Saturday, January 10, 2009

¿Quién eres?


Te vi llegar y tuve la sensación de que ya sabía que venías. Me miraste y esa mirada quedó grabada para siempre en mis pupilas. No era una mirada como cualquier otra. Era tu mirada. La mirada. Cesó la búsqueda. Eras tú. Apareciste de la nada. Y yo te esperaba, te buscaba en el laberinto que era mi vida.

A partir de allí los días se hicieron diferentes. Tomaron otro brillo. No pude explicarlo, ni convencer a nadie de que era así. Se multiplicaron las veces en las que miraba al cielo azul en el día, y a las estrellas en las noches. Allí me quedaba absorto. Y cuando fijaba la mirada en ese cielo iluminado por las estrellas, allí estaban tus ojos, mirándome de nuevo, cuidándome, como protegiéndome, porque si, desde ese día me siento protegido, resguardado, cobijado y muy contento de saber que existes.

Hay una especie de déjà vu cuando te miro. Un sentir que ya te conocía de antes y por eso te buscaba, buscaba tu preciosa mirada en muchos ojos que pasaron frente a mí, y que yo sabía que no eran los tuyos, no los reconocía en los míos.

Tu sonrisa celestial es reflejo de tu dulzura, de tu carisma, de lo que estás hecha. Sin ella no soy nada, la necesito como un elíxir vital, como el viento a las copas de los árboles cuando desea dejarnos su melodía, su sonido ininteligible. Y en eso eres espléndida, son millones de veces en que esa sonrisa me ha dado calor de hogar, y en cada uno de esos momentos vuelvo a tener la certeza de que es todo lo que deseo para estar feliz.

No sabes cuánto te soñé cuando no habías llegado, cuánto te pensé, cuánto te reflejé en las tibias aguas del mar, en el cielo hermoso de Caracas en diciembre, en las hermosas montañas de Aragua, que parecen sábanas al viento con un verdor de manzanas, en la expresión ingenua de una niña del páramo de los Andes venezolanos, en un mango multicolor de Maracay en temporada, en un ramillete de hortensias cubiertas de rocío en el Avila.

Y el destino me tenía reservada una sorpresa. Me acerqué. Me miraste. Y eso fue todo. Una mirada bastó para saber que la vida si tiene sentido.

Muchos años después me sigues regalando tus miradas. Y no me queda más que dar gracias a la vida. Y el déja vú. Ese que me hace preguntarme ¿quién eres? cuando me reflejo en tu preciosa mirada, tan familiar ahora como entonces...
Imagen: www.photoshoptalent.com

19 comments:

Capochoblog said...

Que bonitoooooooooo!!!

Tu relato me dejó una sensación de seguridad que me encanto :))))

(los reyes por poco me demandan, me dijeron que tuvieron a los camellos varadisisisisimos frente a tu puerta con los lotes de besos que te envié pero que usted no les abría porque andaba emparrandado... aja, que me dice a eso?)

Muacksssssss!!!

lulane said...

Qué bonito Oswaldo!!! con mucho sentimiento... en fin... sin palabras... me encantó! Felicitaciones por ese don que tienes para escribir

Un abrazo

Luisa

Miguel Pinto said...

Amigo Oswaldo. Esa persona debe ser muy especial, que produce en ti tantas sensaciones bonitas, tú te mereces encontrar personas así, intensas y que dejen recuerdos.

Un abrazo y mis mejores deseos.

Lycette Scott said...

Hola Oz, por fa cuando puedas pásate por mi blog que necesito ayudar para difundir algo...es importante..
Besos amigo

EUCHY said...

Wow!!!
Esto no tiene desperdicio. Que belleza, Oswaldo.

Un fuerte abrazo y que esa mirada de ilumine siempre. SIEMPRE.

El loco said...

Amigo, una vez más me sorprendes, esa faceta romántica no te la conocía...que rico es tener quien nos inspire tan bonitas letras...
un abrazo de este su amigo trastornado

Oswaldo Aiffil said...

