Monday, January 02, 2006

MI VIDA EN JAPON, CAPITULO II


Una vez ubicado en el Hotel Intercontinental de Yokohama, bajé y me dirigí al Queens Tower, un centro comercial situado justo al lado.

Pude palpar de cerca la modernidad de Japón. Me encontraba en el distrito "Minato Mirai" o puerto del futuro, especialmente diseñado para lo que se vislumbraba sería la Yokohama del siglo XXI. Fui a cenar en un restaurante indio, cosa rara pero fue lo mas familiar que encontré para comer ya que no podía leer ni entender nada de japonés y tampoco me atrevía a probar todavía.

En ese mismo centro comercial está ubicada "Landmark Tower", el edificio mas alto de Japón y en lo alto hay un mirador donde puedes ver Yokohama a 360 grados.

Como llegué sabado por la tarde, me levanté temprano el domingo y tomé un trén en la cercana estación Yokohama y me dirigí hacia Kamakura (sugerencia de algunos amigos que habían visitado Japón anteriormente), una de las antiguas capitales de Japón junto con Kyoto, Nara y Edo (actual Tokyo). Situada aproximadamente a una hora en tren al sur de Yokohama, en la prefectura de Kanagawa. Alli se encuentra la estatua de bronce del Gran Buda, la segunda mas grande de Japón, sólo superada por la que se encuentra en el templo Todaiji de Nara. Dicha estatua fue inaugurada en 1252 y originalmente se encontraba dentro de un templo que fue arrasado por un tsunami en el siglo XV.

Alli tuve una experiencia interesante. De tanto caminar por los templos budistas y santuarios shintoistas de Kamakura (El budismo y el shintoismo conviven y son las principales religiones de Japón), olvidé en un puesto de souvenirs todos mis paquetes con recuerdos comprados durante el recorrido y sólo me percaté de ello cuando fui a tomar el tren de vuelta a Yokohama. Corrí mas de cinco cuadras hasta el sitio donde supuse habia dejado los paquetes y alli mismo, muy sonriente, estaba esperandome la dependiente del puesto de souvenirs, quien muy amablemente y a pesar de la dificultad generada por mi poco conocimiento del lenguaje procedió a entregarme todas mis pertenencias que habia guardado cuidadosamente hasta que yo volviera por alli.

El japonés es HONESTO por naturaleza y el robo practicamente es inexistente en Japón hoy en dia. Lo puedes ver en las comisarias de policia donde estan publicadas las fotografias de algunos malhechores (que existen como en todas partes) pero son las mismas fotos amarillentas que ves en todas las comisarias de todas las ciudades, con las mismas caras, es decir que no son muchos los que se dedican al robo en este bello pais.

Otra cosa: el japonés no acepta propinas, es mas, podría llegar a ser un insulto si se insiste en ello. Ellos consideran su deber atenderte y hacer su trabajo y la mejor recompensa es tu satisfacción personal.

El lunes comencé mi trabajo en la compañía JGC Corporation, nuestro socio japonés en un proyecto petrolero y el trato fue muy profesional y amigable de parte de mis socios japoneses. Se trabaja durísimo, de sol a sol y con muchísimo afán. Practicamente no se detienen sino para almorzar, si es que no siguen trabajando mientras comen. Ese mismo afán es el que se ve en las mañanas en las estaciones de trenes donde ocurre una verdadera lucha por abordar vagones congestionados para estar en las oficinas y fábricas a tiempo.

Como estuve hasta mediados de septiembre tuve tiempo de ir a conocer lo que considero la ciudad mas fascinante vista por mis ojos, la milenaria y llena de historia Kyoto, patrimonio cultural de la humanidad según la ONU, capital de Japón hasta 1868. Por su alto valor cultural e histórico no fue bombardeada durante la segunda guerra mundial por la aviación norteamericana.

Es una ciudad llena de magia, con un ambiente buenísimo, en la cual se encuentra el antiguo palacio imperial y muchísimos templos y santuarios, entre ellos el Pabellón Dorado (Kinkakuji), impresionante porque esta cubierto totalmente de oro que resplandece y te encandila los ojos, el Ryoanji con un jardin zen de arena y piedras que te invitan a la contemplación, el Pabellón de Plata o Ginkakuji que: oh sorpresa! es de madera y no está cubierto de plata como me imaginaba. Tambien está alli la antigua residencia del Shogun Tokugawa, el castillo de Nijo. En la entrada hay un pasillo con piso de madera que hace un ruido como de pajaritos cuando uno camina, aun cuando lo haga suavemente. Este fue diseñado de esta forma para prevenir al Shogun de cualquier intruso que pudiera acceder para atentar contra su vida.

Ir de Yokohama a Kyoto tomó dos horas y media viajando en el famosísimo tren bala o Shinkansen como es conocido en Japón. Es un tren modernísimo que puede viajar hasta a 250 kilometros por hora. De diseño aerodinámico, azul y blanco, bellísima linea, gran confort y estabilidad, incluso cuando va a velocidad de crucero. Altamente recomendable para el turista que visite Japón. De Tokyo a Kyoto se viaja en la rama Tokaido. Alli existen tres lineas de Shinkansen: el Nozomi (expreso, sólo para en ciudades importantes), el Hikari que es tambien expreso pero se para en algunos otros puntos y finalmente el Kodama que se detiene en todas las estaciones y por supuesto tarda mas tiempo entre Tokyo y Kyoto, por lo cual hay que escoger muy bien en la propia estación.

Luego de cuatro semanas regresé a Caracas (viaje de mas de 21 horas) cargado de recuerdos y sorpresas porque verdaderamente el pueblo japonés es sorprendente.

Poco tiempo despues comencé a estudiar Japonés en mi casa con libros que compré en Yokohama para aprender un poco ese dificil lenguaje y posteriormente en 2000 comencé a tomar clases con un profesor particular, o sea que ya llevo cinco años estudiando esa lengua, aprendizaje que, con todas las complejidades del idioma te puede llevar muchísimo mas tiempo porque mientras mas sabes mas quieres aprender.

Haber hecho esto me facilitó mucho las cosas cuando tuve que volver, tambien por razones de trabajo, en el año 2001. Esta vez si viajé preparado, con algo de dominio del idioma. Les contaré de este segundo viaje en la próxima y última entrega de "Mi vida en Japón". Adjuntaré varias fotografías. Tambien les contaré alli en forma sucinta sobre todas las ciudades que pude conocer con algunas peculiaridades. Japón es fascinante. Esperenlo pronto...

2 comments:

solunojo said...

hooooooooooo. tercera y última entrega creo que quedaré con gusto a poco por favor suba varias fotografías sayonara

♥LadyPaula♥ said...

Hola
Pasaba a visitarte, es bueno encontrar la segunda parte de la historia... me siento como antaño, cuando los capitulos eran pausados.
FELIZ AÑO.