Saturday, February 04, 2017

2017: aires de cambio


Mi primer relato del 2017 llega así de tarde. Ya es febrero. No está Obama en la Casa Blanca. Todo parece estar cambiando a muy alta velocidad. Ojalá sea para bien.

El año comienza como una locomotora de vapor que se encontraba detenida en la estación. Ni siquiera he escrito los propósitos del año, que ya era costumbre. No conseguí la agenda de Valentina Quintero (no salió a la venta), que era donde las escribía. Comienza con cambios este 2017.

Si algo no cambió fue mi pasión por la lectura. Gracias a Dios hay bastante material en el inventario de lecturas. Tengo grandes expectativas como todos los años. No quiero adelantar.

Quiero vivir nuevas experiencias. Pisar terrenos donde nunca antes me haya asomado. Dejar mi huella. Volar alto. Mirar desde arriba, donde todo parece diferente. Pensar. Pensar mucho. Liberar peso muerto. Dejar entrar nuevos aires a mi vida.

Soy de los que cree que la vida está formada por ciclos de siete años de duración cada uno. En esos ciclos se viven cosas que cambian bastante entre uno y otro. Hagan un ejercicio mental y describan su vida entre el nacimiento y los siete años. Luego entre los siete y los catorce, y así. Si se fijan bien en los acontecimientos vitales verán que hay hechos fundamentales. Ocurrencias enmarcadas en cada período que nos cambian como personas. Los ciclos no son exactos. Puede que empiecen antes o después, pero se nota el cambio en los períodos. Cada siete años.

Estoy en un momento de cambio. Y necesito algo de meditación. De repente salgo al Roraima o al Kukenán a llenarme de su energía. A sentarme en su cima a dejar lastre y a recibir buena vibra para lo que viene. Voy a planear el viaje. Ya les contaré de esa experiencia vital.


Entretanto quiero que sepan que los llevo siempre en mi mente. Gracias infinitas a los que permanecen en esta casa que pronto cumplirá doce años. Bienvenidos los que vienen de visita. Siéntanla suya. Se toman un tecito, relajados. Voy a estar pasando con mayor frecuencia a dejarles relatos reales y de ficción. A contarles sobre lo que leo. Los quiero. 

*Imagen www.mfaucher.com

2 comments:

Jone Miren Asteinza said...

Hola, Oswaldo, hacía tanto tiempo que no me pasaba por este tu blog. Bueno, a decir verdad, no me paso ni por tu blog ni por ningún otro. He estado muy ocupada escribiendo un libro de relatos que una editorial muy seria me ha publicado. Como comprenderás estoy muy, pero que muy contenta.

Ya he tenido dos presentaciones, la primera, aquí en Barcelona, en el Ateneu de Sant Cugat y la otra en Madrid, en La casa del lector.

Te dejo el enlace del nuevo blog titulado "dos libros de relatos" https://doslibrosderelatos.blogspot.com.es/
En este blog puedes leer todo lo acontecido desde que se publicó el libro.

Espero que te interese y te pases por el blog, aunque solo sea por curiosidad, por chafardería que decimos por aquí.

Un beso muy grande

Nerim

Oswaldo Aiffil said...

Hola Mirentxu! Qué gusto me ha dado venir y verte por estos lares. Además saber que ya tienes dos libros publicados. Para nada me extraña porque siempre creímos que era posible. Me pasaré por tu blog a enterarme. Con calma y con cariño, como bien te mereces. Un beso enorme.