Hoooolaaaa Naaaanyyy beeellaaaaa! Gracias! Sobre los reyes, jajaja, tuvieron suerte de que no los asaltaran, los besos me fueron entregados íntegramente y me hicieron muy feliz! No te envié mi cargamento con ellos porque sabía que con esa indumentaria no pasarían de inmigración jajajaja. Como siempre con la gente del Antonov, de tu exclusividad!

Hola Luisa linda! Full inspiración ese relato de ficción, aunque usted no lo crea jajajaja! Beso inmenso Luisa!

Michele, caro amico, grazie tanti! Y de usted pienso lo mismo. Ya Beny está al tanto de tu ofrecimiento. Comenzó el countdown. Un gran abrazo amigo!

Hola querida Liz! Muy importante la causa, y ojalá no se quede en muestras en los blogs y la gente se apersone en la clínica y deposite su contribución. Michelle es muy linda y merece vivir. Por mi parte me acercaré y dejaré mi donativo en cuanto pueda. La terapia es muy costosa y sin seguro es peor el asunto. Este es un año donde todos debemos poner manos a la obra social, y aqui se presenta un buen ejemplo, esta dama joven que merece vivir. Pasaré por la clínica Liz, gracias por avisar!

Hola linda Euchy! Gracias, gracias! Que los ángeles digan Amen!

Hola señor Loco! Muchas gracias por sus palabras cuerdas jejeje. Y si que lo es jejeje. Un gran abrazo!

VIRCAL said...

hey! Muy interesante tu blog. Me gustan tus escritos, son muy buenos!

Alleta said...

Oswaldo, que lindo esto. Para mi las miradas son muy importantes, me gusta que hablen. Se ve que esta te hablo muy bien!!!=)

Oswaldo Aiffil said...

Hola Vircal! Bienvenido eres a esta casa virtual que te recibe con los brazos abiertos. Ya sabes que esta, en adelante, será tu casa cuando tengas a bien venir por estos lares de Dios. Un abrazo y gracias por los conceptos!

Hola querida Alleta! Los ojos son el espejo del alma de cada ser. Y sí que habló bien jajajaja! Un beso linda!

Benedetto said...

Caro amico; esperemos que el amigo Michele mueva los relojes màs temprano que tarde. Boston Bakery està in attesa!

De las emociones?. Tu sabes expresarlas en MACRO; de eso no cabe la menor duda!

Salve a tus letras!



Saluti!

beatriz said...

agradable sorpresa hermanito...

Dick Ackermix said...

Este escrito es genial.. y de una belleza extraordinaria, felicitaciones, provoca copiarlo para releerlo de vez en cuando. Saludos.

Oswaldo Aiffil said...

Hola Caro amico! Gracias, muchas gracias! Por Michele esperaremos, se que el vendrá más temprano que tarde y conversaremos de lo lindo. Un gran abrazo Beny!

Hola hermanita! Me alegra tanto que te haya gustado! Un beso grande!

Hola Dick! Thank you so much! Me halagan tus palabras. Un abrazo amigo!

Waiting for Godot said...

Que maravilloso Oswaldo. Dichosa ella y tu por tenerse. Un beso.

Oswaldo Aiffil said...

Hola Waiting! Y dichosa tu también. Y todos los que encuentran el amor. Un beso tierna Waiting!

IMAGINA said...

Qué delicia poder vivir, sentir, amar, de esta manera.
Que aparezcan unos ojos que nos muevan el piso, que nos aceleren los latidos.
Amigo, qué belleza ese sentimiento.
Espero que sea totalmente compartido♥

Oswaldo Aiffil said...

Hola Mon cherie Rosalie! Si que es una delicia. Si te digo que el relato es mera ficción se que no vas a creerme jajajaja, lo se por tu instinto de mujer jajaja. Un beso!

Silvia said...

Lo que mas me gusta querido amigo, es que el tiempo no parece haber modificado los sentimientos eso si es maravilloso!!

Besos

Silvia