Thursday, July 06, 2006

¿Y donde estan las llaves?

Esta mañana le di una hojeada a los principales periódicos de Caracas y hubo dos imágenes que se llevaron mi atención principal.

En una aparece una muchacha francesa con una sonrisa que no le cabe en la cara. Razones le sobran. Van de nuevo a la final de la Copa del Mundo cuando en un inicio muy pocos daban por descontado su presencia en esta instancia.

En la otra gráfica aparece una niña vestida con la camiseta de Portugal, llorando desconsoladamente. Se me llenaron los ojos de lágrimas al ver a esta niña llorar de esa manera.

Tengo grandes amigos portugueses en los cuales pensé en ese momento. De todas maneras pienso que han hecho un excelente papel en la Copa. Tienen jugadores de altos kilates. Pero se entiende la tristeza. El día de mañana nadie se acordará quien quedó en tercer o cuarto lugar en la Copa Alemania 2006.

Como siempre, y como dice el título de una bonita canción del grupo sueco Abba: “El Ganador se lo lleva todo”.

“Tristeza nao tem fim, felicidade sim” reza una canción de mi querído Antonio Carlos Jobim y Vinicius de Moraes.

Ayer, luego de haber visto el partido, con la tristeza por dentro al pensar en mis amigos, fui a refugiarme en la biblioteca y un libro vino a mis manos.

Se trata de “Cuentos de la India”, una recopilación realizada por el escritor argentino Alejandro Gorojovsky, de cuentos milenarios de sabiduría india. Leí uno de ellos, muy apropiado para la ocasión y me voy a permitir reproducírselos a continuación.

Se llama “La llave de la Felicidad”:

“Sólo encontrará la suprema felicidad el hombre que la busque dentro de si mismo”

El Divino se sentía solo. Para mitigar su soledad creó unos seres que pudieran hacerle compañía. Lo logró hasta que, cierto día, estos seres encontraron la llave de la felicidad, siguieron el camino hacia El Divino y se reabsorbieron en El.

Dios se quedó triste, nuevamente sólo. Reflexionó. Llegó a la conclusión de que había llegado el momento de crear al hombre, pero temió que también pudiera descubrir la llave de la felicidad y encontrar el camino hacia El.

Si eso ocurriera volvería a quedarse sólo. Siguió cavilando. La solución era encontrar un lugar suficientemente recóndito donde ocultar la llave de la felicidad para que el hombre no la hallara. La elección de ese lugar debía ser sumamente cuidadosa.

Primero pensó en ocultarla en las profundidades del océano. Luego, en una caverna de los montes Himalayas. Después, en un remoto confín del espacio sideral. Sin embargo, ninguno de estos lugares le satisfizo por completo: todos le parecían poco seguros. Pasó la noche en vela mientras trataba de resolver cual sería el lugar indicado para ocultar la llave de la felicidad.

El hombre, guiado por su curiosidad y sed de conocimientos, terminaría descendiendo hasta lo más abismal de las profundidades del mar: allí la llave no estaría segura. Tampoco lo estaría en una solitaria gruta de los Himalayas. Antes o después algún espíritu aventurero exploraría esas inhóspitas alturas. Ni siquiera estaría bien oculta en los vastos espacios siderales, porque llegaría finalmente el día en que el hombre pudiera surcar todo el Universo.

Las horas pasaron. El sol, que comenzaba a disipar la bruma matutina, encontró al Divino preguntándose aún dónde ocultarla.

Súbitamente halló la solución: descubrió el único lugar en el que –no tenía dudas- el hombre no buscaría la llave de la felicidad: dentro de sí mismo.

Fue así como creó al ser humano y en su interior colocó la llave de la felicidad.


11 comments:

El loco said...

está muy bonita la historia oswaldo, y es de lo más acertada no?
En cuanto al mundial, pienso que para que dos equipos van a discutir el tercer lugar, me parece absurdo, en efecto nadie se acuerda del tercero..ni del segundo, solo el campeón cuenta
Saludos

Pansy said...

