendo y hay un gentío que mira mi foto en la botella y se pregunta ¿y quien será este viejito? ¡Cuéntales!

39 comments:

CABINA AÉREA said...

...je,je,je
Que de cosas uno aprende bloggeando

Pansy said...

Hola Oswaldo Feliz Dia!
La verdad es que no imagine que la historia de Thomas Parr fuese asi!, mira que casarse por primera vez a los 80 años! (eso me da esperanzas! jajajajaja)...
Como siempre me gusta venir aqui y aprender ... y ademas la manera como la escribiste, excelente!
Un abrazote muy fuerte!

unocontodo said...

me entero.... y demasiado bueno el post....

Wari said...

Oswalditoooooo!!! te tenia abandonaito valeeee!!! jejejejeje, bueno en realidad andaba bien perdida de todos los blogs, ya poco a poco me estoy poniendo al dia. Sabes que el cariño es el mismo.
Un beso grande para ti!!! :D

Oswaldo Aiffil said...

Hola Cabina! Si, todos los dias aprendemos cosas y eso es bueno. Abrazos!
Pansy! De nuevo gracias por tus conceptos, son apreciados! Un beso!
Unocontodo: pues entérese, es la purita verdad, saludos.
Wariii!! Welcome back again! Un beso!
El viejecito Parr, quien lo diría...

Oscar y su diario de un viajero marabino said...

Mi estimado amigo Ozzy; Muchas gracias por su comentario en mi post de la battersea power station,y dejeme comentarle que por este blog tambien se aprende, y en especial me ha gustado mucho este post por su narrativa en 1ª persona.

Saludos cordiales

Lycette Scott said...

OPye Oswaldo tanta historia para un trago..ahora los disfrutaré más...un gran abraxzo

Oswaldo Aiffil said...

Gracias Marabino por su visita y comentarios, un abrazo!
Lizzy! Tienes razón, lo puedes degustar mas profundamente sabiendo la historia que hay detrás, un beso!

CARMAN said...

y sera que si aca tomamos una copita de caña clara diaria llegaremos como parr? o es solo con la malta? como sea salud...!!! bueno el post

Roswell Joselin said...

Guao!! que interesante.....que hombre ta n fertil, voy a comenzar a tomar Maltaaaa a ver si llego a los 100..jijiji

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" said...

Eso, amigo mío es conservarse en alcohol. Lo demás es cuento de camino.

Todo lo mejor para Usted.

Oswaldo Aiffil said...

Carman, yo creo que es la malta escocesa, sin embargo es bueno que sepas que entre los licores que menos hacen daño está la caña clara, por aquello de la poca presencia de químicos en su constitución.
Rosswell: lo importante no es la cantidad (de años) sino la calidad (de esos mismos años).
Silmariat, tu, que eres hechicero, debes estar mas cerca de ese conocimiento, je, je, je.

Khabiria said...

Oswaldo yo tengo todos los cuentos con el viejo Parr...imagínate que una compañera de la escuela, le dedicó su tesis de grado "al querido viejo Parr", y todo el jurado creia que era su abuelo.... jejeje ya te imaginaras la cara que pusieron cuando ella les dijo que era el wisky "es que sin el alcohol en mi insomnio. no habria terminado nunca esta tesis" le dijo mi amiga jejejejeje
Muy buena la historia Oswaldo, no la conocia completa
un abrazo

Nelson said...

Mi estimado amigo Oswaldo , ahora entonces con mas hecho de conocimiento tendré que cuando me tome un trago de este liquido, pensare en su logevidad y su fama a ver que se me pega...

Un abrazo, como todo excelente relatos amigo mio.

Un abrazo cordial y ameno.

Nelson

Mafalda said...

mision cumplida oswal.. nos contaste!!

y no se te escapo detalle..

exceltente.. no hay otro calificativo..

Oswaldo Aiffil said...

Khabi! La verdad es que ese viejecito es un buen compañero de viaje, je, je, je!
Nelson, que tal? De seguro lo vas a saborear con mas gusto, je, je!
Mafalda!! Cumplí entonces mi misión aunque estoy seguro que a muchos le es familiar su figura, ja, ja, ja!
Abrazos a todos!

Guayoyo said...

que buena esa historia.....

Wari said...

Oswaldito te dejè una tareita en mi blog.
Un beso!!!

Oswaldo Aiffil said...

Guayoyo! Bienvenido! Realmente es una buena historia, lo que está detrás siempre es importante.
Wariiii! Ya vi la tareíta, no soy bueno para eso, te escribo...

khayo said...