Me hiciste recordar esto que cantabamos en el colegio mientras jugabamos:

"...Donde esta la llave matarile rile ron, en el fondo del mar, matarile rile ron, quien la ira a buscar??, matarile rile ron..."

Buen post Oswaldo ... en realidad es una tarea dura entender que la felicidad esta dentro de nosotros mismos, no estamos programados para eso!!!
Por aqui se hacen los mejores intentos! (digo de encontrar la llave)
Y el mundial!! ahh lamento que los portugueses no hayan podido llegar a la final, a mi entender hicieron buen papel deben estar satisfechos de haber llegado hasta donde lo hicieron... aunque ese no es consuelo para un deportista, la proxima vez sera!
Saludos Oswaldo y espero que tengas un excelente fin de semana!

protheus said...

Post multicefálico, el cual me recuerda que ser "un ganador" es una ráfaga en la vida.
Ganar es una utopía, un espejismo. Permanecer, luchar, trabajar, es para los corazones grandes.
Portugal tiene razones para sonreír y sentirse orgulloso.
La llave, amigo, no es necesaria: prueba la puerta, que Dios la tiene abierta para tí.
Un saludo.

Wari said...

A mi tambièn me dà cosita cuando veo a los jugadores perdedores y fanaticos llorando, pero bueh...asi es el deporte, tiene que haber un ganador y un perdedor. Y en cuanto a la llave de la felicidad, creo que como dice Prot, la puerta SIEMPRE està abierta, el ser humano es quien la cierra y despuès anda como loco buscando la supuesta llave para abrirla de nuevo.
Un abrazo!!

Khabiria said...

Muy bueno el post para reflexionar....yo siempre he creido que somos responsables de nuestros actos y que cada acción de hoy (buena o mala) repercutirá mañana en nosotros mismos...creo que Dios nos manda al mundo con las puertas abiertas y nosotros no lo entendemos, para mi la llave es Dios :-)
Un abrazo Oswaldo

Oswaldo Aiffil said...

Hola a todos! Esto es sabiduría india, milenaria. Me encantó compartir la historia con ustedes. El libro es maravilloso. Hace unos meses comenté otro de los relatos. Yo creo en el destino. Como dice el poeta Rubén Blades: si naciste pa` martillo del cielo te caen los clavos. La felicidad son momentos que uno vive, donde sale lo bueno que tenemos adentro y se comparte. Un abrazo a todos!!

samadhi said...

SI YA SE QUE LE GUSTA MUCHO MI NOMBRE JEJE GRACIAS POR LA NOTA DEL POST ESPERO QUEDAR SELECCIONADA GRACIAS POR EL APOYO

Roswell Joselin said...

Oye muy bueno tu articulo, a mi me aprece que el triunfo de la Francia esta mericida porque jugaron muy bien, pero al mismo tiempo lloro cuando veo la cara del equipo perdedor, mi esposito me dice que debe ser por el embarzo que estoy susceptible....

Oswaldo Aiffil said...

Hola Samadhi (bello nombre una vez más), Hola Roswell, bienvenida a mi blog! Gracias por sus comentarios, son realmente apreciados. Un abrazo! Oswaldo

TaMyKa'S sPot! said...

qué lindo el post!! me gusto mucho la historia, del ftubol no opino porque no me gusta jajajaja...yo feliz de que hoy se acabe el mundial... El hombre se ciega para encontrar la felicidad aún estando al alcance de sus manos... un abrazo !! chauu!!

Oswaldo Aiffil said...

Hola Tamy!!! Que bueno que viniste. Por la hora del comment se nota que no estabas viendo la final :-( Gané una quiniela de un millón que hice con una amiga que tampoco sabe nada de futbol, estoy feliz por eso, le ganamos a los "expertos", ja, ja, ja! Un beso!