BUENO UNA BUENA HISTORIA....
detras de una gran botella un gran hombre¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

saludos

Oswaldo Aiffil said...

Muy bien Kosho, la has leído,no has abreviado palabras, ¡me encanta! Saludos!!

Pansy said...

Hola pase a saludar ...
Que tengas un excelente dia!
Abrazos grandes!

Marian said...

Ajáááá Oswaldo!

Estás incitando a que todo el mundo se eche su traguito diario para conservar la longevidad ehhh!

Echando broma vale... buena historia!

Un abrazo! :)

solunojo said...

HOLA QUERIDO AMIGO
AQUÍ VOLVIENDO DE UN AGITADO SEMESTRE SALUDOS ENORMES DESDE CHILE
felicidades por tu blog

Oswaldo Aiffil said...

Pansy! Gracias por tus buenos deseos! Un beso.
Marian!! Pues fíjate que no sería mala idea, ja, ja, ja!
Claudiooooo!!! Tanto tiempo!! Gracias por lo que me toca, un abrazo grande viejo amigo!!

• Eroserena • said...

Buenos Dias caballero, aqui estoy en mi 2º intento por dejarte un mensaje sin q blogger me mande por un tubo! jajaja

1º q nada decirte q tus visitas han sido una linda y muy grata sorpresa, me agrado mucho tu primera vez en mi blog, ¿sabes cuantas veces lei tu coment? 4 veces, jajaja tenerte de visita siempre sera un honor con esas palabras q alborotaron mis sonrisas!. 2º con respecto a mis escritos, me encanta que las personas reconozcan que estan muy lejos de la vulgaridad, me gusta la sensualidad, y la respeto, no me gusta hacer de mis escritos un talento porno barato.

Te debo un chocolate y una cereza, pero por ahora dejo un beso y un abrazo para ti!

=D

conely said...

Q buena historia te felicitamos ...ahora nos podremos tomar esa copita tranquilamente sabiendo d donde proviene
jejejej... Besos desde Chile y nos leemos Bye

Oswaldo Aiffil said...

Angie! Mi descubrimiento del dia, que bueno encontrar blogs como el tuyo, full sensualidad! Un abrazo!
Conely!!!!Besos, besos y mas besos para las dos Conely!!! Nos leemos!!

solunojo said...

esta mas que interesante la historia y que Dios te bendiga con largos y abundantes años llenos de dicha y felicidad, tantos como los de Thomas Parr

Oswaldo Aiffil said...

Muuchas gracias querido amigo Claudio, que los ángeles digan amén. Agradezco tus conceptos acerca de lo que escribo. Un abrazo grande!!!

TaMyKa'S sPot! said...

Osw tenía tiempito sin pasar por aquí y me encontré con un post muy original y grato... me gustó bastante jejeje un besote!! tqmmm ^^
tamy

Oswaldo Aiffil said...

Gracias Tamy! Tambien tengo tiempo sin "bloggear" como debería, mucho trabajo en estos dias. Tus visitas se agradecen siempre. Un beso.

Pansy said...

Feliz Dia! Oswaldo ... pase por aqui a saludarte!
Deseo que tengas una Feliz y Productiva Semana!!
Un abrazo!

TaMyKa'S sPot! said...

bueno Sr. Oswaldo devuelvame la visita que ya me tiene abandonada JUM!! jejeje tranquilo que nada igual con mi trabajo!! un abrazoteee

Oswaldo Aiffil said...

OK Tamy, ya pasé por allá, je, je, je! Un besote!!

FEVC said...

¡A tu a salud amigo Oswaldo!, gracias por esta nota refrescante e instructiva, que definitivamente constituye una forma agradable de aprender!Saludos y Abrazos.

Oswaldo Aiffil said...

Gracias FEVC! Agradecido tambien por su visita!

centemilesimo said...

A mi también me llamó poderosamente la atención la historia del viejo Parr.
Creo que entré en un estado místico saboreando su brebaje.
Fíjate que llegué a tu blog buscando dónde comprarlo en Árgentina -aún sin éxito-.
Un abrazo porteño para quien comparte mi admiración.
Osvaldo.-

Oswaldo Aiffil said...

Hola Centemilésimo! Tarde o temprano lo conseguirás. Ese viejito está en todas partes y su sabor permanece inalterable con los años. Un gran placer verlo hacer un toque técnico por estos lares de Dios. Sabe que es bienvenido cuando quiera y le deseo buena suerte en su búsqueda del placer de saborear un trago de Old Parr!